Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Planeación financiera: embarazo y gastos de un bebé

Planeación financiera: embarazo y gastos de un bebé

Conoce todo lo que deberías saber para una adecuada planeación financiera y así prepararte para todo lo relacionado con los gastos de un bebé.

Tomar la decisión de tener un hijo es un momento crucial en la vida de las parejas que buscan formar una familia. Sin duda, habrá muchos factores a tomar en cuenta antes de decidirse por esta opción y uno de los más importantes tiene que ver con hacer una correcta planeación financiera para el embarazo y los gastos de un bebé. 

Es esencial planificar para este importante hito en tu vida y saber cuál es el momento ideal para tener un bebé. Aparte del aspecto económico, también es importante combinar el aspecto profesional de la pareja.

¿Qué considerar antes de tomar la decisión de tener un bebé?

Traer un bebé al mundo debe ser un motivo de alegría para ti y tu pareja, y también para sus entornos más cercanos. Sin embargo, antes de tomar esta decisión, es importante considerar todos los aspectos relacionados con tener un hijo y cómo esto cambiará el estilo de vida que tenías hasta ese entonces. 

Factores que se deben tomar en cuenta en la decisión de ser padre o madre

  1. Estado de tu relación. Es importante analizar el estado de tu relación de pareja antes de tomar la decisión de tener un bebé, ya que la dinámica de ambos afectará de manera significativa. Si es una relación fuerte y comprometida, ese bebé crecerá en un ambiente óptimo que favorecerá su desarrollo y traerlo al mundo puede ser una muy buena idea.
    1. Edad y estado de salud. En el último tiempo, es cada vez más frecuente que las mujeres decidan posponer la edad para ser madres. Si es la opción que están analizando como pareja, es importante que consulten a un médico para que los guíe en el proceso y les entregue recomendaciones al respecto. Si tienes la decisión de tener un bebé ya tomada, es recomendable considerar desde ese momento un seguro de salud durante el embarazo.
  2. Situación financiera. Es un aspecto importante al momento de tomar la decisión de ser padre o madre. Es ideal tener una buena salud financiera en la aventura, porque los gastos de un bebé desde su nacimiento a sus primeros años de vida pueden ser muy altos. Es recomendable hacer un presupuesto y ponerse una meta de ahorro con mucha anticipación, para así tener la tranquilidad financiera suficiente para los próximos años.
  3. Estilo de vida. Otro de los factores a considerar es el tipo de vida que llevas. Un bebé necesita constante atención y mucha dedicación, por lo que no puede ser una decisión tomada a la ligera y se deben planificar muy bien todos los detalles relacionados con su cuidado.
  4. Desarrollo profesional. Lo ideal es tratar de compatibilizar el tener un hijo o hija con el aspecto laboral y profesional. Si bien existe un consenso que en esta época es más factible tener un bebé y volver al trabajo que en el pasado, aun así, a veces las actividades laborales hacen difícil esta parte, por ejemplo, cuando el trabajo incluye constantes viajes fuera de la ciudad. Por otro lado, en la actualidad el home office es cada vez más utilizado, lo cual puede permitir contar con mayor tranquilidad.

Planeación financiera para tener un bebé

La llegada de un bebé es uno de los momentos más importantes en la vida de una persona. Sin embargo, además de esa alegría, hay que prepararse en varios aspectos para recibir al nuevo integrante de la familia, sobre todo en la economía personal. Es aquí donde una planeación financiera es crucial para mantener en control las finanzas del hogar.

Entre las recomendaciones para este momento tan especial, se encuentran: 

  • Considera un plan de ahorro. Si bien la idea es tener un fondo de ahorro para este acontecimiento, también se trata de ahorrar en forma general en los diferentes aspectos de tu vida. Recortando algunos gastos y tratando de ser más consciente con el uso del dinero, podrás afrontar de mejor manera los gastos de un bebé y no perder tu tranquilidad financiera.
  • Haz un presupuesto. Es importante que seas capaz de elaborar un presupuesto detallado con todos los gastos que podrías tener desde ahora hasta por lo menos los primeros años de vida del bebé. Así podrás tener un estimado de cuánto dinero necesitarás y analizar las opciones de financiamiento en caso de requerirlo.
  • Mantén control de tus deudas. Tener una situación financiera sana es primordial antes de embarcarse en el desafío de tener un bebé y todos los gastos que esto conlleva. Por eso, la recomendación es tratar de poner en orden todas tus deudas e intentar deber lo menos posible antes de asumir los costos de ser padre o madre.

Consejos de ahorro para prepararte para la llegada de un bebé

Ten presente que tener un bebé afectará el estado de tus finanzas personales. Sin embargo, existen algunas maneras para disminuir este impacto económico y eso se logra mediante una planificación a largo plazo. 

Entre los consejos que te permitirán ahorrar para la llegada de un hijo o hija se encuentran:

  • Toma un seguro de salud. Uno de los aspectos esenciales para tener tranquilidad financiera es contratar un seguro de salud que cubra desde el embarazo hasta los primeros años del bebé. Al hacerlo, podrás cubrirte de los múltiples gastos médicos que ocurrirán en ese periodo y que incluyen consultas, exámenes, hospitalizaciones, entre otros.
  • Aprovecha las temporadas de rebajas. Ya sean las ventas especiales de invierno o verano, considera estas instancias para comprar la ropa que necesitará tu bebé desde su nacimiento hasta sus primeros años de vida a un menor precio. El ahorro de dinero puede ser significativo si aprovechas las ofertas que hay en estos eventos y compras las cosas que sabes que necesitarás por un buen tiempo.
  • Compra al por mayor. Esta es una de las mejores recomendaciones de ahorro para prepararte para la llegada de un bebé. Aprovecha las tiendas que venden al por mayor y compra de esa forma pañales –que es probablemente uno de los productos donde más gastarás durante años–, leche en polvo, suplementos nutricionales y otros productos para lograr un ahorro considerable en los gastos de un bebé.
  • Reutiliza artículos. Otra de las maneras de ahorrar dinero previo a la llegada de un bebé es usando artículos que ya tuvieron un uso previo, pero que están en buenas condiciones, como por ejemplo, cunas, mecedoras, sillas de transporte para autos y bañeras, entre otros. Además de ahorrar, estarás ayudando al medioambiente al utilizar nuevamente productos que ya tuvieron un uso.

¿Cómo cuidar tus finanzas durante el embarazo?

El embarazo es una época de felicidad para la pareja, de muchos cambios y también, de bastantes gastos. Por esa razón, es fundamental estar preparado para afrontar los costos que se generarán durante este periodo, tanto para la madre como para el hogar, y evitar algunas conductas financieras que pueden ser perjudiciales. Entre estas últimas se encuentran:

  • Gastos hormiga. Son aquellos gastos de sumas muy pequeñas que puedes hacer de manera cotidiana y sin tomar consciencia de cuánto estás gastando cada mes en ellos. Como son montos bajos de dinero, por lo general no se les da demasiada importancia y pasan inadvertidos, sin embargo, estos gastos pueden afectar seriamente al presupuesto establecido y la capacidad de ahorro.
  • Compras impulsivas. La tentación de comprar cosas que no son de primera necesidad siempre está presente, sobre todo en una época como esta. Por eso, es importante mantener el control ante las ofertas inesperadas y así evitar hacer una compra impulsiva. Recuerda que tienes un presupuesto y un plan de ahorro para la llegada de tu bebé, por lo que todo lo ajeno a eso podría perjudicar tus metas establecidas.
  • Compras inteligentes. Para cuidar tus finanzas durante el embarazo siempre será importante que uses de manera apropiada tus ingresos. Analiza bien si necesitas algo antes de comprarlo, compara precios y la calidad del producto y usa el medio de pago que más beneficios te entregue. Hacer compras inteligentes es clave para mantener una buena salud financiera.

¿Cómo afrontar los primeros años de vida de tu bebé?

Una vez que el embarazo finaliza y por fin tu bebé llega al mundo, comienza una nueva etapa para tu familia. Además de las emociones de tener un recién nacido en casa, tendrás que estar pendiente de muchos aspectos para asegurar la tranquilidad familiar.

¿Qué gastos tendrá en los primeros años de vida?

  • Mientras tu bebé va creciendo, así mismo lo hacen tus gastos. Así, durante los primeros años te verás comprando constantemente artículos de primera necesidad, como por ejemplo, pañales, cremas o lociones para bebés, toallitas húmedas, talco y jabones especiales, entre otros.
  • A eso, deberás agregarle la ropa de recién nacido, que necesitará ajustarse a la estación y al lugar donde vives, además de los artículos esenciales para cualquier bebé como son: biberones, baberos, chupones, platos y cubiertos.
  • Una de las categorías donde más gastarás será en alimentación para tu hijo, ya que deberás comprar, además de lo regular, suplementos alimenticios tanto para el bebé como para la madre.
  • En el aspecto de la salud también podrán existir grandes gastos, tanto en consultas médicas, exámenes, como en medicinas que puedan ser necesarias.

Consejos para lograr tranquilidad financiera en madres o padres primerizos

Si es tu primera vez, habrá muchas cosas que irás aprendiendo en el camino, tanto en lo relacionado con la crianza del niño o niña como con las responsabilidades económicas que tendrás con tu familia. 

Sin embargo, puedes evitar el ensayo y error en el aspecto financiero siguiendo estos puntos: 

  1. Abre un fondo para educación. Este puede ser uno de los consejos de ahorro más valiosos que pueden darte. Comenzar desde el momento que nace tu bebé a guardar dinero para lo que será su etapa educativa, tanto en la escuela como en la universidad, puede ser fundamental para tu tranquilidad financiera futura. Establecer un fondo de ahorro desde el momento en que tienes al recién nacido en tu hogar puede ser la solución a una de las inversiones financieras más importantes que deberás hacer en el futuro.
  2. Sé previsor. En cualquier momento de la vida puede suceder algo que cambie radicalmente tu vida. Ya sea una complicación de salud, un siniestro automovilístico, un incendio de tu hogar o tal vez, perder el empleo. Por esa razón, es muy importante que seas previsor y te anticipes a cualquier imprevisto que te pueda ocurrir, y eso es posible con algo tan sencillo como tomar un seguro, ya sea de salud, automotriz, de tu vivienda o de educación, que le permitirá a tu hijo seguir estudiando. Ser precavido puede marcar la diferencia.
  3. Analiza tu estado financiero de manera regular. Además de ser ordenado en cuanto a los gastos y a tu planificación financiera, es recomendable que cada cierto tiempo vayas analizando el estado de tus finanzas personales, incluyendo las cuentas que pagas, las deudas que puedas tener, créditos y los gastos fijos que tienes de manera regular. Hacer ese tipo de ejercicio te permitirá saber las áreas donde estás gastando más y en cuáles puedes disminuir gastos.
  4. No pierdas de vista tus propias metas. Es natural que durante un buen tiempo tus pensamientos y atención estén centrados completamente en el bebé y sus necesidades, especialmente en el caso de las madres o padres primerizos. Sin embargo, eso no debe desviarte de lo que son tus propias metas financieras que trazaste para el futuro. Una de esas puede ser establecer un fondo de ahorro para el retiro que te permita disfrutar de una jubilación adecuada, y para ello puedes asesorarte con expertos financieros que te pueden ayudar a tomar mejores decisiones.

¿Cómo prepararse para imprevistos financieros teniendo familia?

  • Cuando tienes un bebé ya no tienes que velar solo por ti, sino que tienes a una familia a la que proteger también. Por eso, puede que tu nivel de preocupación para lo relacionado con el bienestar económico sea alto, sin embargo, existen maneras de quitarse esa carga mediante sencillas acciones.
  • Una de las maneras más efectivas para lidiar con imprevistos financieros es establecer un fondo para emergencia que pueda ser ocupado precisamente para situaciones o imprevistos que se escapan de tu control.
  • Otra de las alternativas que puedes elegir es tomar seguros, ya sea de vida o de salud, contar con este tipo de herramienta financiera te entregará tranquilidad ante eventos inesperados que puedan afectar tus finanzas personales y ayudará a proteger tu patrimonio y el de tu familia.

Enseñándole conceptos básicos de dinero

A la hora de enseñarle sobre dinero a tu hijo o hija, nunca es demasiado temprano para hacerlo. Se considera que las finanzas para niños pueden empezar desde que son pequeños y con solo algunos años pueden llegar a entender conceptos básicos sobre dinero.

Juegos básicos relacionados con dinero

Hay maneras didácticas y divertidas de enseñar finanzas para niños, sin tener que gastar dinero extra. Algunos de los juegos que puedes hacer con tu hijo para que aprenda sobre dinero de manera sencilla son:

  • Puedes enseñarle y mostrarle a tu hijo sobre todos los tipos de monedas y billetes que existen en el país, para luego, ir viendo equivalencias entre las denominaciones más bajas y las más altas. Después motívalo a crear con papeles y lápices su propio dinero con distintas denominaciones, lo que lo ayudará a procesar mejor el valor de cada uno.
  • También se puede considerar entregarle una pequeña cantidad de dinero a tu hijo como una recompensa cuando haga alguna acción positiva, como ordenar sus juguetes. Ese mismo dinero puede ser un ahorro que comience de a poco y que le incentives a guardar hasta juntar una cantidad que le permita alcanzar alguna meta.
  • Seguramente tus pequeños ya te han acompañado al súper previamente, por lo que tienen una idea de la mecánica de las compras. Puedes sacar productos de la despensa, ubicarlos como si estuvieran en un mostrador y ponerles precio, luego alternar con tu hijo o hija para que uno sea el cajero y el otro el comprador. Así aprenderán el valor del dinero y podrán desarrollar cualidades adicionales como el ahorro.

Experiencias cotidianas para fomentar conceptos de dinero

  • Los niños o niñas son por sobre todo las cosas, grandes observadores y los adultos son los modelos a seguir para varios aspectos de su vida. Por esa razón, debes estar muy pendiente de las acciones que realizas cerca de ellos donde se involucre el uso de dinero.
  • Situaciones tan cotidianas como ir al súper de la colonia para comprar algunos productos esenciales como pan o leche pueden servirte para enseñarle a tu hijo o hija sobre el valor del dinero y cómo hacer lo posible por tratar de ahorrar.
  • A la hora de pagar tus cuentas, puedes pedirle que te acompañe y usando una calculadora, ayudarte a pagar cuentas, siendo ese momento el ideal para hablarle sobre el esfuerzo que se requiere para ganar dinero y lo responsable que se debe ser con su uso.

La importancia de una cuenta digital para los más pequeños

  • En los últimos años, los pequeños han crecido familiarizándose con la tecnología y conocen sus beneficios, por lo que les resulta muy sencillo aprender sobre el manejo y el ahorro del dinero a través de la banca digital.
  • Al tener una cuenta digital para niños, podrán mejorar su capacidad de ahorro, donde podrán motivarse aún más con los hábitos de ahorro y revisar de manera constante como va creciendo el dinero que han logrado ahorrar.
  • Proponle una meta de ahorro, por ejemplo, para un juguete que realmente quiera, y motívalo a guardar el dinero para comprarlo. Puedes darle un incentivo poniendo una parte tú, si es que él logra juntar cierta cantidad del valor total.

Como puedes ver, el camino para la planeación financiera durante el embarazo así como los gastos de un bebé y lo que se requiere a medida que crece es algo posible de lograr cuando tienes buenos hábitos financieros como son ahorrar, seguir un presupuesto y prepararte para imprevistos. 

Todo lo anterior te dará tranquilidad y te ayudará a mantener una vida financiera saludable en esta etapa tan especial de tu vida.