Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Finanzas en pareja: guía para administrar el dinero del hogar

Finanzas en pareja: guía para administrar el dinero del hogar

El dinero puede ser una fuente de preocupación cuando estás soltero, pero posiblemente ocasiona más estrés cuando te encuentras en una relación. Discutir por dinero es algo que a muchas parejas les pasa y que no es necesariamente tratado con la atención que merece. 

Aunque toma algo de tiempo, ser abierto con tu pareja sobre tus finanzas y trabajar juntos para desarrollar un buen sistema para administrar el dinero de ambos, les dará una tranquilidad financiera importante y eso llevará a que la relación solo se vea fortalecida.

¿Cómo llevar las finanzas en pareja?

Se debe partir de la base que no existe una fórmula específica de cómo llevar las finanzas en pareja, ya que todas las relaciones son distintas. Algunas parejas, por ejemplo, combinan sus cuentas y su presupuesto familiar, mezclando el dinero que obtienen como ingresos e incluso agregan los de sus fondos para la jubilación. Mientras que otras prefieren manejar el dinero por separado.

Existen aquellas relaciones donde incluso fusionan su capacidad de endeudamiento y obtienen hipotecas conjuntas. También es posible encontrar parejas que crean, por ejemplo, una cuenta en común para efectuar los pagos fijos del hogar. Mientras que por otro lado, en algunas relaciones las personas mantienen sus fondos escondidos y no se transparentan nada relacionado con lo financiero. 

En un ámbito tan diverso como las relaciones de pareja, encontrar el método adecuado para llevar las finanzas junto a otra persona requiere que ambas partes estén en la misma sintonía. Por ello, pon atención a estos consejos.

  • Comunica el estado de tus deudas. Lo mejor que puedes hacer para administrar el dinero con tu pareja es ser lo más abierto y honesto posible sobre el estado de tus finanzas. Es indispensable que converses con el otro sobre tus deudas, préstamos, historial crediticio, hábitos de gasto y metas financieras, entre otros. ¿Cómo manejas actualmente tus finanzas? ¿Cuánto ganas? ¿Cuánto debes? ¿Cuál es el monto de tus gastos fijos mensuales? ¿Has ahorrado? Son preguntas que deben ser respondidas para lograr un plan financiero que se adapte a las realidades de la pareja.
  • Platiquen sobre los objetivos financieros de la relación. Hablar de deudas con otra persona nunca es un tema agradable, sin embargo, al llevar las finanzas con tu pareja te permite tocar temas más agradables, como por ejemplo, plantearse metas en conjunto. La mejor forma de mantener los esfuerzos de ambos en una misma dirección es enfocarse en los objetivos compartidos. Ya sean a corto, mediano o largo plazo, tener metas financieras en la relación no solo les permite conversar sobre lo que desean en el futuro, sino que también les ayuda a organizarse para trabajar por ellas.
  • Establezcan un presupuesto conjunto. Decidir cuánto gastarán semanalmente cada uno, no solo te puede ayudar a mantenerte al día con tus ahorros y planes financieros personales, sino que también puede evitar que tengan disputas por dinero. Lo ideal es que una vez que sepan cuánto ganan y el total de los gastos mensuales, designen montos específicos para cada uno de los apartados en su presupuesto de pareja. Luego, realicen seguimientos para saber si todo sale de acuerdo a lo establecido.
  • Dividan sus responsabilidades financieras. Otra forma de garantizar la armonía en las finanzas dentro de las relaciones es compartir las responsabilidades. ¿Quién es el responsable de pagar el alquiler? Y si lo dividen, ¿Cuánto paga cada uno? ¿Cuánto deben pagar por los servicios? Tener claridad sobre quién paga los diferentes ítems del gasto mensual ayuda a establecer una relación que se percibe como igual y nadie piensa que el otro abusa.

Una vez que desarrollas un sistema con tu pareja, es fácil dejar que las cosas entren en piloto automático. Pero, a medida que cambien algunos asuntos, es posible que los gastos, los ingresos y las metas también cambien. Por ello, es importante hablar de dinero con regularidad, de esta forma ambos se aseguran que su plan financiero aún está vigente y es equitativo. 

Es fundamental mantener una comunicación honesta y frecuente para prevenir problemas relacionados con las finanzas. Recuerda que están viviendo un proceso en conjunto y que ambos están aprendiendo. Con una buena comunicación y la planificación adecuada, pueden mantener la armonía en su relación y en su vida financiera.