Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Hacienda te devuelve los intereses que pagas por tu casa?

Una vez que concluiste el pago de tu hipoteca, inicia los trámites de liberación siguiendo estos pasos para que tengas tu carta de liberación lo antes posible.

Cuando terminas de pagar tu crédito hipotecario, antes que nada, debes liberar o cancelar tu hipoteca. Esto se debe a que el inmueble que pagaste se quedó como garantía de pago durante el tiempo que duró el crédito. 

Si aún estás pensando "ya terminé de pagar mi crédito hipotecario, ¿y ahora qué hago?", debes recordar que al inicio, cuando firmaste el contrato de crédito hipotecario, tu casa adquirió un gravamen (obligación que indica que la propiedad se encuentra comprometida), que debe cancelarse ante el Registro Público de la Propiedad.

Este trámite tiene un costo que depende del estado en el que se encuentre tu casa y del notario público que certifique.

3 pasos para liberar de gravamen tu propiedad

1.Tramita la carta de liberación 

Contacta a la institución con la que firmaste la hipoteca para que les informes que liquidaste tu crédito y quieres la cancelación de tu hipoteca. 

Te deben proporcionar asesoría para que presentes: la escritura del crédito, una identificación oficial (INE o Pasaporte) y el nombre del notario, el número de la notaría y la entidad en la que se realiza el trámite. La institución escribirá una carta de cancelación de hipoteca dirigida al notario, donde le avisará que el gravamen fue liquidado y se puede dar inicio al trámite de una nueva escritura sin adeudos. En caso de que tu designes al notario, también deberás solicitar una carta de finiquito. Ve por la carta que deberá estar lista en un plazo no mayor a 7 días hábiles.

2. Elige al Notario 

Cada institución financiera, pública o privada, tiene sus procedimientos para este trámite, sin embargo, todos coinciden en la necesidad de un notario que certifique el término de la deuda. Es recomendable preguntar por los notarios que trabajen con la institución en la que hiciste el trato.

El Banco entregará una carta de no adeudo, mientras que el notario elaborará la escritura de cancelación de la hipoteca y recabará las firmas de los representantes legales de la institución con la que contrataste el crédito e ingresará la inscripción de la liberación de hipoteca en el Registro Público de la Propiedad.

Una vez que la liberación de hipoteca quede registrada, el notario te entregará una escritura con un nuevo registro.

3. Recoge tus documentos de liberación 

Una vez que concluyas los trámites, las instituciones financieras deben entregarte las escrituras de tu propiedad libre de gravamen, en un máximo de 60 días hábiles después de que realices el último pago de tu crédito.

Considera que si usaste un crédito cofinanciado con el Infonavit o el Fovissste, la cancelación de la hipoteca empezará hasta que las instituciones involucradas hayan liquidado su parte del crédito.

Si persisten las dudas y aún tienes la pregunta, "ya terminé de pagar mi crédito hipotecario, ¿y ahora qué hago?" puedes obtener información mucho más detallada en las sucursales de BBVA México, llamando a Línea BBVA o al Centro de Atención Hipotecario, donde nuestros asesores podrán orientarte para que no tengas ningún cuestionamiento al respecto.

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Cuáles son los gastos iniciales al comprar una casa?

    Conoce los gastos iniciales al comprar una casa y las herramientas que te permitirán tomar de manera informada y responsable, la mejor decisión para tu familia.
  • Hacienda te devuelve los intereses que pagas por tu casa

    En los créditos hipotecarios los intereses que pagas por tu casa son deducibles de impuestos. Conoce cómo funciona el proceso.
  • Remodela tu casa con un crédito hipotecario

    ¿Pensando en remodelar tu casa? Un crédito hipotecario es una excelente opción para financiar este tipo de proyectos.