Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Pago total de la tarjeta de crédito vs solo una parte

Pago total de la tarjeta de crédito vs solo una parte

Las tarjetas de crédito son muy cómodas para hacer tus compras. Su funcionamiento es muy simple, ya que pagas un producto o un servicio, el banco lo descuenta de tu línea de crédito y cuando termina el periodo debes pagar el importe total de lo que gastaste. 

Dentro de ese funcionamiento existen algunos detalles simples, como por ejemplo que después del corte de la tarjeta tienes veinte días para hacer el pago. En algunas instituciones bancarias podrías contar hasta con cincuenta días de crédito si compras un día después de la fecha de facturación.

Para lograr un mayor plazo para pagar debes tener claro:

  • La fecha de corte de tu tarjeta.
  • La fecha límite de pago.
  • El monto a pagar. 

En caso de fallar en este plan y no hacer el pago completo o no pagar nada, se te cobrarán los intereses correspondientes por el monto adeudado. En este caso no podrás usar tu tarjeta.

Alternativas de pago

El funcionamiento de los plásticos bancarios es tan sencillo que incluso puedes no pagar el total de lo gastado en el mes, ya que existen dos modalidades extras: 

  • El pago mínimo.
  • El pago para no generar intereses.

En ambos casos puedes seguir usando tu tarjeta de crédito sin problemas. La diferencia radica en que el pago mínimo es el monto más pequeño aceptado por el banco para que puedas seguir haciendo uso de tu plástico, mientras que el pago para no producir intereses contempla todo lo gastado en el periodo que se está contando.

¿Qué tipo de pagador eres tú?

Principalmente están los que hacen el pago total de la tarjeta de crédito (los totaleros) y están los usuarios que hacen el pago mínimo de la tarjeta de crédito. Reconócelos a continuación:

  • Pagar una parcialidad. Los que hacen solo el pago mínimo de la tarjeta de crédito se están endeudando y los intereses que generan sus plásticos pueden afectar su salud financiera. En este caso es importante tener claridad de los intereses que se generan con las compras y evaluar su conveniencia o no. Si estás dentro de este grupo, puedes usar una calculadora de pago de intereses que te ayude a tomar la mejor decisión. 
  • Hacer el total del pago. Por otro lado, los que hacen el pago total de la tarjeta de crédito tendrán siempre el total de su línea disponible y no se preocuparán por los intereses, manteniendo así una buena salud financiera y una calificación crediticia favorable. Debido a esto podrán optar a otros financiamientos más grandes como un crédito automotriz o un hipotecario.

Todo depende de tu estrategia de uso del dinero, pues aunque quieras ser totalero, no siempre podrás lograrlo y para esos momentos tendrás la calculadora de pago de intereses. 

En ocasiones no es posible cumplir con el total de lo gastado y no es negativo pagar un poco de intereses por el dinero que se financia, una vez que los hayas calculado en tu App BBVA. Lo importante es que regreses al sendero de la buena salud financiera y la planificación consciente.