Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
ahorrar agua

¿Cómo ahorrar agua en casa?

Descubre cómo ahorrar agua en casa y aplica esos cambios en tu vida diaria

Saber cómo ahorrar agua es cada vez más importante, pues no solo se trata de ser amigable con el medio ambiente, sino que también te sirve para ahorrar dinero en casa.

Hay muchos hábitos para ahorrar agua que son simples de hacer, desde no dejar que el agua corra mientras te cepillas los dientes y tomar duchas más cortas, hasta esperar que tengas una carga completa de ropa antes de usar la lavadora.

El pensar constantemente cómo ahorrar agua no tienen que ser una carga mental, pues es muy sencillo encontrar algunas maneras fáciles de usar menos agua y reducir tu huella hídrica con estos consejos y recomendaciones que ayudarán en tu plan de ahorro.

¿Cómo ahorrar agua en el hogar?

Si deseas reducir tu consumo de agua, el mejor lugar para comenzar es dentro de tu casa. Dado que es donde pasas la mayor parte de tu tiempo, te brinda la mayor cantidad de oportunidades para ahorrar el vital líquido.

  • Revisa los grifos, inodoros y cabezales de ducha en busca de fugas. Te sorprenderá la cantidad de agua que puede desperdiciarse incluso con una pequeña fuga. Contrata a un plomero para reparar fugas, tanto grandes como pequeñas. Esta es una de las formas más importantes al buscar cómo ahorrar agua en tu hogar.
  • Instala una ducha de bajo flujo. Los cabezales de ducha de bajo flujo son una excelente manera de ahorrar agua y dinero. Este tipo de piezas son relativamente económicas y están diseñadas para suministrar menos litros por minuto de agua que las convencionales.
  • Instala un inodoro que ahorre agua. Los inodoros que ahorran agua usan menos litros por descarga. Reemplaza tu inodoro por uno de descarga con un menor volumen, representará un ahorro de agua al reducir el consumo que se requiere cada vez que lo usas.
  • Lava tu automóvil de manera eficiente con el agua. Ahorra agua cada vez que laves tu auto apagando la manguera entre enjuagues y usando hidro lavadoras a presión.
  • Actualiza tu lavavajillas y lavadora. Hay máquinas de ahorro de energía y agua disponibles que ayudan para un proceso más eficiente. Puede ser un poco caro al principio, pero es una inversión que te dará muchos beneficios como ahorro en el recibo de luz y agua.
  • Usa el lavavajillas o la lavadora solo cuando estén llenas. Hacer medias cargas, o pequeñas cargas de ropa suman muchos litros de agua desperdiciada. Es mucho más eficiente lavar solo cuando se llene que poner ropa en la lavadora muchas veces con una carga pequeña.
  • Crea un recolector de lluvia. Recolectar agua de lluvia es una forma fantástica de mantener tus plantas hidratadas sin gastar agua potable.
  • Riega las plantas temprano en la mañana. Hace más frío por las mañanas, lo que se traduce en usar menos agua. Cuanto más fría sea la temperatura, menos se evaporará el agua y las plantas podrán aprovechar mejor el líquido.
  • Usa una cubeta en la ducha. Mientras esperas a que salga agua caliente en la ducha, se desperdicia mucha agua. Consigue una cubeta y ponlo debajo del grifo hasta que alcance la temperatura que prefieres. Después, puedes usar esa agua para regar plantas, descargar el inodoro, o para trapear el piso. Esta es una de las mejores formas de reciclar el agua en casa.
  • Cambie tu rutina de ducha. Tomar una ducha larga todos los días es una excelente forma de gastar mucha más agua de la que crees. Puedes reducir la cantidad de agua que gastas dándote duchas más cortas o duchándote con menos frecuencia, ambas opciones son hábitos para ahorrar agua que pueden dar muy buenos resultados.
  • Reutiliza las aguas grises. Una de las mejores formas de reciclar el agua en casa, es reusar las aguas grises una vez que hayas terminado de trapear. Puedes usarla en el inodoro, por ejemplo.
  • Vuélvete consciente del agua. Estar consciente del agua que usas mientras estás en casa y fuera de ella es una forma efectiva de ahorrar agua, pues evitas desperdicios. De esta forma, comenzarás a notar cuáles son tus hábitos para ahorrar agua que mejor aprovechas.

Algunas de las estrategias más importantes para ahorrar agua, como reemplazar electrodomésticos antiguos y accesorios de plomería, cuestan un poco de dinero por adelantado, pero en realidad son una inversión que trae muchas ventajas a la larga.

Es cierto que los viejos hábitos pueden ser difíciles de romper y adaptarse a un nuevo estilo de vida consciente del agua puede ser complicado al principio. Pero cuanto más tiempo te apegues a tu nuevo plan, más fácil será ahorrar agua, dinero y ayudar al medio ambiente.