Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
cómo hacer rendir el dinero

¿Cómo hacer rendir el dinero?

Descubre algunos magníficos tips de cómo hacer rendir el dinero y llega a fin de mes con tranquilidad.

Si eres como muchas de las personas a las que no les gusta la palabra "presupuesto" porque piensan que significa vivir sin dinero disponible para gastar en cosas divertidas, debes saber que tu presupuesto es tu plan de gastos, no un estilo de vida lleno de limitaciones.

Un presupuesto te permitirá vivir dentro de tus posibilidades, evitar el estrés de los problemas financieros y te dará la libertad de tomar decisiones con los recursos con los que cuentas; de hecho, te permitirá trazar el camino para ahorrar y alcanzar tus objetivos.

¿Cómo hacer rendir el dinero para llegar a fin de mes?

El punto de partida para que aprendas cómo hacer rendir el dinero con la finalidad de que llegues a fin de mes más holgadamente, es saber cómo hacer un presupuesto ajustado a tu nivel de ingresos y que te sirva para todo el mes.

  • Revisa tus gastos. Lo primero que debes revisar es que tus gastos no sean mayores que tus ingresos, y la única forma de saberlo es haciendo la suma de todo el dinero que usas en un mes.
  • Busca el equilibrio. Si gastas más de lo que ganas, deberás tomar algunas decisiones en función de disminuir lo más que puedas ese excedente y después asegurarte que tus desembolsos siempre estén por debajo de tus ingresos, para que puedas cumplir con tus necesidades y mantengas tu salud financiera.

¿Cómo administrar mi sueldo para llegar a fin de mes?

Si alguna vez has tenido dificultades financieras, sabes que los ahorros previos te pueden salvar, pero es lo último en lo que piensas al momento de administrar tus recursos. Incluso si no tienes inconvenientes, es vital que planifiques ahorrar dinero para lo inesperado, sin que ello te signifique dejar de comprar las cosas que te gustan. 

  • Crea un plan y un presupuesto de gastos. Si gastas más de lo que ganas, nunca saldrás adelante, de hecho, esa es una señal de que tus finanzas están en problemas. La mejor manera de asegurarse de que tus ingresos son mayores que tus desembolsos es hacer un seguimiento de tus gastos y luego crear un presupuesto que incluya una forma personalizada de “cómo administrar mi quincena” con la estructura que mejor te convenga.
  • Elimina la mayor cantidad de gastos. Probablemente una serie de los gastos que haces no son necesarios; es más, puedes prescindir de muchas de las cosas que compras o de los servicios que contratas. Se trata de contener tus impulsos de hacer gastos hormiga y de evitar adquirir cosas que verdaderamente no necesitas en el super y tiendas departamentales.
  • Paga tus deudas y mantente alejado de adquirir nuevas. Si quieres averiguar “¿cómo administrar mi quincena?”, pero tienes deudas, siempre te costará trabajo encontrar la forma ideal de hacerlo. Por eso, una de las mejores cosas que puedes hacer por tus finanzas es pagar todas tus obligaciones; comienza con tu deuda más cara, las tarjetas de crédito y los préstamos que te cobren los intereses más altos. Además, no adquieras nuevos compromisos, ya que de esa forma el problema solo irá aumentando.
  • Analiza tus decisiones financieras. A muchas personas les resulta muy complicado llegar a fin de mes cuando han sobrepasado su capacidad de endeudamiento, que es el máximo de deuda que pueden adquirir sin que ello afecte a su vida diaria. Si superas ese número, te darás cuenta de que se vuelve cada vez más complicado cumplir con tus obligaciones y vivir tranquilo llegando fácilmente a fin de mes.
  • Prepárate para el futuro. Llegar a fin de mes puede ser un pensamiento necesario, pero muy a corto plazo, y para que dejes de planificar solo para el día a día, tendrás que poner a trabajar tu dinero. Establece objetivos de ahorro e inversión y alcánzalos poco a poco, de forma que tus inversiones se conviertan en un poco de dinero extra al mes y tus ahorros te preparen para el futuro. Si no lo haces, siempre tendrás que depender del crédito cuando los meses se salgan de la norma.

Al principio puede resultarte difícil dejar de lado algunas compras en pro de los ahorros. Guarda una pequeña cantidad de dinero cada quincena y aumenta el monto conforme te deshagas de los gastos superfluos. ¡Te sorprenderás lo rápido que puedes acumular una buena cantidad de dinero en tus ahorros!