Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Padre e hijo pintando una pared

¿Cómo funciona un crédito hipotecario para viviendas usadas?

Si estás pensando en comprar una casa con un crédito hipotecario, considera todas tus opciones. Algunas personas piensan que solo pueden hacer uso de un crédito a través de una casa nueva, sin embargo, hay distintas alternativas, una de ellas es comprar una vivienda usada. Conoce a continuación en qué consiste un crédito hipotecario para usar en este tipo de propiedades. 

¿Cómo funciona un crédito hipotecario y dónde puedo usarlo?

Un crédito hipotecario es un préstamo que te hace una institución financiera a largo plazo para poder comprar una casa en un corto tiempo, ya que, al ser una cantidad importante de dinero, no todos tienen la posibilidad de hacer el pago en una sola exhibición. 

Puedes tramitar un crédito hipotecario para adquirir una casa nueva, para remodelar tu casa, comprar un terreno o comprar una casa usada, siempre y cuando esta casa cuente con uso de suelo habitacional y servicios urbanos como electricidad, drenaje y agua potable. 

Es importante mencionar que existen algunas limitantes para acceder a un crédito para comprar una casa usada, sin embargo, son mínimas y muy específicas, estas son: propiedades que se encuentren en litigio, que provengan de inmaculación administrativa o judicial o que tengan origen ejidal.

Si la casa que estás buscando adquirir no tiene las características mencionadas, ¡adelante! Utiliza tu crédito para comprar esa casa que deseas, de la forma en que mejor te convenga, es decir, al plazo y con las mensualidades que tú decidas.

Antes de tomar la decisión, asegúrate de verificar aspectos de la propiedad como su antigüedad, su situación legal, que se encuentre en buenas condiciones estructurales y que no esté en una zona de riesgo. También vale la pena tener a un buen valuador para saber que lo que pagarás es realmente el costo de la casa en ese momento. 

 Para realizar el trámite te solicitarán identificación oficial vigente, tuya y del vendedor, acta de matrimonio de ambos, en caso de que haya (es importante verificar que el vendedor no esté divorciado y que la casa en trato no sea parte de su acuerdo de divorcio), y escritura de la propiedad.

Para hacer los cálculos aproximados sobre la casa que deseas y saber cómo quedarían los montos de pago y el plazo, puedes hacer uso del simulador hipotecario. Ahora que ya conoces las posibilidades, limitantes y cuentas con consejos para tomar en cuenta antes de comprar una propiedad usada, qué esperas para comenzar tu búsqueda y elegir la casa de tus sueños, porque el mejor momento para comprar una casa es cuando estás bien informado y te sientes listo para dar el siguiente paso.