Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Por que fracasan los negocios pequeños

¿Por qué fracasan los negocios pequeños?

Descubre por qué fracasan los negocios pequeños y evita los errores más comunes en tu emprendimiento.

Las pymes representan el 99% del sector privado en México y gracias a ellas, existe el 52% del empleo en el país. Sin embargo, alrededor del 33% de las nuevas empresas fracasan en el primer año y solo un 35% sigue funcionando luego de 5 años. Por eso, es clave que sigas algunos consejos para emprender un negocio y estés al tanto de los retos más comunes que podrías enfrentar al arrancar un proyecto.

Estas son algunas de las causas más frecuentes del por qué fracasan los negocios pequeños:

Mal manejo de las finanzas y flujo de caja

Este es un problema muy común, pero cada empresa lo sufre en diferente medida. Hay algunas que tienen pocas ventas, otras padecen de costos altos, errores en la contabilidad, procesos ineficientes, entre muchos otros problemas. Este error se debe a que en algún punto de la planeación de negocios, no se consideraron algunos detalles que suceden en la práctica y por lo tanto, el flujo de caja se salió de control.

Procesos no establecidos

Estandarizar procesos es tan necesario en las empresas como vender. Un negocio no se puede dar el lujo de hacer cada vez las cosas de manera diferente, siempre tienen que llevarse a cabo todos los procesos de manera eficiente y con el menor costo posible; la estandarización permite tener los costos bajo control.

  • Solución: documenta los procesos más importantes y preocúpate de que todos los sigan.

Problemas en el precio y mix de productos

El precio y los productos o servicios que ofrezcas son un área clave para determinar el éxito de un emprendimiento. Tu empresa puede funcionar “como reloj” pero si el mix de productos que ofreces no es el indicado, o el precio no está bien calculado, tu negocio no prosperará, puesto que no está resolviendo una necesidad al mercado o lo hace a un precio incorrecto: puede ser muy caro o, peor aún, muy barato.

  • Solución: investiga las tendencias para conocer lo que necesitan tus clientes y compara tu precio con el resto de los competidores.

Equipo de trabajo incorrecto

Piénsalo de manera simple: cada persona que contrates debe contribuir al crecimiento de tu empresa. Puesto que la mano de obra es el costo fijo más alto, esa persona debe justificar con ganancia lo que le pagas; de otra forma, solo estás regalando el dinero. Es cierto, un buen dueño de negocio tiene que aprender a delegar responsabilidades, pues de lo contrario, ningún empleado estaría justificado dentro de la mente del emprendedor.

  • Solución: evalúa de forma objetiva y constante la gestión de tus colaboradores.

No adaptarse a los cambios

Las empresas tienen que tener la posibilidad de cambiar para adaptarse a los mercados. Por definición, un mercado no es estático, es decir, que siempre tiene variaciones, por lo que es esencial que como empresario estés al pendiente de los cambios que se producen en el entorno. Si detectas un cambio y logras adaptarte rápidamente, le llevarás la ventaja a la competencia. Si eres el último, puede que tu empresa sea parte de los negocios que fracasaron.

Consejos para emprender un negocio

Como puedes ver, para salvaguardar tu negocio es necesario que analices qué factores pueden ponerlo en peligro y cómo puedes manejar o evitar por completo cada obstáculo.

Recuerda controlar la liquidez en todo momento, pues quedarse sin dinero para funcionar es el mayor riesgo que enfrenta una pequeña empresa, pero que puede ocurrir si no tienes claridad de los números: cuántos ingresos se generan, la cantidad que necesitas vender para cubrir los costos y el dinero que requieres para continuar operando.