Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Signos para detectar un fraude electrónico

Signos para detectar un fraude electrónico

El fraude electrónico es aquel realizado mediante el uso de algún dispositivo conectado a internet. Así, en la piratería informática el ciberdelincuente usa herramientas para acceder a una computadora u otro dispositivo a distancia. 

Quienes buscan perpetrar este tipo de fraudes, quieren aprovecharse del desconocimiento o de los descuidos de las personas al utilizar servicios financieros sin tomar las medidas de seguridad recomendadas.

Tipos de fraudes electrónicos

Existen al menos cuatro tipos de fraudes que suceden a diario en el internet y con los que probablemente ya te hayas topado en el pasado. Cuanto antes lo detectes, menor será el impacto que tendrá. 

Correo basura. También se le conoce como "SPAM". Es un mensaje publicitario con información no solicitada y que puede incluir un enlace fraudulento.

  • Smishing. Es el envío de mensajes de texto con un vínculo, para que entres a esa página fraudulenta y te roben tus datos.
  • Phishing. Se le conoce como suplantación de identidad y el objetivo es hacerse pasar por ti frente a una institución para cometer fraudes a tu nombre.
  • Pharming. Buscan redirigir a una página con la ayuda de ventanas emergentes para robar tu información.

Signos para detectar un fraude electrónico

Desafortunadamente los criminales pueden crear estafas por internet enfocadas a llegar a espacios que tú consideras seguros, metiéndose en tu vida privada, tu hogar o tu oficina. Las tácticas y herramientas de ataque varían desde los “tradicionales” que utilizan software malicioso, hasta ingeniosas estafas de phishing implementadas por ciberdelincuentes.

Por ello es importante que estés alerta a estas señales.

  • Monitorea tus cuentas. Verifica la actividad de tu cuenta con frecuencia para detectar actividad inusual. Si percibes algo que no está dentro de la norma, comunícate con tu banco de inmediato.
  • Utiliza alertas. Siempre que sea posible, regístrate para recibir alertas por correo electrónico, mensaje de texto o notificaciones a tu teléfono móvil, que te avisen cuando ocurran ciertos eventos como retiros o compras. También es útil configurarlas para avisar sobre transacciones inusuales. Este tipo de alertas pueden ayudarte a detectar un gasto fraudulento.
  • Conoce las amenazas más comunes. Si tienes una idea de cómo funcionan las estafas por internet, será más fácil que te percates ante cualquier actividad inusual. Los engaños no se limitan solo a internet, ahora los perpetradores también utilizan llamadas, mensajes de texto, las redes sociales y correos electrónicos para obtener información personal y cometer fraude o robo de identidad.
  • Ten cuidado con las estafas por correo electrónico. Los delincuentes utilizan esquemas de engaño por correo electrónico para defraudar a los clientes de instituciones financieras, diseñando  emails que parecen legítimos. Revísalos a detalle: verifica el remitente, la dirección que aparece al responder y sospecha de cualquier falta ortográfica. Además, recuerda que tu banco jamás te solicitará información confidencial de esta forma.
  • Cualquier oferta demasiado buena para ser verdad. Si no recuerdas haber participado en una lotería, pero te notifican por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico que has ganado, es probable que se trate de una estafa. Otro fraude electrónico común son aquellos en los que te prometen recibir un ingreso extra a cambio de usar tu cuenta bancaria para enviar o recibir dinero. Eso, sin duda, es una estafa a nivel internacional.
  • Solicitud de dinero. Existe un tipo de fraude electrónico en el que te solicitan que transfieras dinero, ya sea a través de un amigo que te envía un aviso urgente por correo electrónico o a través de redes sociales. Otro escenario también común es aquel en el que recibes una notificación de que tienes derecho a la herencia de un pariente perdido hace mucho tiempo, pero debes enviar dinero para reclamar por esa parte.
  • Vendedores o compradores sospechosos. Al comprar o vender en línea, siempre asegúrate de que cualquier transacción haya sido liquidada antes de entregar artículos a un comprador, así como tener los comprobantes de la operación. Nunca confíes en un comprador o vendedor que se niegue a hablar por teléfono o reunirse en persona contigo.

Para mitigar los riesgos de fraude, debes examinar a detalle cualquier situación que se salga de lo ordinario y en caso de que te des cuenta de un ataque en progreso, avisar al banco lo antes posible. Tu labor es hacer todo lo que esté a tu alcance para detener los intentos de fraude electrónico. Esto requiere de que estés atento, pues cualquier persona es un posible blanco de estafas por internet.

Recuerda que ante cualquier sospecha, puedes comunicarte a la Línea BBVA al 55 5226 2663 de Ciudad de México o área metropolitana.