Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
6 errores que cometen los jóvenes en sus finanzas personales

6 errores que cometen los jóvenes en sus finanzas personales

Descubre cuáles son los errores más comunes que cometen los jóvenes en sus finanzas personales y cómo evitarlos para mantener una buena salud financiera.

Seguro que más de alguna vez te has sorprendido cuando repentinamente te das cuenta de que tu dinero se está yendo demasiado rápido de tu cuenta, colocando en riesgo tus finanzas personales. 

Esto le puede pasar a cualquiera, sin importar la edad, pero son los más jóvenes quienes corren un mayor peligro al no contar con una estabilidad económica ni la experiencia para afrontar este tipo de desafíos, por eso, la educación financiera es fundamental.

Es sabido que la juventud es el momento para experimentar, aprender y crecer en todo ámbito de la vida, y las finanzas personales no son la excepción. No obstante, algunos errores pueden pagarse muy caro, por eso, si estás en esta etapa de la vida y quieres proyectar un buen futuro en tu salud financiera, es tiempo de empezar a poner atención a tus ahorros y a cómo usas tu dinero para no terminar en números rojos.

Educación financiera: aprendiendo de los errores más comunes

Cuando comienzas a ganar tu dinero y avanzas hacia tu independencia económica, te enfrentas por primera vez a la responsabilidad que significa manejar tus finanzas. Si no te enseñaron sobre el tema desde pequeño, es posible que cometas algunos errores en el camino.

Por eso, con el fin de evitar malos ratos, la siguiente es una lista con los errores más comunes que cometen los jóvenes llevando el control de sus finanzas personales. Haz todo lo que esté en tus manos para evitarlos y asegura así tu salud financiera.

1. Gastar más de lo que tienes

Uno de los problemas más comunes para algunos jóvenes es que sienten la imperiosa necesidad de hacer demasiadas compras apenas reciben el sueldo u otro tipo de ingresos. 

Claro, se siente bien tener algo de poder económico para gastar en lo que se te antoje, salir con amigos, comprar algo de ropa o ese teléfono que tanto deseabas. Pero espera un momento, respira y sé consciente de que te estás pasando. Si quieres asegurar tus finanzas personales a futuro, tendrás que poner un límite a tus comprar desde ya.

2. No tener un presupuesto

Muy conectado con el punto anterior, está el tema de la planeación financiera. Es simple, para organizar tus finanzas necesitas llevar un control de tus gastos, saber cuánto dinero usas en cada artículo y destinar un monto determinado a cada una de tus actividades. 

Para ello existen muchas herramientas que puedes utilizar, desde una simple hoja de papel hasta apps muy amigables que puedes manejar desde tu teléfono móvil y que te ayudarán a  manejar tu dinero sin gastar más de lo que ganas. Además, una cuenta digital te permitirá revisar en todo momento tu saldo y los movimientos en que has utilizado tu dinero.

3. Olvidarse de los gastos pequeños

La planeación financiera no puede excluir los gastos pequeños que haces diariamente. No sirve de nada que lleves un registro solo de tus gastos principales, como la comida o la renta del apartamento, también tienes que incluir en tu presupuesto un apartado para gastos pequeños, como el café que compras camino al trabajo o el antojito de la tienda de la esquina.

4. Uso excesivo de las tarjetas de crédito

Muchos jóvenes creen que tienen que aceptar cualquier tarjeta de crédito que les ofrezcan y así van por la vida abriendo líneas de crédito. Esto puede llegar a ser una amenaza para tus finanzas personales porque abre la posibilidad de que comiences a gastar sin control, y eso sin mencionar el riesgo que significa no conocer los montos límites, fechas de pago y tasas de interés de cada entidad bancaria. 

5. Acumular deudas en la tarjeta de crédito

¿Qué podría ser peor que tener un exceso de tarjetas? Tener deudas acumuladas en todas ellas, eso sí sería un problema. Por eso, nunca dejes de pagar a tiempo para no acumular cargos de cobranza y pon atención a la tasa de interés de cada banco.

Además, no olvides que pagar tus deudas a tiempo es excelente para tu historial financiero y te abrirá las puertas a otros préstamos importantes, como un crédito hipotecario.

6. No ahorrar para tu futuro

No creas que esa juventud y vitalidad durarán para siempre, poco a poco estás envejeciendo y si hay algo que te agradecerás a ti mismo cuando seas mayor, es haber ahorrado lo suficiente para tener un buen pasar al final de tu vida. 

Si tienes una meta que alcanzar o simplemente quieres tener un fondo de emergencia para imprevistos, será mejor que comiences incluyendo esa categoría en tu presupuesto mensual, esto es esencial para tu salud financiera.

Como ves, mantener un equilibrio sano entre tus ingresos y gastos no es fácil, por eso, es fundamental que comiences a llevar tus finanzas de manera inteligente para evitar los riesgos de la incertidumbre económica.

Pon atención a tus gastos, paga tus deudas a tiempo, no le quites la vista de encima a tu tarjeta de crédito si decides usarla y, por sobre todas las cosas, no te olvides de la planeación financiera, que es el camino más efectivo para llevar una buena salud en tus finanzas.