Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Cuándo se debe tomar un crédito personal?

Descubre cuándo es el mejor momento para tomar un crédito personal y aprovechar las ventajas financieras que este ofrece.

Existen varias razones por las que tomar un crédito personal resulta la mejor opción, ya que con este puedes obtener un gran apoyo para cumplir tus metas y proyectos, tanto presentes como futuros.

Un crédito personal se caracteriza por brindarte una cantidad total previamente solicitada de manera casi inmediata, con el propósito de ayudarte a cubrir el pago de tus objetivos de vida en pagos fijos y a plazos. No obstante, hay varios puntos que debes considerar antes de tomar un crédito personal y conocer cuándo es el mejor momento para solicitarlo.

 

1. Cuando tengas un plan bien definido

Antes que nada, para que las instituciones financieras te consideren como candidato para un crédito personal es fundamental que tengas una meta específica con el monto que solicitarás. Es imposible que el banco apruebe algo que no tiene pies ni cabeza. Por esta razón, requerirás crear un plan que detalle diferentes aspectos:

 

¿Cuál es tu objetivo, meta o proyecto?

Tienes que establecer un proyecto en concreto, por ejemplo, pagar tu boda, remodelar la casa, cubrir tus gastos educativos, realizar ese viaje al extranjero que tanto soñaste o comprar un auto nuevo. En realidad, este crédito no se ve limitado por tu meta personal, por eso son tan accesibles.

 

¿Cuánto dinero necesitas?

Una vez definido tu objetivo podrás determinar el capital total que requieres para cumplirlo. Por ejemplo, si ocuparás el préstamo para un posgrado, tendrás que contemplar el costo de la inscripción, los pagos mensuales, los materiales educativos que utilizarás (como una computadora), la duración del plan educativo (ya sea por dos o tres años), y hasta el aumento anual de la colegiatura. Literalmente piensa en cada detalle.

En sí, contar con un plan bien estructurado y presentarlo a los proveedores del préstamo será la pieza clave.

 

2. Cuando tu historial crediticio sea positivo

El primer requisito para que las instituciones financieras te otorguen un crédito personal está relacionado con tu historial crediticio.

Básicamente los bancos verifican que tu estado y solvencia económica sea positiva, teniendo en cuenta tu puntaje en el Buró de Crédito, ya que esto les indica si eres una persona con capacidad de pago suficiente para liquidar ese préstamo que solicitas. 

Así que, para mejorar tu puntuación, deberás empezar a gestionar tus finanzas personales y conocer cuáles son tus deudas pendientes con el fin de saldarlas y tener una mayor posibilidad de que te aprueben el crédito. Además, si no cuentas con la posibilidad de liquidar totalmente tus deudas, puedes solicitar un aumento en tu línea de crédito para que tu porcentaje crediticio disponible se reduzca.

 

3. Cuando poseas estabilidad financiera y de vivienda

Esto significa que tendrás que tener una fuente de ingresos estable y comprobable a partir de documentos, como el pago de nómina certificado por la empresa donde trabajas, tu estado de cuenta bancario, o una copia de tu contrato laboral. Entre más fuentes tengas para comprobar cada uno de tus ingresos, mayor oportunidad de que tu crédito sea aprobado.

Además, otro factor que debes considerar es que tengas una vivienda fija, es decir, puedas comprobar que actualmente cuentas con un hogar y llevas un tiempo de establecido en ese lugar. Cuando una persona se cambia muy a menudo de residencia puede malinterpretarse como un "evasor de pagos", algo que definitivamente los bancos buscan evitar.

 

4. Cuando tengas toda la documentación en orden

A la hora de solicitar un crédito personal, las instituciones te van a pedir un sinfín de documentación a la que deberás prestar mucha atención. Por ejemplo, identificación oficial vigente, comprobante de domicilio y de ingresos, entre otros más.

De hecho, la mayoría de los préstamos personales no se aprueban porque a los solicitantes les faltó presentar la información que los bancos requerían. Para ello, necesitas acudir con un asesor o informarte en las páginas en línea sobre cada uno de los documentos indispensables para aprobar el crédito.

No olvides que todo préstamo es solo una "extensión de tus ingresos" por el cual tendrás que pagar debidamente en tiempo y forma para no generar un historial crediticio negativo y cerrarte las puertas hacia nuevas oportunidades de financiamiento.

De esta manera, tomar un crédito personal te brinda la facilidad de lograr tus metas de vida, teniendo siempre en consideración todos los consejos proporcionados para saber cuándo es el mejor momento para solicitar este préstamo.

 

¿Qué quieres aprender?

  • Te mostramos cómo funciona una tarjeta de crédito y qué es la revolvencia.
  • Maneja tu primera tarjeta de crédito como todo un experto con estas recomendaciones y evita errores de novato.
  • Antes de tomar un préstamo considera las siguientes recomendaciones. Se puede pedir de forma digital y en sucursal.