Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
mujer con tarjeta de credito

¿Qué pasa si cancelo mi tarjeta de crédito?

Algunas personas se preguntan si se puede cancelar una tarjeta de crédito, y si es recomendable o no hacerlo, pues bien, aclaramos algunas de esas dudas a continuación. 

Cancelar una tarjeta de crédito es una decisión muy válida y personal, y por supuesto, es un derecho que tienes como tarjetahabiente; pero si estás por tomar esa decisión, vale la pena considerar algunos aspectos antes de hacerlo, pues puede terminar no siendo lo más adecuado pensando en tus objetivos financieros a largo plazo. 

¿Qué pasa al cancelar mi tarjeta de crédito?

Al cancelar tu tarjeta de crédito NO se anula tu historial crediticio, si es que tu motivo para hacerlo es porque no cuentas con el mejor historial hasta ahora. Debes de saber que toda transacción financiera que hagas o dejes de hacer se registra, por lo que no se eliminará tu historial, solo se registrará que dejaste de tener actividad financiera. 

Si la única tarjeta que tienes es la que quieres cancelar, te recomendamos no hacerlo ya que podría ser perjudicial para tu historial crediticio. En este caso lo más aconsejable es mantenerla activa y aprender a manejarla de la mejor manera, pagando servicios y cosas esenciales, para que vayas mejorando tu historial crediticio poco a poco.

El historial crediticio te sirve por si en un futuro: a mediano o largo plazo, deseas tramitar un crédito de mayor relevancia, como un auto o una casa. Si muestras un buen manejo de tus tarjetas de crédito es muy fácil que te autoricen cualquier tipo de crédito y la cantidad de dinero sea la que tú deseas y no esté limitada. 

Si tal vez tienes 3 tarjetas de crédito y solo quieres quedarte con dos, en ese caso no habría ningún impacto al cancelarla, mientras lleves un buen manejo de las otras, ya que tu actividad financiera en crédito seguirá registrándose con las otras tarjetas. Algunos expertos recomiendan tener 2 tarjetas de crédito, una para compras y pagos de servicios, y otra para emergencias. 

Recuerda que una tarjeta de crédito la puedes usar en caso de emergencia, si requieres comprar o pagar algo y no cuentas con efectivo. Por lo que vale la pena considerar la decisión de cancelar una tarjeta, pues si tienes alguna emergencia, tendrías que solicitar un crédito y ajustarte a una serie de requisitos, en muchas ocasiones sencillos, pero nada más sencillo que tener ese dinero ya aprobado y al alcance de tu cartera. 

Además, una tarjeta de crédito tiene múltiples ventajas, ya que puedes aprovechar promociones, descuentos o meses sin intereses en algunas compras; algunos servicios solo aceptan pago con tarjeta de crédito, y las compras en línea son más seguras si las haces a través de una tarjeta digital generada de tu tarjeta de crédito.

Vale la pena considerar los motivos por los que ya no quieres tu tarjeta de crédito y ver si esa decisión beneficiará tus finanzas o por el contrario, podría perjudicar tu historial crediticio. Si decides hacerlo basta con llamar a la línea de tu banco y solicitar la cancelación, recuerda que no se puede cancelar una tarjeta con saldo deudor, por lo que primero deberás de liquidar tu deuda y posteriormente proceder al trámite. 

Desde BBVA esperamos que tomes la mejor decisión para ti, para tus finanzas y para tus planes a futuro.