Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cómo saber si haces mal uso del dinero?

Blog

¿Cómo saber si haces mal uso del dinero?

No esperes más y corta el mal uso del dinero tras aplicar estos consejos financieros que te ayudarán en el futuro.

Tener tu propio trabajo y comenzar a generar tus propios ingresos es genial, pero no te dejes llevar por la emoción, pues podrías comenzar a hacer mal uso del dinero si te descuidas. Descubre aquí cómo evitarlo.

5 signos de que estás haciendo mal uso del dinero

El mal uso del dinero se refiere a los malos hábitos que desarrollaste sin notarlo, y que ahora están moliendo tus finanzas poco a poco. Estos son algunos indicadores de una gestión financiera a mejorar:

1. Sueles hacer muchas compras por impulso

Lo ves, lo compras, y luego te dices "para eso trabajo". El problema es que muchas veces esas cosas terminan arrumbadas en una esquina o las guardas en el clóset y se te olvida que las tenías.

Evita terminar tu mes con gastos innecesarios e identifica las compras por impulso: que generalmente son aquellas hechas cuando estás irritable, feliz o triste, no sabes exactamente cuándo y dónde usarás el producto o servicio que compras, se sale de tu presupuesto, y no te detienes a evaluar sus pros y contras.

Sabiendo cuáles son, te será más sencillo reducirlas y llegar al fin de mes con los bolsillos vacíos.

2. No le sacas provecho a compras previas

Es decir, que no aprovechas realmente lo que compraste con ese dinero que tanto te costó ganar.

Por ejemplo, si compraste una bolsa, pero se te olvida sacarla a la calle, pagaste esa membresía del gimnasio y después de la primera semana dejaste de ir, o no has usado esos lentes de sol, es otro signo de que caes en gastos innecesarios; pero sobre todo, de que te falla hacer rendir más tu dinero, pues no le sacas todo su potencial a las cosas que compras.

3. No buscas promociones activamente

Anímate a preguntar por sistemas de recompensa en hoteles o tarjetas de puntos en librerías, cines, cadenas de restaurantes, ¡lo que se te ocurra!

Muchos negocios buscan generar fidelidad en sus clientes al ofrecer promociones interesantes, y a tu cartera no le vendría mal comprar cosas en oferta de vez en cuando. ¡Investiga promociones sin pena y haz rendir tu dinero!

4. Se te olvida comparar reseñas u opiniones

Acá el secreto para gastar de forma más inteligente: apóyate en la experiencia de otros consumidores.

Porque hay que sacar a relucir tu honestidad aquí, ¿okay? Si compras algo de mala calidad y al leer reseñas online resulta que todo mundo se queja de lo mismo, hiciste un mal uso del dinero.

Lo mejor es informarte lo más posible antes de hacer una compra, no vaya a ser que te arrepientas.

5. No cotejas loa precios

Si estás físicamente en la tienda, bueno… va a estar difícil comparar el precio de esa nueva cafetera inteligente que tanto quieres comprar.

Pero, aguas, si estás desde tu laptop, no se te vaya a olvidar checar esa misma cafetera en diversos comercios electrónicos y así ver la opción de comprarla a un mejor precio.

¿Cómo tener mucho dinero en el futuro?

Mentalízate para hacer concesiones. No es que renuncies a los placeres hoy, sino que le des prioridad a unos y quites o reduzcas los que no aportan demasiado. Y claro, recuerda que es muy importante:

  • Ahorra, ahorra, ahorra. Crea metas de ahorro en tu app del banco y guarda dinero con un propósito en mente: un viaje o el enganche de un auto. Ahorrar con metas claras te ayudará a sentir que no estás "renunciando" a tu dinero, sino guardándolo para el momento correcto.
  • Depura gastos y servicios con mano dura. Borra tu suscripción a servicios de streaming, videojuegos o servicios que utilices poco o nada. También prueba vender ropa u otros objetos que no uses, buscando ganar un dinerito extra. Cuesta despedirse de las cosas, pero si no te aportan nada, es mejor eliminarlas y hacer espacio a otras mejores.
  • No te olvides de invertir. Pon tu dinero a trabajar con diferentes productos financieros que pueden ser de muy bajo riesgo. Y sí, son accesibles a jóvenes, e incluso puedes comenzar desde montos muy bajos para que vayas avanzando poco a poco. 

Existen otros métodos al hablar de cómo tener mucho dinero, pero estos serán tu guía inicial, ¡así que échale ganas! Implementa estos consejos de ahorro e inversión, y verás cómo rinden frutos en el futuro.

También te podría interesar