Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Antes de solicitar una tarjeta de crédito debes aprender a manejarla

Una tarjeta de crédito es una herramienta muy útil para hacer transacciones financieras; te ofrece múltiples beneficios que puedes aprovechar, como promociones en tiendas o pagos diferidos, además de los propios de cada tarjeta, mismos que pueden facilitar tu administración financiera, claro, siempre y cuando, cuentes con la información necesaria para manejarla de forma óptima.

¿Cómo manejar mi tarjeta de crédito?

Antes de adentrarnos al manejo, es fundamental entender cómo funcionan las tarjetas de crédito, ya que una de las principales ventajas es que no es necesario disponer de efectivo. Este tipo de tarjetas te permite recurrir a cierto límite de crédito autorizado, el cual funciona prácticamente como un préstamo, y puedes hacer uso de este como mejor te convenga; posteriormente es necesario liquidar la deuda con la institución bancaria respetando siempre las fechas convenidas.

Ahora que sabes a grandes rasgos cómo funcionan las tarjetas de crédito, antes de solicitarla, toma en cuenta los siguientes puntos para lograr un manejo responsable de tu tarjeta de crédito y tener una mejor experiencia.

  • Lo más importante al manejar una tarjeta de crédito es determinar como principal objetivo mantener el control de tus deudas; para tener éxito en esta tarea es muy importante estar pendiente de tus fechas de corte y pago para evitar comenzar a generar intereses.
  • Una excelente forma para hacer los pagos en tiempo y evitar cargos, es configurar la domiciliación bancaria para que se realiza el cargo por el monto total mensual de forma automática, o hacer los pagos dede la app sin salir de tu casa. 
  • Consulta periódicamente los movimientos para identificar si hay algún cargo que no reconoces, de ser así, de inmediato contacta a tu institución financiera para realizar una aclaración.
  • Descarga la aplicación de la institución financiera donde tengas tu tarjeta, de esta forma te será más fácil consultar los movimientos e incluso te permitirá realizar acciones como poner un límite diario de gastos o apagar temporalmente tus tarjetas para mantenerlas más seguras.
  • Conoce tu tarjeta. Consulta con detenimiento y asegúrate de comprender todos los términos y condiciones de la tarjeta solicitante, si tienes dudas consúltalo con el banco, ya sea en línea, por medio de la app, por teléfono o acude a cualquiera de las sucursales.
  • Revisa tu registro antes de hacer una compra para no exceder tu límite de crédito, de lo contrario podrías ser acreedor a una multa, si deseas extender tu crédito es mejor solicitarlo directamente con el banco. 
  • No te comprometas con un pago mensual mayor a tus ingresos.
  • Si tienes pensado hacer alguna compra, aprovecha las promociones de meses sin intereses que ofrecen las tiendas, de esta manera mantienes tu cuenta activa y construyes un historial favorable para aumentar tu crédito a futuro o adquirir créditos hipotecarios o de cualquier otro tipo.
  • Aprovecha los programas de recompensas y la acumulación de puntos para obtener mayores beneficios. 
  • Recuerda informarte y revisar las diversas opciones de tarjetas, hay quienes creen que acceder a una es muy complicado por los requisitos, sin embargo, puedes solicitar una tarjeta de crédito sin checar buró, sin tener historial crediticio, con o sin anualidad, en fin, las opciones son muchas.
Ahora sí, estás listo para solicitar la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades y aprovechar de inmediato los beneficios de hacer transacciones.