Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
5 secretos de las cuentas bancarias para jóvenes

5 secretos de las cuentas bancarias para jóvenes

Conoce los mejores secretos de las cuentas bancarias para jóvenes, que te permitirán aprovechar al máximo su uso y beneficios.

Contar con la posibilidad de tener una cuenta bancaria te abre un mundo de posibilidades. Desde endeudarte de manera responsable hasta pedir un crédito para un proyecto personal, las cuentas bancarias para jóvenes te facilitarán la vida.

Eso sí, es importante que tengas una buena administración del dinero y evites conductas que podrían afectar tu salud financiera.

¿Qué es una cuenta bancaria?

Una cuenta bancaria es un producto financiero que tiene como función guardar tu dinero para que seas capaz de administrarlo correctamente y realizar distintos movimientos con él. Además te permite acceder a créditos, inversiones y ahorros con la misma entidad.

Dentro de sus características están el acceso a una plataforma digital, la disponibilidad de varias formas de pago (como tarjetas de débito y crédito) y la liquidez instantánea para cuando requieras disponer de tu dinero.

Recomendaciones al tener una cuenta básica para jóvenes

Si bien tendrás diversas herramientas financieras disponibles al tener una cuenta básica para jóvenes, es importante que consideres algunas recomendaciones al usarla:

  • Revisa de manera constante los movimientos efectuados en tu cuenta y verifica que no existan pagos extraños o comisiones de las que no estabas enterado.
  • Ante cualquier operación anormal y que no reconozcas haber realizado, comunícate de inmediato con tu ejecutivo de cuenta bancaria y solicita una aclaración.
  • Acostúmbrate a revisar los recibos que te entrega el cajero automático al retirar dinero. Así no te llevarás ninguna sorpresa con los fondos que tienes disponibles.

5 secretos al usar las cuentas bancarias para jóvenes

Una cuenta bancaria te entrega diversas oportunidades y te permite hacer operaciones sin la necesidad de ir hasta una sucursal, pero debes conocer algunos secretos que te permitirán sacarle el máximo provecho y administrarla correctamente:

  1. Programa tus pagos. Al tener una cuenta bancaria, tendrás la posibilidad de programar de manera automática algunos pagos, como los servicios básicos o el de tus tarjetas de crédito. Así, la domiciliación de pagos evitará que te retrases en tus obligaciones. Úsala para que tus cuentas estén al día y evites pagar cargos adicionales.
  2. Revisa tus saldos. Una cuenta bancaria te permitirá tener varios productos dentro de la misma entidad, como tarjetas, créditos, cuenta de ahorro e inversiones. Lo recomendable es que vayas revisando constantemente los saldos de tus distintos productos para que sepas cuál es tu situación financiera actual y conozcas claramente cuál es tu capacidad de pago.
  3. Endéudate responsablemente. Uno de los errores más comunes que cometen los jóvenes, es creer que al disponer de una tarjeta de crédito pueden endeudarse infinitamente y en el futuro resolver sobre lo adeudado. La recomendación es analizar bien antes de ocupar ese plástico. Revisa las condiciones de la compra, el saldo que tienes disponible y el plazo en el cual podrías pagar ese monto. Recuerda que si ocupas toda la capacidad de tu tarjeta de crédito, no podrás hacer nuevas compras hasta pagar lo que debes.
  4. Aprovecha las promociones y beneficios. Algunos bancos tienen excelentes beneficios al ocupar sus productos. Por ejemplo, si utilizas de manera regular tu tarjeta de crédito, puedes entrar a un programa de recompensas que te permitirá canjear distintos productos, incluido boletos aéreos. Incluso, algunos plásticos bancarios tienen convenios con distintos comercios que se traducirán en importantes descuentos. Averigua también sobre las alternativas de pago y aprovecha si es que puedes comprar un producto de gran valor a meses sin intereses.
  5. Siempre que puedas, ahorra. Si bien las posibilidades que tienes para gastar tu dinero son innumerables, trata de pensar más en el futuro que en el presente. Si puedes apartar un porcentaje de tus ingresos y colocarlos en una cuenta de ahorro, estarás pavimentando el camino para un futuro de tranquilidad financiera. Además, si tienes alguna meta en particular, como puede ser comprar un auto o tener tu propio departamento, empezar a ahorrar cuánto antes te servirá para tener un buen enganche y cumplir más rápido esos objetivos.

Como puedes ver, tener una cuenta bancaria te permitirá hacer muchas cosas, pero es clave que implementes buenos hábitos financieros para cuidar la administración del dinero. La planificación, disciplina y orden, te ayudarán a estar al día con tus cuentas y alcanzar tus distintas metas.