Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Primera tarjeta de crédito: tips para usarla y no endeudarte

Primera tarjeta de crédito: tips para usarla y no endeudarte

Una vez que te gradúas de la universidad y te unes a la fuerza laboral del país, llega el momento de abrir una cuenta corriente en una entidad bancaria y junto a ello, solicitar tu primera tarjeta de crédito. 

Si tus conocimientos sobre este tipo de plástico son básicos, tal vez tengas preguntas del tipo, ¿Cómo funciona una tarjeta de crédito? O ¿Si no uso una tarjeta de crédito me cobran? Conoce las respuestas a continuación.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es emitida por una entidad financiera y con ella puedes comprar un sinnúmero de productos sin la necesidad de pagar en efectivo en el mismo momento. Para hacerlo, solo necesitas tener este plástico, presentarlo en una tienda o digitarlo en una tienda en línea.

Una tarjeta de crédito funciona de la siguiente manera: el banco emisor te facilita el importe total de lo que compraste y se lo paga en tu nombre al comercio, luego de eso, tú liquidas ese monto con la entidad bancaria en el plazo que te comprometiste.

¿Cuánto dinero tendré disponible en mi primera tarjeta de crédito?

La cantidad de dinero que te puede facilitar el banco va a depender de la línea de crédito que se te otorgó al momento de recibir la tarjeta. Ese monto –que puede aumentar con el paso del tiempo– va a depender del monto de tus ingresos, la capacidad de pago que tienes y tu historial crediticio.

Es importante considerar que esta línea de crédito funciona como un préstamo continuo o revolvente, porque se te otorga, luego lo pagas y vuelves a tenerlo disponible como en el comienzo. 

¿Si no uso una tarjeta de crédito me cobran?

Esta es una de las preguntas más frecuentes que se hacen aquellos que tienen recientemente su primera tarjeta de crédito. Si no ocupas el “préstamo” que te hace el banco de manera mensual, no se te cobrará nada. Sin embargo, debes estar pendiente de la anualidad y las comisiones que pueden venir asociadas a tu plástico bancario.

Tips para usar responsablemente una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito te abre un mundo de posibilidades, pero también de responsabilidades financieras. Por eso es importante que aprendas algunos tips para saber usarla de manera consciente. 

  • Planifica tus compras. La idea es que planifiques bien cuándo ocuparás la tarjeta de crédito y con qué fin, eso evitará que hagas compras impulsivas y que se escapen de tu presupuesto.
  • Establece límites. Una tarjeta de crédito no es una extensión de tu sueldo, por eso, debes establecer límites dentro de tu presupuesto para usarla. Ponte metas pequeñas al principio, como por ejemplo, ocupar solo un 30% de tu línea de crédito.
  • Ocúpala progresivamente. Si aún te estás familiarizando con esta forma de pago, trata de ocuparla en compras puntuales o utilizarla solo una vez durante el mes. Así podrás controlar de buena manera esta nueva herramienta.
  • Recuerda las fechas. Al ocupar una tarjeta de crédito tendrás que estar pendiente tanto de la fecha de corte (el día en que se procesan todas las compras del mes) como al plazo límite de pago, de forma que evites cargos extras.
  • Evalúa las opciones de pago. Si bien la idea es que a fin de mes pagues el monto total de lo adeudado de tu tarjeta de crédito, puede darse el caso que te sea imposible hacerlo. En esa situación, trata de abonar al menos el pago mínimo de la tarjeta y si puedes, un poco más.

Como puedes ver, tener tu primera tarjeta de crédito te permitirá contar con varias libertades financieras que antes no tenías. Lo importante es que la uses de manera responsable para que así puedas sacarle el máximo de provecho y puedas disfrutarla sin preocupaciones.