Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Paga tus deudas con un crédito hipotecario

Si te estás preguntando cómo pagar deudas sin adquirir más ni poner en riesgo tu patrimonio, la solución es solicitar un crédito hipotecario.

Si debes dinero a un banco, una institución financiera o un conocido, estarás preguntándote cómo pagar deudas sin poner en riesgo tu patrimonio.  Una de las mejores formas para saldarlas es solicitar un crédito que puedas pagar a plazos fijos y que te permita recuperar tu estabilidad económica lo más rápido posible.

Existen diferentes tipos de préstamos que puedes solicitar para saldar tus adeudos, uno de los más adecuados es el crédito hipotecario. 

¿Qué es un crédito hipotecario? 

Es dinero que te presta el banco o una institución financiera para que compres una casa o realices remodelaciones en tu hogar. Es común pensar que este crédito solo puede ser utilizado para estos fines, pero no es así. 

Lo puedes usar para comprar un terreno y construir una casa, reparar o remodelar tu hogar y tener liquidez, es decir, disponibilidad de dinero en efectivo.

¿Por qué utilizar un crédito hipotecario?

La ventaja de solicitar un crédito hipotecario para saldar tus deudas es que tiene una tasa de interés más baja que la de un crédito personal o la de una tarjeta de crédito.

Otra ventaja es que los plazos que te ofrecen para devolverlos son más amplios en comparación con los de cualquier otro crédito. Esto te permitirá recuperar tus finanzas personales con mayor rapidez y estabilidad. Además, cuando si tienes la oportunidad, puedes hacer pagar anticipados o liquidarlo sin penalizaciones. 

Finalmente, al saldar todas tus deudas con un crédito hipotecario, tu historial crediticio obtendrá una mejor calificación, lo que posteriormente te permitirá acceder a otro tipo de créditos o instrumentos financieros. 

¿Qué requisitos piden?

Para poder acceder a un crédito hipotecario debes ser mayor de 25 años, tener una antigüedad mínima de tres meses en tu trabajo actual, contar con un seguro de vida y un seguro de daños al inmueble. Lo más importantes es que tengas un buen historial crediticio. 

Además, necesitarás presentar una identificación oficial, un comprobante de ingresos y un comprobante de domicilio. 

Antes de solicitar un crédito hipotecario para pagar una deuda, analiza cuáles son tus ingresos mensuales y cuál puede ser tu capacidad de pago mensual. De esta forma, te asegurarás de que podrás cumplir con tu pago puntualmente, pues de lo contrario generarás comisiones e intereses por pagos tardíos que aumenten tu deuda. 

Ahora que sabes cómo pagar deudas con un crédito hipotecario, puedes acudir a una sucursal de tu banco para informarte en mayor detalle, además de conocer las tasas de interés y comisiones que te ofrecen. 

También te podría interesar

  • Meta Ahorro

    • Inicia tu ahorro desde $4,000
    • Plazos de 3 a 36 meses
    • Abona desde $100 al mes
  • Hipoteca Bancomer Fija Pago de Pasivos

    • Obtén hasta un 6% de gastos notariales financiados.
    • Solicita créditos desde $50,000.00.
    • Benefíciate de pagos y tasa fija durante el plazo del crédito.
  • Crédito de nómina

    Puedes obtener un préstamo con beneficios exclusivos, si tienes tu nómina en BBVA.

    • Sin comisión por apertura
    • Tasa de interés fija preferente
    • Trámite fácil y rápido

¿Qué quieres aprender?

  • ¿Tienes deudas? No caigas en pánico

    Las deudas pueden ser un dolor de cabeza si no se cuenta con la estrategia para resolverlas.
  • Opciones para pagar tus deudas

    Descubre cuáles son las mejores opciones para pagar tus deudas y contar de nuevo con una buena salud financiera.
  • ¿Cómo obtener un crédito?

    Si no sabes cómo obtener un crédito bancario, no te preocupes, en este artículo te contamos los aspectos más importantes para tener en cuenta al momento de contratar uno.