Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Antes de la temporada de lluvia, compra un seguro de auto

Para los automovilistas, la temporada de lluvias puede significar una gran preocupación por el aumento en los tiempos de traslados. Sin embargo, la mayor inquietud debe de estar generada por la siguiente cifra de Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros: el costo promedio de una la pérdida total de un auto por temas relacionados con el agua oscila entre los 125,000 pesos y los 160,000 pesos.

La temporada de lluvias representa un riesgo latente para los automovilistas, debido a que los accidentes de autos aumentan durante la temporada de precipitación pluvial, pero no sólo la falta de pericia colectiva incide en el riesgo, sino que también las inundaciones o las caídas de árbol ponen en riesgo tu patrimonio.

Contrata un seguro de auto antes de que empiecen las lluvias

Tener un auto sin seguro, además de que puede representar un riesgo por una multa (en algunos reglamentos de tránsito es obligatorio), significa arriesgar parte de tu patrimonio, puesto que más allá de la protección en contra de los accidentes de tránsito, un seguro de auto cubrirá los daños ocasionados por el agua, después de una inundación, por ejemplo.

Además de las coberturas tradicionales por colisión, daños físicos y materiales a terceros y gastos médicos para el conductor y pasajeros, los seguros de cobertura amplia incluyen protección en contra de los daños causados por elementos climáticos como granizo o las consecuencias de fuertes lluvias como inundaciones.

Asimismo, y sin importar la cobertura contratada, un seguro de auto puede apoyarte con asistencias que no tengan relación directa con algún choque o siniestro vehicular. Se trata de coberturas que contemplan apoyo vial con servicio de grúa, por si se da el caso de que tu coche se haya quedado varado en algún sitio. 

Estos servicios también apoyan a los conductores cuando, por la lluvia causa desperfectos en el pavimento y se requiere apoyo para el cambio de alguna llanta.  Aunque depende mucho de la compañía aseguradora y del tipo de cobertura que se haya contratado, debes tener en cuenta que estos servicios están asociados con un límite de uso.  

Si ya cuentas con un seguro de auto, es importante que revises si aún está vigente antes de que empiece la temporada de lluvias. Si no lo está, procura renovarlo lo antes posible y si cree que debes cambiar de aseguradora, siempre revisa cuál es el producto que se adapta mejor a tus necesidades y presupuesto.