Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Qué es la nueva normalidad y cómo afecta a tus finanzas personales?

¿Qué es la nueva normalidad y cómo afecta a tus finanzas personales?

Si quieres saber qué es la nueva normalidad, aquí podrás aprender en qué consiste y qué hacer actualmente para mantener la buena salud de tus finanzas.

La crisis mundial provocada por el COVID-19 ha tenido un impacto innegable en la economía de todos los países, generando un panorama adverso que plantea grandes desafíos para tu salud financiera. ¿Sabes qué es la nueva normalidad? ¿Has oído hablar de este concepto en los últimos meses?

La nueva normalidad hace referencia al escenario desconocido que plantea la vida en pandemia y que implica grandes cambios. Como ya te habrás dado cuenta, las limitaciones en las actividades diarias, especialmente en la movilidad, que se han impuesto en la mayoría de las ciudades están causando algunos desajustes en las finanzas de muchas personas.

Por eso, si quieres sobreponerte a esta situación y evitar problemas serios de liquidez, pon atención a las características de esta nueva normalidad y aprende cómo administrar adecuadamente tus finanzas personales.

Pandemia 2020: qué es la nueva normalidad y sus efectos en tu estabilidad financiera

Una de las principales consecuencias del contexto actual de pandemia es la inseguridad financiera provocada por la crisis económica. Muchas empresas han tenido que detener sus operaciones para evitar la propagación del virus, dejando sin empleo a personas en todo el mundo.

Solo en México, la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) con cifras recopiladas en junio de 2020 muestra que 5.6 millones de personas tuvieron que suspender sus labores sin recibir un pago, mientras que otros 4.4 millones de trabajadores perdieron o renunciaron a su empleo o cerraron su negocio.

En definitiva, la nueva normalidad es una etapa difícil para todos, por eso, hoy más que nunca es importante la educación financiera. Si todavía no tienes claro cómo mejorar tus hábitos financieros, a continuación verás algunas ideas para trabajar en la administración de tu dinero en esta nueva normalidad, con el fin de que alcances un mejor control de gastos mensuales.

COVID-19, una oportunidad para mejorar

Dicen que las crisis son las oportunidades perfectas para cambiar ¡y vaya que es cierto! Cambió tu forma de vida, cambió tu modalidad de trabajo, cambiaron tus prioridades económicas y tu forma de relacionarte con el mundo. 

Si bien es cierto que la crisis sanitaria mundial ha traído bastantes problemas a todo nivel, visto desde una arista más optimista, la nueva normalidad es la excusa perfecta para analizar qué estás haciendo bien y qué no en el manejo de tus finanzas personales.

Teniendo claridad sobre esto, podrás comenzar a pensar en una estrategia para sortear las dificultades que se presentan, pero ten en cuenta que este panorama económico te exige integrar a tu vida cotidiana nuevos hábitos de consumo y ahorro para corregir tus falencias en el manejo del dinero y construir desde ya la estabilidad económica que necesitas en tu vida.

Cómo cuidar tus finanzas en esta nueva normalidad

Una gran desventaja del escenario actual es que nadie sabe cuánto durarán estas condiciones. Por eso, las siguientes son las cinco medidas clave que debes aplicar en tu día a día si quieres mejorar tu control de gastos y reducir, así, los embates financieros de la pandemia.

  1. Sé responsable con tus cuentas. La nueva normalidad plantea la obligación de ser más responsable con tus cuentas, esto significa llevar un mejor control de gastos, limitar en lo posible el consumo y hacer un seguimiento de tus deudas. ¡Ten un rol activo en tus finanzas!
  2. Apégate a tu presupuesto. Hoy por hoy, la importancia de apegarse estrictamente al presupuesto es clave y es la forma más efectiva de evitar gastar más de lo que ganas mensualmente. Por eso, define bien a qué destinarás tus ingresos y aparta sagradamente ese dinero para cada cosa que necesites pagar en el mes.
  3. Ahorra. Si no lo estabas haciendo antes de la pandemia, llegó el momento de ahorrar. Este excelente hábito puede salvarte de muchas dificultades a futuro, recuerda que nadie sabe cuándo se puede repetir este complejo panorama financiero. Por eso, ahora es el momento perfecto para empezar a ahorrar; contar con un fondo de emergencia es algo que de seguro que vas a agradecer más adelante.
  4. Paga a tiempo tus deudas. La mejor forma de evitar que tus deudas crezcan y se acumulen aún más en tiempos de pandemia es estar muy atento con las fechas de pago. Mantener tus cuentas al día te permitirá pagar lo justo, reduciendo los costos asociados a intereses por mora.
  5. Prioriza gastos importantes. Lo principal ahora es reordenar las prioridades y reorganizar tus gastos. Define cuáles son tus gastos primordiales y cuáles son los prescindibles. Además, identifica en qué dejaste de gastar debido a la pandemia y destina ese dinero en algo más prioritario. Por ejemplo, si antes tenías que ir a trabajar a la oficina y ahora lo haces desde tu casa, te estás ahorrando una buena cantidad de dinero en transporte o gasolina, que puedes usar para cubrir otras necesidades.
Ahora que ya conoces los riesgos es tiempo de actuar, por eso, si quieres reducir la incertidumbre y mejorar tus finanzas personales en esta nueva normalidad, es clave que desarrolles buenos hábitos financieros. Infórmate bien, planifica y protege tus finanzas de los peligros externos. Fija metas de ahorro y prepara tu economía para este nuevo escenario.