Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

Un crédito hipotecario te acerca a la casa de tus sueños

Adquirir una casa es una decisión muy importante para tu vida financiera y personal, puede significar el cumplimiento de una meta pero también se podría convertir en un desequilibrio económico.

Es muy importante reconocer cuándo es el mejor momento para comprar una casa y tener muy claro qué es una hipoteca y cómo funciona.

Cuando por fin te decides a tener un nuevo hogar, existen muchos otros pasos, requisitos y decisiones que deberás tomar a lo largo de todo el proceso. Para comenzar, ¿comprarás un terreno o comenzarás a construir?, ¿prefieres una casa ya terminada?, ¿tu estilo de vida se adapta más a un departamento? No importa cuál haya sido tu respuesta a estas preguntas, para cualquier opción será necesario contar con un crédito hipotecario que te permita comenzar con este nuevo proyecto. 

Cuando comiences en la búsqueda del crédito hipotecario que más te convenga te darás cuenta que existen distintos tipos de créditos y que puedes adaptarlo a tus necesidades y capacidades de pago. 

 

Toma en cuenta que al decidirte por comprar un terreno y construir tu casa el proceso será mucho más largo, desde un principio debes verlo como un objetivo a largo plazo por el que trabajarás mucho, pero verás su recompensa más adelante. Una de las grandes ventajas de esta opción es que eres libre de decidir cada detalle de tu nuevo hogar: número de habitaciones, distribución, los acabados; sin embargo, es posible que para todo esto debas contratar a un arquitecto que te ayude a darle forma a tus ideas y que aunque genera un gasto más, sin duda será algo que valdrá la pena. 

 

Si optas por adquirir una casa o departamento ya terminados aún serás libre y podrás decidir la decoración que más te guste y así acercarte a tener tu hogar soñado. 

 

Sin importar cuál sea tu decisión el crédito hipotecario estará ahí para que lo puedas utilizar en construir el hogar de tus sueños, podrás decidir entre hipoteca fija o creciente y tu plazo a pagar.