Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal
Imagen decorativa

¿Cuánto cuesta contratar a la persona equivocada?

Contratar a una persona es un proceso complicado que requiere analizar la situación debido a que una contratación no exitosa puede resultar cara para una empresa.

Las contrataciones de personal son un tema complicado para las empresas, pues involucran una serie de acciones por parte de diferentes áreas involucradas y muchas veces no se contempla cuánto cuesta contratar en México.

Parece que es un tema simple: se identifica la necesidad de contratar más manos para ayudar en las labores diarias, se define un perfil, se publica la vacante, se reciben los currículos, se les hace una serie de entrevistas y/o pruebas de aptitud, se escoge al que se piensa que es el mejor candidato y se le contrata.

Sin embargo, en la realidad, el tema no es tan sencillo como seguir una serie de pasos. El problema es que una mala selección puede afectar de muchas formas a la empresa. Primero, las malas contrataciones cuestan dinero a las empresas. Después, un mal reclutamiento de personal afecta las dinámicas del equipo de trabajo y pone en serios riesgos a la empresa.

 

¿Cuánto cuesta contratar en México?

Es simple y común pensar que la contratación de un empleado es un proceso sencillo, que sólo involucra el salario y las prestaciones de los empleados. Sin embargo, existen otros costos relacionados con las contrataciones como las capacitaciones, las prestaciones sociales y la inversión en equipos.

En términos simples, al salario de un empleado habría que agregarle, al menos, las prestaciones de ley como las vacaciones pagadas, la prima vacacional y el aguinaldo. También hay que considerar las cuotas del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), las aportaciones al Infonavit y las del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).

Se estima que, además del sueldo, las prestaciones de ley equivalen a un 15% extra, a lo que habría que sumarle otro 16% adicional en conceptos de cargas sociales, por lo que contratar a un empleado equivale anualmente a la suma de sus sueldos, más aproximadamente un 31% extra.

Hagamos un poco de números: imaginemos que el salario neto del trabajador que vamos a contratar es de 10,000 pesos mensuales. Según lo que hemos revisado, el costo de su sueldo anual sería de 157,200 pesos, si contamos el sueldo neto más el 31% que mencionamos.

Para las empresas, los costos por la contratación de un nuevo empleado no terminan con ese 31% extra al sueldo del trabajador, ya que para que los empleados puedan cumplir con sus tareas diarias, les deben proporcionar la infraestructura necesaria para realizarlas, y el costo por este concepto puede aumentar considerablemente el valor final. Nos referimos a cosas tan comunes como computadora, mobiliario y la luz, entre otros. Dependiendo de la empresa, puede haber un porcentaje de costo extra en servicios como agua, café o seguridad.

 

¿Cuánto cuesta contratar en México a los empleados equivocados?

Los costos que ya revisamos son los que se requieren en caso de cualquier contratación, buena o mala. Sin embargo, existen otros costos difíciles de contemplar, pues implican que la selección de personal no fue la correcta. 

Dentro de estos costos, podemos encontrar algunos que no son tangibles a simple vista, como los que se derivan de la rotación de personal y las capacitaciones, que implican el desgaste físico y mental de los otros colaboradores del área. Incluso, podrían considerarse los costos que se incluyen en la baja productividad del profesional durante el periodo de adaptación a su nuevo puesto. 

Según información de la agencia Hays, una mala contratación puede costarle a la empresa entre 1.8 y 2 veces el salario anual de ese empleado. Es decir, que una mala contratación, según el ejemplo del empleado de los 10,000 pesos netos, sería de entre 282,960 pesos y 314,400 pesos por año.

Otro rubro al que se debe de sumar costos son los que se relacionan con la búsqueda de los candidatos. Este costo administrativo es variable, ya que puede realizarse a cargo del departamento de recursos humanos o contratarse un servicio que realice la búsqueda. En el primer caso, puede que el costo sólo incluya la publicación de anuncios, pero en el segundo caso el costo podría elevarse considerablemente, al considerar entrevistas y exámenes de habilidades y psicotécnicos.

En este tipo de gastos es complicado hacer una relación en porcentaje, debido a que los costos estarán en función de la especialidad e importancia del puesto, así como de la capacidad del empleado para adaptarse a la cultura de la empresa y las necesidades específicas del puesto.

 

El desafío para las PyMEs

Las malas contrataciones afectan directamente a las empresas, sin embargo, son las PyMEs las que sufren en mayor medida de ellas. El primer problema que enfrentan es que no cuentan con departamentos de recursos humanos, por lo que la selección de personal puede implicar nuevos costos.

Para que tanto las PyMEs y las empresas más grandes no incurran en gastos innecesarios, se deben desarrollar estrategias cuidadosas para la selección de personal, que permitan encontrar a los perfiles correctos. Además, el proceso de inducción debe ser estandarizado, de tal forma que la curva de aprendizaje sea lo más breve posible.

¿Qué quieres aprender?

  • Si eres una mujer emprendedora revisa estos consejos que te ayudarán a lograr el éxito en tu nueva empresa.
  • Si quieres evaluar tus opciones de préstamos sobre escrituras en bancos, es necesario que te informes sobre sus diferencias y para qué los puedes usar.
  • Para ahorrar mejor, conoce algunos conceptos básicos y útiles consejos para cuidar tu dinero y mejorar tu vida.