Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Wellness y bienestar personal para una vida saludable

Wellness y bienestar personal para una vida saludable

Conoce más sobre wellness, el concepto de bienestar personal y la forma de alcanzar el equilibrio con las finanzas en orden.

Estar saludable es una condición que debería ser el estándar para todos. Pero muchas veces la salud de las personas no puede estar al 100% por distintos motivos, ya sean físicos o mentales, por eso es importante tener conciencia de todos los aspectos que te permiten tener una vida saludable. 

Precisamente, dentro de este concepto de lo que es saludable, se incorpora un término indicador de estar en equilibrio: el wellness. Pero, ¿sabes qué y cuáles son sus principales características? 

¿Qué es el wellness?

Si bien no tiene una definición formal, se entiende como el equilibrio saludable a nivel mental, aunado al cuidado emocional y físico de una persona, logrando mediante ello un estado de bienestar general. Así, este concepto tiene que ver con lo que haces tú como persona, para encontrar un estado ideal y balanceado de tu salud a nivel general. 

Al hablar del bienestar personal, se deben agregar además de la parte mental y física, los niveles sociales y laborales, este último muy relacionado con la salud financiera de una persona, algo importante en la vida moderna.

¿Cómo llevar una vida saludable que te beneficia?

Se dice que los buenos hábitos de salud te ayudan a evitar enfermedades y mejorar tu calidad de vida en general. Por lo tanto, cuidar tu cuerpo y mente te llevarán a una vida saludable lo que se traducirá en muchos beneficios en tu día a día.  

Relación entre salud personal y financiera

Al estar sano, no tendrás que gastar en tratamientos médicos, exámenes o medicinas, lo cual puede afectar de manera importante tu economía personal. La relación entre estar sano física y financieramente es clara: si no tienes que incurrir en gastos médicos de manera constante tendrás una mejor salud financiera.

Beneficios de una vida saludable

Llevar una vida saludable se relaciona con los comportamientos que tú tienes para mantener, tanto tu cuerpo como mente, a un nivel adecuado en aspectos como son la salud mental, actividad física, nutrición, el trabajo y lo social, entre otros. 

Entre los beneficios que tiene llevar estilos de vida saludable, se encuentran: 

  • Más energía. Al ser una persona activa, tu cuerpo contará con una condición aeróbica adecuada que impedirá que te fatigues rápidamente en el momento de realizar alguna actividad física.
  • Bienestar emocional. Debido a tu balance mental, tendrás la capacidad de tomar las decisiones correctas y manejar mejor tus impulsos, incluso en situaciones que podrían ser estresantes.
  • Evitar enfermedades. Gracias a un estilo de vida más activo y una buena alimentación, serás menos propenso a desarrollar dolencias o enfermedades que puedan comprometer tu salud.
  • Fortalecer el sistema inmune. La actividad física y una buena alimentación ayudan a potenciar tu sistema inmune y refuerzan tus defensas, lo cual será de ayuda en caso de enfrentar alguna enfermedad.
  • Vivir más. Mantener estilos de vida saludables produce efectos positivos para tu cuerpo y organismo, retardando el envejecimiento, lo que significará tener una vida más prolongada.

Consejos para lograr una vida sana

Lograr un estilo de vida saludable no es tan complicado y puedes comenzar dando pequeños pasos en tu día a día. Revisa los siguientes consejos para lograrlo: 

  • Reducir las grasas saturadas. Se encuentran en alimentos que en su exceso pueden traerle problemas a tu salud. La recomendación es controlar su ingesta, evitando consumirlos diariamente.
  • Mantener el peso. Estar excedido de peso puede transformarse en un problema serio de salud para ti, debido a que incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades como por ejemplo, diabetes, ataques cardíacos y presión alta, entre otras.
  • Dejar de fumar. No hay mejor día para dejar de fumar que este. El tabaco es el responsable de varias afecciones de salud como son ataques cardíacos, cáncer al pulmón, laringe y faringe, enfisemas y derrames cerebrales, entre otras. Trata de ir reduciendo el consumo de cigarrillos hasta llegar a dejarlo completamente.
  • Comer más sano. Trata de dejar la comida rápida, los alimentos fritos o altos en grasas saturadas, y consumir más frutas y vegetales puede hacer una gran diferencia en tu organismo. Este tipo de alimentos entregan fibra, además de muchos nutrientes, vitaminas y minerales que son esenciales para el buen funcionamiento de tu cuerpo.
  • Realizar actividad física. Esto es clave para tener una vida saludable y evitar enfermedades. Si no eres muy fanático de los ejercicios, puedes probar saliendo a caminar por al menos veinte minutos al día. Tus músculos necesitan ejercitarse, al igual que tu corazón, por lo que la actividad física es esencial para tu salud.

Malas prácticas que te impedirán una vida saludable

Lograr el bienestar personal mediante una vida saludable es posible siguiendo sencillos consejos que te ayudarán a tener un mejor pasar. Sin embargo, existen algunas prácticas o hábitos que podrías estar haciendo sin reflexionar lo dañinos que son para tu cuerpo y mente, y que también pueden tener efectos negativo sobre tu salud financiera.

Revisa algunas malas prácticas que te impiden tener una vida saludable: 

  1. No manejar el estrés. El estrés es un proceso fisiológico que ocurre de manera normal en el cuerpo ante diferentes tipos de situaciones. Si ese estado de alerta del organismo se extiende por un periodo prolongado, representa un problema para el normal funcionamiento del cuerpo. El estrés se puede manifestar a través de condiciones como el insomnio, dificultades digestivas, dolores de cabeza y ansiedad, entre otras.
  2. Dormir mal o poco. Dormir es uno de los aspectos fundamentales para tener una buena salud. Durante el sueño, tu organismo se regenera y tu cerebro asimila conceptos que aprendiste durante el día. Si duermes poco (lo recomendado para los adultos son al menos 7 horas) y mal, es posible que se presenten alteraciones en tu cuerpo que pueden producir baja en la concentración, cambios de estado de ánimo, mayor irritabilidad e incluso, entre otros.
  3. Malos hábitos alimenticios. La vida moderna a veces no da tiempo para alimentarse de manera adecuada. Por eso, las personas tienen que recurrir a opciones de comida que a veces no son las más sanas y que están constituidas con excesos de grasas, azúcares y calorías, que son perjudiciales para el organismo.
  4. Vida sedentaria. El sedentarismo es uno de los factores de riesgo más importantes para el cuidado de la salud. No realizar actividad física puede hacer que tu sistema músculo-esquelético se debilite y que puedan aparecer alteraciones cardiovasculares. Además el sedentarismo se ha relacionado también con obesidad y el desarrollo de diabetes.

¿Cómo lograr tu desarrollo profesional sin descuidar tu bienestar personal?

Conjugar el desarrollo profesional con una vida saludable y plena, muchas veces no es tan fácil para las personas. Lograr el bienestar personal óptimo, que incluye por cierto, el aspecto laboral, es posible haciendo ciertos esfuerzos en tu plan de vida.

Y si bien es muy importante ir avanzando en tu carrera profesional, la idea es que no descuides el aspecto familiar ni tampoco tus propias metas. Por eso, el desafío es compatibilizar tanto lo profesional con el bienestar personal para así lograr una vida balanceada.  

¿Qué es el bienestar personal?

  • Es un concepto que no tiene una definición única, pero que apunta a un estado de satisfacción personal derivado de aspectos económicos, sociales, laborales y sanitarios, entre otros. Al ser un estado subjetivo, varía de individuo en individuo, pero se caracteriza por un enfoque positivo a nivel emocional que produce energía, satisfacción y un sentido de vida pleno.
  • Lograr el bienestar personal puede no ser tan difícil de alcanzar, pero requiere ser consciente de la importancia que tiene cuidar tanto la parte física como mental de nuestras vidas. Una de las medidas que puedes tomar para lograr esto es a través del autocuidado.
  • El autocuidado se puede definir como la actitud para realizar voluntariamente, actividades para preservar la salud y prevenir ciertas enfermedades. Es un proceso fundamental para mantener la calidad de vida de una persona.

Medidas que puedes tomar para el autocuidado

Lograr una calidad de vida adecuada debería ser un estándar, pero muchas veces es difícil de conseguir por diferentes circunstancias. Existen varias medidas de autocuidado que puedes implementar de manera sencilla para lograr una mejor calidad de vida: 

  1. Establecer límites. Es fundamental definir qué parámetros son aceptables e inaceptables para ti en todo ámbito de cosas. Sea en el aspecto laboral, interpersonal, familiar o en cosas cotidianas, al establecer límites le das valor a tus sentimientos y convicciones de vida.
  2. Dormir lo suficiente. Dormir bien es fundamental para tu salud, es en el sueño donde tu cuerpo se repara a sí mismo y se recarga para el día siguiente. Un adecuado descanso te dará un mejor estado de ánimo, mayor claridad mental y aumentará tu productividad en el trabajo. Si no duermes bien es probable que estés más irritable, estresado y proclive a no tomar las mejores decisiones. Los expertos recomiendan al menos siete horas para un buen funcionamiento de tu organismo.
  3. Distanciarse de malas relaciones interpersonales. La manera en que te relacionas con los demás puede traerte beneficios a nivel emocional como también tener el efecto inverso. Ante este último caso, la recomendación es distanciarse o establecer límites con aquellas personas que afectan de manera negativa tu estado de ánimo y no te permiten tener una convivencia positiva con tu entorno.
  4. Comprar impulsivamente. Hay una idea errada de que el autocuidado significa sentirse bien de manera instantánea y por eso, en momentos de estrés o bajo ánimo, ir de compras se puede transformar en una solución para el estado emocional en el que se encuentran las personas. Sin embargo, eso no es correcto y además es peligroso para tus finanzas personales, ya que comprando de manera impulsiva puedes afectar tu bienestar económico. Lo ideal es pensar que el dinero que tienes es una herramienta que te ayudará a conseguir tus metas y tener estabilidad, por lo que si lo ahorras o inviertes, estarás tomando una buena decisión.

La importancia de los tiempos libres

En la sociedad moderna se ha validado como algo positivo que al quedarse hasta tarde en el trabajo o llevarse cosas laborales para avanzar en el hogar, se está haciendo un “buen trabajo”, sin embargo, aquello puede producir precisamente lo contrario; una baja productividad. 

Tener tiempo libre es fundamental para el ser humano. Para ser capaz de hacer un buen trabajo, una persona necesita descansar, recrearse y desconectarse de aquello que realiza en gran parte del día como es el trabajo. Son los momentos de desconexión los que permiten que fluya tu creatividad y que pueden beneficiar de manera directa a tu trabajo. Tener la oportunidad de leer, conocer cosas nuevas, escuchar música, ver una película o simplemente desconectarse de las pantallas, puede mejorar tu productividad y también tu calidad de vida.

Perfeccionarse sin descuidar el tiempo en familia

  • Tratar de mejorar en lo que haces es algo natural para una buena parte de las personas. Debido a eso, intentas esforzarte al máximo por cumplir las metas que te impusieron en tu trabajo, lo que a veces te llevará a sacrificar tiempo personal para lograr los objetivos laborales. Eso no está mal, siempre y cuando sea algo específico y no un patrón que estás siguiendo todo el tiempo. Disponer de tiempos libres es muy importante para tu estabilidad emocional.
  • Si quieres perfeccionarte en tu profesión y tomar algún curso de complementario de manera paralela a tu trabajo, lo fundamental es que seas capaz de compatibilizar los tiempos y no descuides un aspecto clave en tu bienestar personal: el tiempo en familia. Si trabajas gran parte del día y una vez que llegues a tu casa, te sumerges en libros y clases, estarás dejando de lado a tus seres queridos y eso se transformará a la larga en un problema.
  • Es ideal que, en lo posible, puedas tomar aquellos cursos que tengan clases los fines de semana, para así poder seguir compartiendo momentos familiares durante los días hábiles y perfeccionándote durante los sábados o domingos.

Prácticas de wellness que puedes aplicar en tu día a día

Seguir una metodología wellness de manera cotidiana puede traerte muchos beneficios y sin invertir grandes cantidades de dinero se pueden lograr muchos beneficios.

¿Para qué sirve el wellness?

Lograr un balance saludable en todos los niveles de tu existencia (mental, físico y emocional) es el camino para tener una mejor calidad de vida. En ese sentido, el wellness es una excelente alternativa para alcanzar el bienestar personal. Entre sus beneficios se encuentran: 

  • Disminuye el estrés. Practicar actividades de wellness te ayudarán a liberarte del estrés emocional y físico que puede afectar a tu cuerpo. Ya sea mediante técnicas de meditación, yoga o deportivas, practicar wellness te ayudará a desprenderte de la tensión y ansiedad.
  • Mejora la autoestima. Lograr conectarte de manera adecuada con tus emociones y entender los procesos que estás viviendo, te proporcionará el equilibrio emocional que tu día necesita. Al ser capaz de hacer una introspección de tus acciones, podrás aprender a reaccionar mejor en el futuro.
  • Elimina la ansiedad. Gracias a las técnicas de relajación, mediante espacios íntimos y luz tenue, las personas pueden entrar a un estado de desconexión del mundo exterior que les permite librarse de los aspectos negativos que puedan estar llevando en ese momento.
  • Recarga energía. Realizar actividades que son agradables para ti, como puede ser una clase de pilates o una sesión de relajación, producirá un efecto positivo en tu cuerpo y lo percibirás como una recarga de energía que te ayudará durante el resto de la jornada. Por eso, la recomendación es comenzar el día haciendo alguna actividad wellness.

¿Cómo mejorar tus finanzas personales practicando wellness?

  • Lograr rutinas que mejoren tu día a día como lo puede conseguir el wellness, te permitirán tener una vida equilibrada y en sintonía con tu mente y cuerpo.
  • Si eres capaz de alcanzar un bienestar personal, mediante buenos hábitos de sueño y alimentación, actividad física y manejo de tus emociones, serás un individuo menos propenso a enfermarte, lo que significa una buena noticia para tus finanzas personales.
  • Llevar una vida saludable te permitirá buenas prácticas financieras, por ejemplo, saber cómo ahorrar dinero en gastos médicos e invertirlo para tu tranquilidad económica futura. Ser una persona sana no es solamente bueno para tu salud, sino que también lo es para tu bolsillo.

Wellness en familia

Es importante que no seas solo tú el que maneja y practica el wellness de manera cotidiana, la idea es que también involucres al resto de los integrantes de tu hogar. 

La importancia de estar bien para poderlo estar con el resto

  • Una de las cosas que debes aprender con el paso del tiempo es poner tu bienestar personal como una de las prioridades en tu vida. Tomarte con debida atención el cuidado del aspecto emocional, físico, mental y de salud, es fundamental para que seas una persona capaz de cumplir con tus obligaciones tanto laborales como familiares.
  • Por eso, practicar wellness y realizar actividades de autocuidado de manera regular, es esencial para cumplir con las obligaciones que impone la vida moderna. Ser una persona realizada y saludable te permitirá estar bien contigo mismo, podrás cumplir con todo lo que se espera de ti como persona productiva y también como integrante de una familia.
  • Para estar bien contigo mismo, es necesario darte tiempos exclusivos para ti, y también involucrar al resto de tu familia para que juntos puedan cumplir los diferentes quehaceres del hogar y así repartir responsabilidades. Trabajar en equipo es beneficioso para todos y les permitirá tener mayor tiempo para compartir sin descuidar los tiempos individuales de cada uno.

Lograr una tranquilidad financiera para ti y tu familia es una de las metas más importantes de la vida. Sin embargo, lograr ese objetivo es complicado porque muchas veces se producen imprevistos a todo nivel que atentan contra ello. Uno de los aspectos más complicados en ese sentido tiene que ver con la salud, tanto tuya como de tu familia, y que puede afectar tus finanzas personales y cómo ahorrar dinero para el futuro.

Una de las mejores maneras de proteger a tu familia ante este tipo de imprevistos, es contratando un seguro de salud para todos los integrantes de tu hogar, lo que te entregará una tranquilidad importante a la hora de enfrentar emergencias médicas. Lo mismo puedes aplicar para resguardar el patrimonio familiar, ya sea contratando un seguro automotriz o un seguro para tu hogar.

Como puedes ver, tener una vida saludable es fundamental para tu desarrollo. Mediante medidas diarias de autocuidado y wellness, lograrás un bienestar personal y te permitirá mantener una buena salud financiera.