Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Ventajas de los seguros de vida

Los seguros de vida son instrumentos financieros que sirven para proteger, económicamente, a tus dependientes y al patrimonio que hayas construido ya sea por muerte prematura o por invalidez parcial o total.

Se trata de contratos que se celebran entre los clientes que buscan adquirirlos y las aseguradoras u otras empresas que ofertan coberturas en las cuales las aseguradoras pactan ofrecer ciertos beneficios económicos a la persona asegurada a cambio del pago de una póliza permanente abonada en periodos preestablecidos.

Los beneficios que recibirán los dependen de la cobertura que se haya contratado, pero la mayoría de las ventajas son muy similares entre toda la oferta de este tipo de herramientas.

La dinámica actual ha influenciado a muchas personas que prefieren darse gustos inmediatos en lugar de buscar la estabilidad y salud financiera futura además de contar con una estrategia que proteja tu patrimonio, vida y salud. A la larga, esta forma de vida puede volverse un problema para la solidez financiera.

Invertir en un seguro de vida es dar cierta garantía de protección del patrimonio y la seguridad y certeza económica de la familia. 

¿Cuáles son las ventajas de los seguros de vida?

Una de las ventajas de los seguros más evidentes y claras es la protección económica que se ofrece en caso de fallecimiento del titular que será entregada al beneficiario designado en el contrato del seguro por el contratante. Los seguros son la mejor inversión que ofrece tranquilidad ante cualquier eventualidad.

Algunos de los seguros de vida que se ofrecen pueden cubrir al asegurado y su familia más allá del fallecimiento. Existe la posibilidad de que contrataste una cobertura mayor, en la que puedes recibir beneficios en caso de sufrir algún accidente que te incapacite total o parcialmente e inclusive en caso de alguna enfermedad.

Recuerda que existen diferentes tipos de seguros de vida que mezclan diversas coberturas y condiciones y que se pueden contratar todos los seguros que puedas pagar.

Otra ventaja importante es que el capital que reciben los beneficiarios está libre de impuestos y de embargos. Lo que significa es que, aunque la indemnización del seguro de vida es recibida de forma íntegra, pese a que el asegurado tenga deudas.

Sin embargo, todas las ventajas de los seguros de vida vienen con el buen uso de este tipo de herramientas financieras. Por eso sigue estos consejos para poder sacar el mejor provecho de tu seguro de vida.

Ponle nombre y apellido al beneficiario (que no sea menor de edad)

Uno de los consejos más importantes es dejar muy claro al momento de firmar la póliza es quién será el beneficiario en caso de ser necesario. Lo importante es ser muy claro quién será la persona que reciba el dinero. 

No olvides que es posible cambiar el nombre de los beneficiarios de una póliza cuantas veces sea necesario y sin costo. Se recomienda que la persona que sea anotada como favorecido sea mayor de edad para evitar problemas posteriores. En este caso, se recomienda hablar claramente con el beneficiario mayor de edad, debido a que no hay forma de obligarlo a dar el dinero a los menores de edad.

La importancia de la verdad

Debes saber que el seguro de vida se firma con un contrato de buena fe, es decir que si omites deliberadamente información que pueden afectar en algo proceso, la empresa aseguradora tendrá el derecho de cancelar la póliza.

Es importante señalar que si como asegurado mientes en tus declaraciones, en caso de hacer válida la póliza, no pagarán la suma asegurada al beneficiario en caso de ser descubierto. 

Otra razón por la que se invalidan la póliza es si el asegurado participa en actividades ilícitas.

Siempre contrata el que mejor se adapte a tus posibilidades y necesidades

Como todos los productos financieros, existen diferentes tipos de seguros en los cuáles varían las pólizas y las coberturas. Todas las variaciones se pueden dar por la compañía contratante y el acuerdo que se alcance, pero esencialmente, existen los siguientes tipos de seguros de vida:

El temporal cubre por un periodo determinado, pagando la suma asegurada a los beneficiarios en caso de que fallezca durante ese tiempo. En caso contrario, no se paga nada.

El seguro de vida total es el que incluye un componente de inversión. Este tipo de productos pagan un monto acordado al inicio, si al término del tiempo el asegurado no murió. Esa suma incluye los rendimientos de esa inversión.

El seguro de vida ordinario es aquel que cubre al asegurado hasta los 99 años. Una vez que ocurra el fallecimiento o la llegada de esa edad, los beneficiarios reciben el dinero estipulado al inicio del trato. La ventaja del producto es que toda la vida de la persona estuvo protegida.