Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Para qué me sirve una tarjeta de débito?

Descubre qué es una tarjeta de débito y cómo puedes emplearla para tu propio bienestar financiero.

La tarjeta de débito se ha convertido en una herramienta esencial para la gestión de las finanzas personales y para realizar las compras diarias. Si estás interesado en averiguar para qué sirve, cómo funciona, en qué lugares puedes utilizarla y cuáles son los costos aunados a esta, te presentamos a continuación cada uno de los detalles.

¿Qué es una tarjeta de débito?

Se caracterizan por ser productos financieros con los que puedes pagar por bienes en miles de comercios en México y millones en el extranjero, además de disponer de efectivo en todos los cajeros automáticos de tu banco.

La gran diferencia con las tarjetas de crédito es que el dinero del que dispones es totalmente tuyo, no tienes que pedir prestado ni tampoco estar preocupado de que te llegue a fin de mes una factura por liquidar. Pero eso sí, deberás tener cuidado con el manejo de tu dinero y no perder de vista cuánto estás gastando al día para no quedarte sin fondos, ya que solo tienes permitido usar los recursos económicos disponibles en tu cuenta.

Con estas tarjetas obtienes más seguridad en tus transacciones económicas. Por ejemplo, te ayuda a evitar cualquier riesgo al cargar con efectivo, todo inconveniente por la falta de cambio en los comercios o simplemente para librarse de contar el efectivo a la hora de pagar, sobre todo cuando te encuentras en lugares públicos.

Entre las tarjetas de débito más comunes están las de nómina, aquellas emitidas por empresas para sus empleados con el fin de abonar su salario a esta cuenta; así como las de ahorro, enfocadas a personas que cuentan con fondos económicos mayores y desean guardarlos o buscan rendimientos.

 ¿Cómo utilizarla y en dónde?

Ciertamente, resulta sencillo comprar en establecimientos mediante las tarjetas de débito, solo deberás presentarla, esperar a que la terminal lea efectivamente la tarjeta e ingresar tu número PIN. Recuerda que debes memorizar esta contraseña que creaste, ya que te la pedirán en cada una de tus operaciones, desde compras hasta retiros.

A parte de poder emplearla en un sinfín de comercios físicos, también te facilita la compra de productos y contratación de servicios en línea. Únicamente deberás tener a la mano los datos que te solicitan, como el número de cuenta, la fecha de emisión, el nombre del tarjetahabiente y el código de seguridad. Cabe resaltar que en esta época tecnológica, debes cuidarte de los sitios web en donde compras. Para ello, checa la veracidad y confiabilidad de esa página.

Para el retiro o depósito de efectivo tienes dos opciones:

  1. Realizarlo fácilmente en cajeros automáticos, los cuales están disponibles 24/7 durante todo el año. Ideales para situaciones en las que requieras de efectivo rápido o cuando necesites realizar el pago de servicios básicos o depósitos pequeños.
  2. Acudiendo directamente a la caja de cualquier sucursal en los horarios de apertura, que por lo general están abiertos de 9 a 16 hrs. Conveniente para la disposición y depósito de montos mayores o para el pago de obligaciones fiscales.

La banca en línea

Uno de los beneficios de las tarjetas de débito reside en la transparencia de las operaciones a través de la banca en línea, en donde podrás estar al tanto de cada uno de los movimientos bancarios que realizaste. Te informa el detalle de tus gastos desde el nombre del establecimiento donde compraste hasta la cantidad total pagada. 

Sin duda, esto permite que lleves un mejor control de tus finanzas al estar enterado de tus gastos y cuáles son tus fondos disponibles.

¿Qué costos tiene para ti?

Por lo general, estas tarjetas no te cobran una cuota anual como lo hacen las de crédito; tampoco tiene un costo la consulta de tu saldo. Pero antes de solicitarla, necesitas enterarte de algunas posibles comisiones que se pueden presentar. Por ejemplo:

  • Al perderla o extraviarla, tendrás que pagar un monto por la reposición.
  • Existe un monto límite diario de retiro de tu cuenta en cajeros automáticos, el cual dependerá de tu institución financiera.
  • Si utilizas otros cajeros ajenos a tu banco, se te hará el cobro de una comisión de acuerdo al monto que retiraste.

Es aconsejable que verifiques constantemente tu estado de cuenta para identificar los gastos que estás generando o corroborar que no se haya realizado una operación desconocida. Para cualquier aclaración, será mejor que lo notifiques inmediatamente a tu banco y aclares todos los inconvenientes.

Una vez sabiendo qué es una tarjeta de débito y para qué te puede servir, estarás más cerca de lograr una salud financiera por medio del manejo efectivo de tu dinero.

También te podría interesar

  • Cuentas de débito

    Conoce todos los tipos de cuentas de débito que tenemos para ti y descubre los beneficios de ser cliente de BBVA.
  • Libretón Básico

    • La cuenta segura y accesible para administrar tu dinero
    • Realiza transferencias o pagos desde tu celular con Bancomer Móvil
    • Consulta tu saldo en Bancomer Móvil y bbva.mx sin costo
  • Cambia tu nómina a BBVA

    Cambia tu nómina con nosotros y obtén un préstamo o créditos a tasas preferenciales.

    Cambia tu nómina ¡sin costo!

¿Qué quieres aprender?

  • Diferencias entre tarjeta de crédito y tarjeta de débito

    Conoce cuál es la diferencia entre tarjetas de crédito y débito, aquí te lo explicamos.
  • Así funcionan los programas de ayuda con tu TDC

    Aprende qué son las tarjetas de crédito de BBVA: Afinidad UNAM y Comunidad IPN, que apoyan distintos programas de ayuda.
  • ¿Para qué me sirve una tarjeta de débito?

    Aprende qué es una tarjeta de débito y cómo te ayuda a administrar tu dinero.