Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cómo hacer una correcta planeación mensual?

¿Cómo hacer una correcta planeación mensual?

Si deseas tener un mayor control de tu dinero dentro del mes y así avanzar en el camino correcto para alcanzar tus objetivos anuales, necesitas una planeación mensual. Puedes crearla con un documento que recoja, compare y realice un seguimiento de todo lo relacionado con tus metas durante un período definido.

¿Para qué te sirve una planeación?

Uno de los objetivos de la planeación es que sepas cómo enfrentarás los diferentes retos que presente el mes, es decir, cuántos ingresos esperas recibir y la cantidad que gastarás cada semana, de tal forma de poder llevar un seguimiento ordenado. 

Otro de los objetivos de la planeación es tener una poderosa herramienta que te ayude a lograr tus metas financieras.

Pasos de la planeación mensual

Aunque hacer una planeación mensual puede no parecer emocionante, es una parte importante de mantener tus finanzas en orden. En el caso del dinero, una planeación mantendrá el equilibrio necesario para lograr las metas que te hayas propuesto para los próximos meses.

Por ello, es importante seguir los pasos de la planeación mensual que se listan a continuación:

  • Paso 1: Reúne lo necesario. Si ya tienes un plan anual, será necesario que lo tengas a la mano para revisar las metas. De esta forma puedes ver cada mes como un punto de control.
  • Paso 2: Calcula tu presupuesto. Para poder llevar a cabo actividades deberás saber con cuánto dinero cuentas. Cada peso que gastes en un rubro será dinero que no podrás usar en otro. Por ello, lo primero es saber cuánto dinero tendrás disponible ese mes. Suma todo, desde tu sueldo hasta cualquier otra actividad extra que te genere flujo de efectivo. Luego, haz una lista de gastos mensuales; es importante que puedas pensar en todo, pues cuanto más detallado sea, mejor. Si no tienes claro lo que gastarás, usa extractos bancarios, recibos, entre otros, para identificar todos sus gastos.
  • Paso 3: Asigna dinero. Cada una de las actividades que harás en el mes debe estar enfocada en lograr tus objetivos anuales: por ello, es importante que asignes el dinero que requieres para llevarlas a cabo. Recuerda que si una actividad no es esencial, es posible que debas suprimirla. Los gastos en algunos rubros pueden ser discrecionales, pero debes estar al tanto de no tomar dinero de otras actividades.
  • Paso 4: Realiza ajustes a los gastos. Si te encuentras en una situación en la que los gastos son más altos que los ingresos o que algunas actividades requieren de más dinero, busca cómo disminuir en algunas áreas. Recuerda que la planificación tiene el objetivo de conseguir tus metas, por lo que si no ves mucho espacio para reducir el dinero que sale, tal vez debas buscar maneras de obtener un poco más de efectivo mensualmente.
  • Paso 5: Revisa cada semana. Es importante que estés muy al pendiente de tus progresos y la idea es hacerlo cada semana. Si bien algunas veces los puntos de control de metas tendrán métricas más subjetivas o incluso los resultados se tardarán más tiempo unos que otros, la idea es que puedas revisar progresos cada semana. Trata de asignar esfuerzos iguales en todos los rubros; este equilibrio significa que todo está enfocado en las metas.

Una vez que ya hayas establecido tu planeación mensual, debes continuar mejorando cada uno de los pasos. Se trata de crear un hábito que te ayude más adelante en el año y que después, en los siguientes períodos, todo se alinee con tus metas en el corto, mediano y largo plazo.

A medida que avance el año, esta tarea será cada vez más sencilla y cuando te enfrentes a una decisión, tendrás los elementos necesarios en cada categoría de tu vida para analizar y realizar los ajustes necesarios para seguir en el camino correcto. De esta manera, tu objetivo al utilizar una planeación mensual debe ser mantenerte dentro de la ruta que elegiste para cumplir tus metas.