Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Conoce cómo funciona un seguro de estudios

Una carrera universitaria en nuestro país puede generar un costo de $30,000 o, en algunos casos, ascender hasta los $900,000 dependiendo si la institución es pública o privada, la duración de la carrera y la especialidad elegida. 

Poder costear una cantidad como esta se vuelve un tanto complicado para los padres de familia, es por eso que ahora existe un seguro de estudios que ayuda en gran medida a mantener una vida financiera saludable y al mismo tiempo ofrecer una educación de calidad para tus hijos. 

Entender cómo funciona y en qué otros casos puedes usar este ahorro escolar te facilitará la vida y en un futuro estarás agradecido por haberlo contratado.

  • Lo primero que debes de saber sobre este seguro de estudiantes es que el ahorro es la parte más importante para garantizar esa educación, la cantidad es mínima, ya que se puede hacer desde $2,800 de manera mensual y ahorrar hasta por 15 años. La cantidad que vayas ahorrando podrá ser ocupada en libros, material, colegiaturas, uniformes y todo lo relacionado con el tema educativo de tus hijos. 
  • Si este hábito te resulta complicado lo único que necesitas es pensar en el futuro y fijarte una meta para lograr tus objetivos de ahorrar.
  • Una de las mayores ventajas de contar con este seguro de estudiantes es que si, como padre de familia, llegas a perder tu trabajo de manera inesperada puedes disponer de cierta suma de dinero para poder lleva tu vida de manera normal mientras puedes reubicarte en tu vida profesional. 
  • En caso de que llegues a faltar, tus hijos beneficiados podrán recibir una suma mensual que los ayude con sus gastos escolares y personales, este apoyo lo recibirán durante el plazo que se haya contratado el ahorro escolar.

Actualmente 720,000 jóvenes dejan de estudiar por falta de recursos, no permitas que tus hijos formen parte de esta estadística y bríndarles las herramientas para que puedan cumplir sus propios sueños.