Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Fijar una meta es la clave para ahorrar

Para que puedas cumplir todas tus metas de ahorro, tendrás que definir el monto y el plazo para lograrlas. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Empezar un ahorro puede resultar un paso complicado para muchas personas, sin embargo, esto se debe a que existe una falta de planificación financiera y, sobre todo, la ausencia de una estrategia que ayude a fijar metas de ahorro.

Pero ¿cómo puedes lograr tus metas de ahorro?

Lo primero que debes contemplar es si tu meta es medible y alcanzable, es decir, si al cabo de un cierto tiempo dicho objetivo se puede completar en términos económicos sin mayor problema. La recomendación para metas muy grandes es que las dividas por partes y empieces a cumplirlas por pasos pequeños. Esto te dará motivación y seguirás esforzándote para conseguir lo que más deseas.

Antes de fijar tus metas de ahorro es necesario que tengas claridad de cada uno de tus ingresos y egresos mediante un presupuesto, en donde puedas distinguir si tus gastos son necesidades o deseos y evitar que realices compras innecesarias.

Ahora bien, los pasos que debes seguir para poner orden a tus ahorros son los siguientes:

Define qué quieres lograr

Resulta difícil ahorrar si no tienes un objetivo específico, por ello, es vital que le pongas "nombre" a ese ahorro, ya sea para pagar un viaje personal o familiar, adquirir un nuevo celular, financiar un posgrado, comprar un auto nuevo o juntar para el enganche de la nueva casa.

Esto te ayudará a enfocarte en lo que realmente quieres y pensar con detenimiento cada gasto que realizas y si este afecta el ahorro que estás haciendo.

 ¿En cuánto tiempo lo quieres alcanzar?

Establece cada cuándo ahorrarás para cumplir tus metas. Principalmente, debes considerar si tu objetivo lo puedes completar a corto plazo (menos o igual a un año), mediano plazo (más de un año y menos de cinco años) y largo plazo (mayor a cinco años).

Una vez que tengas tu plazo, define si tu estrategia de ahorro la visualizas en un esquema quincenal, semanal, mensual, bimestral, trimestral o semestral. 

¿Cuál es tu capacidad de ahorro?

Ya definidos los dos puntos anteriores, es momento que puntualices la suma total de dinero que tendrás que acumular en el plazo que elegiste, teniendo un plan de cuotas que deberás cubrir para tu meta. Por ejemplo, acumular $25,000 pesos en 8 meses con ahorros mensuales de $3,125 pesos. Ten en cuenta que, al basarte en tu presupuesto podrás calcular tu nivel de ahorro sin que este interfiera con tu salud financiera y calidad de vida actual.

Cuando tienes un objetivo, un monto y un plazo, el camino que debes seguir para obtenerlo se te facilitará. Puedes lograr cuantas metas quieras, solo es cuestión de que tengas muy bien definidos tus objetivos para administrar tus ahorros.

Aunque al principio ahorrar puede ser un gran paso, dependerá de constancia, determinación y autogestión para conseguir tus metas de ahorro y ser capaz de manejar adecuadamente tus finanzas para mejorar tu futuro.

También te podría interesar

Meta Ahorro

  • Inicia tu ahorro desde $4,000
  • Plazos de 3 a 36 meses
  • Abona desde $100 al mes

BBVA Plan

Ahorra sin darte cuenta.

Abre una cuenta desde tu celular

Abre tu cuenta digital en minutos en BBVA. La forma más fácil de obtener una cuenta bancaria a través de BBVA México y sin acudir a una sucursal.

¿Qué quieres aprender?

5 recomendaciones para no exceder tus gastos

Conoce las 5 acciones más comunes que todos deberían realizar para optimizar sus ingresos y llevar una adecuada salud financiera.

Ahorrar para comprar una casa: 5 tips

Con estos 5 tips, podrás avanzar en tus metas y ahorrar para comprar una casa.

De freelancer a empresario, ¿se puede?

Cada vez es más común tener un trabajo freelance, sin embargo, también puedes dar el paso a ser un empresario.