Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

6 formas de controlar el uso del dinero desde tu celular

La mayoría de las personas sale de casa con tres elementos esenciales: las llaves, la billetera o la bolsa y el teléfono inteligente. Pero en los últimos años, cada vez más personas han optado por simplificar aún más esta combinación.

Dispositivos que hacen más fácil tu vida

Si te preguntas “¿cómo gestionar mi dinero con un teléfono móvil?”, considera que este dispositivo puede guardar tus datos financieros y usarlos para realizar pagos seguros, instantáneos y sin contacto. Si esto es así, podrías dejar la billetera o la bolsa en casa, ¿no crees?

Parece futurista, pero tu vida se vuelve más simple y segura acercando tu teléfono móvil a una terminal de pago para hacer una compra. Sin embargo, no es lo único para lo que este dispositivo puede ayudarte con respecto a tus finanzas.

¿Cómo gestionar mi dinero con mi teléfono móvil?

Probablemente ya tengas la mayor parte de lo que necesitas, solo requieres algunas aplicaciones y saber en qué lugar realizar unos cuantos clics.

  1. Información del uso del dinero. Con la aplicación de tu banco puedes tener acceso inmediato a toda la información de tus cuentas. Esto incluye las de débito y las de crédito, así como de otros servicios que tengas contratados como seguros o créditos. Además de poder acceder fácilmente, también recibirás notificaciones cuando existan nuevas transacciones de alguno de los productos que tienes.
  2. Pagos automáticos. Con la ayuda de la tecnología puedes hacer la domiciliación de servicios y cobros automáticos, lo que contribuye a que tengas un mayor control de las fechas de pagos, para que no generes saldos vencidos.
  3. Pagos móviles. La tecnología detrás de las plataformas de pago basadas en aplicaciones se llama Near Field Communication o NFC. Es un estándar de la industria y tanto Google como Apple lo utilizan para sus propios servicios. Cuando mueves tu teléfono cerca de una terminal de pago, en realidad no estás compartiendo los detalles de tu tarjeta, sino que al usar NFC, simplemente se confirma que tu dispositivo está autorizado para hacer un pago en a tu nombre usando un código encriptado. Esto significa que tu teléfono almacena la información de tu plástico de crédito de forma segura y no los comparte con terceros.
  4. Tarjetas virtuales. Con tu teléfono inteligente puedes crear muy rápidamente una tarjeta de crédito virtual, que es esencialmente una versión digital de tu plástico físico tradicional. Esta alternativa te proporciona una cuenta donde puedes agregar dinero y te permite pagar muchos servicios de la misma manera que una tarjeta que puedes tocar; obtienes un número de plástico de crédito junto con la fecha en la que vence y su código de seguridad. Todos estos elementos pueden usarse para las compras en línea, y en algunos casos, por medio de tu teléfono móvil en comercios físicos.
  5. Seguridad y protección. Una de las características más atractivas de tener tus datos bancarios en el celular, es que son prácticamente imposibles de robar o copiar. Los delincuentes informáticos pueden intentarlo, pero aunque tengan tu teléfono, es casi imposible acceder a la información, ya que las apps de los bancos piden datos biométricos para el acceso, y además tu teléfono tiene sus propios métodos de seguridad.
  6. Límites de gasto. Las aplicaciones bancarias son una muy buena opción para monitorear ciertos tipos de actividad de tus gastos, pero además puedes controlar cuánto usas la tarjeta. Este tipo de servicios te ayudan a establecer límites de gasto específicos e, incluso, apagar y prender tus tarjetas con unos cuantos clics. También son una alternativa para aquellas compañías que brindan al personal tarjetas y requieren un control de gastos personales, así como para los padres que desean restringir el uso del dinero de sus hijos.

Optimiza el uso del dinero y el control de gastos con tu celular. Sácale el máximo provecho a las plataformas y aplicaciones; ahorrarás tiempo y tu salud financiera te lo agradecerá.