Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

¿Hacienda te devuelve los intereses que pagas por tu casa?

En los créditos hipotecarios los intereses que pagas por tu casa son deducibles de impuestos. Conoce cómo funciona el proceso.

Es posible que una de las razones que te detengan para tomar la decisión de adquirir una casa a través de un crédito hipotecario sean los intereses. Pero ¿qué pasaría si supieras que puedes deducir los intereses que pagas por tu casa a tu favor en tu declaración anual de impuestos y pagar menos dinero de contribuciones?

El reembolso es posible, solo debes saber qué tipo de contribuyente eres. Si ganas menos de 400,000 pesos al año, la empresa o institución para la que trabajas se encargará de hacer tu declaración anual a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) y, por lo tanto, la devolución será a través del área de Recursos Humanos.

Sin embargo, para cualquier otro régimen de personas físicas, la responsabilidad de presentar la declaración anual corre por cuenta del contribuyente.

Deducir intereses de hipoteca

Al contratar un crédito hipotecario para comprar una casa o departamento, se pueden hacer deducciones de impuestos iguales a los intereses reales aplicados en el crédito. 

La deducción está prevista en el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), que establece que la parte que puede ser deducible del crédito hipotecario son los intereses reales que pagaste durante el año. Se puede aplicar esta deducción de intereses reales que se pagan a entidades bancarias y a los organismos de vivienda, como el Infonavit y el Fovissste.

No olvides que los intereses reales se obtienen del cálculo de restar la tasa anual de la inflación al interés efectivamente pagado. El único problema es que con una inflación anual alta, deducirás menos.

¿Cómo puede devolverte Hacienda un porcentaje de interés que pagas por tu casa?

Los intereses que pagas por tu casa los debes incluir al momento de hacer la declaración anual ante el SAT. Si necesitas ayuda, asesórate con un contador. Recuerda que una de las condiciones para hacer efectivo el reembolso es que el monto total del crédito no exceda las 750 mil unidades de inversión (UDIs), es decir, aproximadamente 4.5 millones de pesos, pues el valor de la UDI se modifica periódicamente.

La devolución de los intereses reales también está sujeta a un límite de deducciones. Solo puedes deducir los intereses reales de tu crédito hipotecario si el monto de los intereses, más la suma de las otras posibles deducciones que incluyas en tu declaración anual, no sea superior al 15% de tu ingreso anual o a 5 salarios mínimos generales.

Uno de los requisitos indispensables para el reembolso de los intereses es un documento llamado “constancia de intereses”, que debes pedir al banco o institución con la que hayas contratado el crédito hipotecario. Este comprobante fiscal es la constancia del monto de los intereses reales que has pagado como contribuyente.

No te preocupes: la solicitud de este documento es muy sencilla, pues se hace directamente con las instituciones de crédito.

Es recomendable que realices esta solicitud antes del 30 de abril, que es la fecha límite para la presentación de la declaración anual. De esta manera, en caso de que el SAT valide que el requerimiento de devolución está en orden, podrás recibir el reembolso durante los siguientes 5 días hábiles.

En caso de que dos personas contraten el crédito hipotecario, la devolución se hará al titular y al coacreditado. Si son cónyuges, ambos pueden hacer la deducción.

No los dejes pasar, ¡dedúcelos!

Aunque el pago de intereses sea el único gasto que vayas a deducir, es recomendable que lo hagas pues un crédito hipotecario normalmente dura entre 5 y 20 años y, la mayoría del tiempo, pagas más de intereses de la hipoteca que del capital, por lo que la deducción te puede llegar a ser muy atractiva. Recuerda que es importante contar con la asesoría de un especialista que te pueda dar apoyo de acuerdo con las leyes fiscales vigentes.

¿Qué quieres aprender?

  • Tasa y plazo son conceptos importantes para administrar tu crédito hipotecario. ¡Aprende más y cuida tu dinero!
  • ¿Tienes deudas? Por su tasa de interés competitiva, un crédito hipotecario es una buena alternativa para pagarlas.
  • Atender cada una de las obligaciones de tener auto que enlistamos puede ayudarte a cuidar tu salud financiera y salvaguardar tu patrimonio.