Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cómo desarrollar los buenos hábitos financieros en los niños?

¿Cómo desarrollar los buenos hábitos financieros en los niños?

Al principio, administrar tu propio dinero no es tarea fácil.. Seguramente, las primeras veces que recibiste algunos pesos, fue gracias a la generosidad de tus abuelos o si tuviste más suerte, en forma de una mesada que te entregaban tus padres.

El desafío de saber administrar el dinero

Como era tu dinero, probablemente tus padres te entregaron uno que otro consejo sobre qué hacer con ese efectivo, pero difícilmente te dieron una cátedra sobre buenos hábitos financieros porque eras solo un niño.

Según un estudio de la Universidad de Cambridge, entre los tres y siete años de edad, los niños son capaces de entender nociones económicas y comenzar a formar hábitos financieros que les durarán de ahí en más, por lo que son un conocimiento clave para su futuro.

¿Cómo desarrollar buenos hábitos financieros en los niños?

Existe bastante información sobre finanzas para niños en internet. Estos conocimientos puedes asimilarlos y traspasarlos a tus hijos para que empiecen desde temprano con buenas prácticas como son el ahorro y la administración consciente del dinero.

Revisa a continuación algunas lecciones de finanzas para niños que te pueden ser útil en casa:

  • La planificación es clave. Planear una compra de alto valor durante meses puede ser algo sencillo para ti. ¿Pero cómo podría un niño hacer esto, si su concepto de tiempo es muy vago? Puedes usar una alcancía e ir depositando, junto a él, pequeños montos de dinero de manera constante para lograr un objetivo: por ejemplo, comprar una figura de acción.
  • Enseña con tu ejemplo. Es difícil que a un niño le interesen los movimientos bancarios de tu app o que se siente contigo mientras haces un presupuesto para el hogar. Por eso, los ejemplos financieros que él aprenderá son más cotidianos: elegir la opción de café más conveniente al hacer el súper o no exagerar en la compra de golosinas. Ese tipo de situaciones son más fáciles que queden guardadas en su memoria.
  • Llévalo de compras contigo. Las experiencias más significativas para los niños son aquellas donde son personajes principales y no secundarios. Si los llevas de compras y en el proceso les cuentas cómo eliges los productos que necesitas cuidando siempre la relación precio-calidad y no comprando cosas innecesarias, podrán aprender en primera persona sobre buenos hábitos financieros.
  • Cultiva la paciencia. Hay un refrán que dice “no siempre puedes obtener lo que deseas” y que es muy útil para transmitírselo a los más pequeños. Por eso, si tu hijo quiere algo que tal vez se escapa de tus capacidades financieras, no te endeudes para comprárselo, sino que aprovecha el momento para enseñarle que no siempre puede obtener lo que quiere. Esto le ayudará a valorar lo que ya tiene y de paso, desarrollar su tolerancia a la frustración.
  • Tomar malas decisiones es parte del aprendizaje. Si les diste un domingo y no pasó ni un solo día cuando descubriste que ya se gastaron todo el dinero en golosinas o algún juguete que al poco tiempo ya no les llama la atención, en vez de darles un poco más dinero para el resto del mes, deja que ellos mismos descubran el peso de tomar malas decisiones. Al interiorizar esa situación, aprenderán el valor que tienen las cosas y lo pensarán dos veces antes de gastarse su mesada.

Hay muchas otras formas de enseñarles buenos hábitos financieros a tus hijos, una de esas maneras también puede ser con tu propia experiencia.

Finanzas del hogar para niños

En los ejemplos reales de tus propias finanzas también existe mucho aprendizaje, por ejemplo:

  • Deja que tus hijos te vean pagar algunos gastos fijos, hacer inversiones, muéstrales los movimientos que haces con tu aplicación bancaria, revisa junto con ellos el presupuesto mensual y paga tus impuestos frente a ellos. No es necesario tener unas finanzas perfectas para hacer todo esto.
  • Si estás tratando de salir de una deuda de tu tarjeta de crédito, es una gran oportunidad para ser honesto acerca de tus errores y para enseñarles lo importante que es tener buenos hábitos financieros.

Como puedes ver, hay muchas maneras de desarrollar buenos hábitos financieros en los niños, y si necesitas más refuerzos, puedes aprovechar de ver algunos regalos con los que aprenderán más sobre finanzas.