Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
7 propósitos de año nuevo para mejorar tus finanzas

7 propósitos de año nuevo para mejorar tus finanzas

Toma en cuenta estos propósitos de año nuevo para mejorar tus finanzas y alcanzar tus metas.

El año nuevo es un muy buen momento para decidir cómo mejorar tu vida. Se trata de una excelente oportunidad para tomar decisiones financieras que puedan ayudarte a alcanzar tus metas, ya sea aumentando tus fondos para cuando te jubiles o ahorrando dinero para el enganche de una casa.

Si no pudiste cumplir los propósitos que te planteaste el año anterior, no importa: la buena noticia es que cada 365 días tienes una nueva oportunidad. A continuación, podrás revisar algunos propósitos para año nuevo que te ayudarán a mejorar tus finanzas.

Propósitos de año nuevo para mejorar tus finanzas

  1. Prioriza tus deudas. Haz una lista de tus deudas y organízalas por la tasa de interés anual más alta. La idea es que puedas hacer un plan para pagar primero aquellas que te cuestan más. Recuerda que no es de mucha ayuda empezar a planear otras metas de año nuevo mientras aún pagas mucho en intereses.
  2. Calcula tu patrimonio neto anual. Tus propósitos para año nuevo no tienen que ser un dolor de cabeza; puedes empezar con saber cuánto dinero tendrás durante los próximos 12 meses. Haz una lista de tus activos (lo que posees), súmalos y luego resta tus pasivos (lo que debes) para determinar tu patrimonio neto. Lo importante es poder ver una tendencia ascendente y si no la hay, analizar qué cambios puedes implementar.
  3. Crea un presupuesto. Cuando se trata de tus finanzas, puedes verlo como un flujo de efectivo: lo que entra y lo que sale. Ahorrar e invertir durante los años en los que trabajes, debería generarte un aumento de patrimonio, pero para lograrlo tienes que saber cuánto gastas, lo que eventualmente te permitirá alcanzar tus metas. Crear tu presupuesto puede ayudarte a construir tu hoja de ruta y a mantenerte en el camino correcto.
  4. Prepárate para emergencias. Crea un fondo de emergencias, con una cantidad de efectivo que puede ir de tres a seis meses de gastos esenciales; reserva ese dinero en una cuenta de ahorros que te dé una tasa de interés sin riesgo. El fondo de emergencia puede ayudarte a cubrir gastos inesperados, sin tener que vender tus activos para sobrevivir o endeudarte.
  5. Optimiza tu cartera. Es normal que compartas el objetivo de obtener buenos resultados en tus inversiones, pero debes estar preparado para invertir; busca ahorrar para juntar el capital necesario para hacerlo. Si ya lo haces, crea un plan que te ayude a mantenerte en la ruta del éxito, con un horizonte de inversión que hayas decidido de acuerdo a tu tolerancia al riesgo. Asigna activos a tu estrategia con los que te sientas cómodo y busca la combinación de acciones, con bonos y otras opciones más líquidas. La diversificación reduce los riesgos y es un factor crítico para alcanzar tus metas.
  6. Protege tu patrimonio. Un buen plan financiero puede verse truncado si sucede un imprevisto. Por eso, considera la protección que te puede entregar un seguro para cada aspecto que deseas cuidar, por ejemplo, tu vida, tu casa, tu auto o tu salud. No olvides que debes preocuparte por lo que harán tus dependientes en caso de que no puedas tomar decisiones sobre tu dinero, sea por fallecimiento o por enfermedad. Recuerda informar a tus beneficiarios de estas contrataciones, especialmente para tus cuentas de jubilación y seguros de vida.
  7. Actualiza tus metas de año nuevo. Cada vez que percibas un cambio será momento de actualizar tus metas hacia un objetivo más a largo plazo. No importa si no has alcanzado el final de año, una meta puede cambiar en caso de que el desempeño sea mejor que el esperado o, por el contrario, que las cosas se compliquen y tengas que aplicar algunos ajustes para sortear los imprevistos; de todas formas, la idea es que actualices tu plan y vuelvas a encaminarte.
No importa cuáles sean tus propósitos de año nuevo, la clave es hacer la lista y apegarse a ella. Finalmente, recuerda que no tienes que hacer todo a la vez; hay muchas cosas que puedes ir alcanzando poco a poco, pero siempre con el objetivo de mejorar tu salud financiera. Da un paso a la vez, ahorra para tus metas y logra un verdadero progreso este nuevo año.