Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Cómo se hipoteca una casa?

Al buscar una manera de obtener liquidez, puedes aprender cómo se hipoteca una casa y solicitar un préstamo de acuerdo con tus necesidades y capacidad de pago.

Esta opción busca que puedas contar con el dinero líquido para ser usado en cualquier tipo de proyecto personal. Al hipotecar una casa libre de gravamen, el banco te permite obtener el capital invertido en ella y usar el dinero de acuerdo a tu preferencia personal, a diferencia de los créditos hipotecarios en los que es necesario destinar el dinero para la compra de un bien inmueble en específico.

Este tipo de esquemas financieros permiten usar tu inmueble para buscar obtener rentabilidad. Sin embargo, como en todos los créditos, se debe elegir la opción adecuada que se adapte a tus necesidades, así como tener claro el destino de ese dinero y la capacidad con la que se cuenta para devolverlo. 

¿Cómo se hipoteca una casa?

Antes que nada, debes tener claro que utilizar el dinero de un crédito hipotecario, para algún fin que no agregue valor financiero es arriesgar innecesariamente tu patrimonio. Además, debes considerar que los plazos en los que se establecen los acuerdos son largos por lo que, de no ser invertido correctamente, se convierte en un riesgo.

Si ya has decidido obtener un crédito y no sabes cómo se hipoteca una casa, debes conocer los pasos que se requieren:

 

Solicitud 

Al igual que cuando deseas comprar una casa, el primer paso siempre será hacer la solicitud formal. En ese sentido se puede hacer directamente en una sucursal bancaria o por internet. En ambos casos la institución solicitará que se otorguen algunos datos.

Evaluación

Según la información que le proporciones a la entidad bancaria, se hará un estudio en el que se revisará el historial crediticio, la calificación en el buró, los ingresos mensuales y sobre todo se evaluará la cantidad que te pueden prestar según el costo de la vivienda.

Resultado

Una vez que ya se hayan realizado los cálculos, te informarán el detalle total del préstamo que se está solicitando, que incluyen el monto total y duración del préstamo, las mensualidades a las que les sumarán los intereses y los seguros que se incluyen, así como el CAT y la tasa de interés.

 

Si decides que este trato te satisface, lo siguiente será la celebración del contrato y la entrega de las escrituras al banco. Mientras el trato esté vigente, la institución tendrá posesión de esos documentos y los devolverá una vez que concluya el acuerdo.

Recuerda verificar siempre las condiciones, las comisiones y las penalizaciones del acuerdo pues es posible que incurras en gastos no considerados en caso de no estar al tanto de toda esa información. 

¿Qué quieres aprender?

  • ¡Evita complicaciones al escriturar tu propiedad ante un notario!
  • Si vas a valuar tu casa, estos consejos te ayudarán a cuidar tu propiedad.
  • Con un poco de planeación y estrategia puedes saldar una deuda.