Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

.

12 propósitos que te harán vivir mejor y sin gastar tanto

Ser millonario, ganarte la lotería, comprar un yate, hacer una gira mundial y vivir en Dubái son deseos padrísimos que todo mundo quisiera realizar pero muchas veces no suceden porque “decimos” pero “hacemos poco” para lograrlo, ¿te ha pasado?

Por esa razón armamos una lista de 12 hábitos sencillos (que no te cuestan un solo peso) y que te harán reflexionar: ¿Quién es más feliz? ¿El que tiene más o el que necesita menos?

¡Comenzamos! 

1- Vacía tu habitación de lo que no necesitas

Este propósito consiste en deshacerte de todo eso que no necesitas. Decide súper bien lo que necesitas y cuídalo. Conserva todo eso que te da un sentimiento de inspiración (no importa que sea un calcetín, una taza o una lámpara), pon atención y valora las cosas simples. 

2- Para eliminar emociones negativas, exhala profundamente

A medida que lo vayas repitiendo tu cuerpo se sentirá más relajado y tu mente dejará de dar vueltas en círculo. La idea es que lo conviertas en un método consciente para calmar tus impulsos y lo repitas cuantas veces sea necesario (aplica esto cuando quieras comprar algo que no necesitas). 

3- No pierdas el tiempo preocupado por lo que no puedes controlar

Que si la caída del peso frente al dólar, que si la inflación. ¡Paraaa!

Vuélvete más ligero. Suelta todo eso que no puedes arreglar y fluye (sabemos que no es una tarea fácil) pero a la larga te traerá un montón de beneficios, empezando por tu bienestar mental. Te conviene, échale ganitas con eso. 

4- Reserva tiempo para darte un break

Una de las grandes complicaciones del ser humano es que no sabe/puede estar solo. Nos da miedo porque qué oso llegar a un restaurante y comer solo o ir al cine y pagar un solo boleto.

Aprende a compartir tiempo con los que quieres (pero es igual de importante el hecho de salir solo contigo). Créenos, no está nada mal.

¿Por qué no te propones ir por un café? O ¿qué te parece la idea de ir a un pueblo mágico el fin de semana?

Rétate y aprende a hacerlo solo con tu compañía. Será muy gratificante y (acá entre nos: te saldrá mucho más barato). 

5- Compra plantas y ponlas cerca de ti

¿Cuánto te cuesta un racimo de flores? Tenemos la fortuna de estar en un país donde las plantas son muy baratas. Aprovecha eso.

Si estás atareado, con miles de mails por leer y con una lista kilométrica de pendientes voltea a ver a tu plantita más cercana y solo obsérvala detenidamente.

Son grandes los beneficios de tener a la naturaleza junto a ti. 

6- Cualquier cosa que te quite la paz es demasiado cara

Que este 2020 venga cargado de reuniones provechosas, networking y salidas con buenos amigos. Cancela planes a los que no quieras ir. Si es una reunión pretenciosa y no te sientes cómodo, no vayas. No gastes solo por encajar, gasta en las cosas que te sumen y hagan feliz. 

7- Pon atención en las puestas de sol

Las puestas de sol lo cambian todo. Dicen que es el momento perfecto para agradecer.

Pon atención en las cosas pequeñas de tu día y agradece: (el café que te tomaste en la mañana, las sonrisas en el elevador, ver a tu crush, haber terminado alguno de tus pendientes, etcétera).

No te enfoques en lo que te falta. 

8- No dejes para mañana lo que puedes hacer ahorita

Dejemos de postergar. El cien por ciento de todos nosotros nos iremos de este mundo. Haz que tu vida esté bien vivida. Debemos esforzarnos en lograr todo lo que somos capaces de hacer. Intenta hacer todo lo que está en ti en este momento. 

9- No te duermas pensando cosas que te dan para abajo

Un mal hábito es acostarse viendo el celular. Debes darle chance a tu cerebro de descansar de las pantallas.
Apaga tus notificaciones una hora antes de irte a dormir, ponte una hora específica para dejar el cel y leer, cenar o preparar tus cosas para el día siguiente o algo que no implique pasar horas viendo tus redes sociales. Date un reset. 

10- Crea un espiral ascendente

Si crees que tienes mala suerte con el dinero, que el próximo año será complicado así será porque estás enfocando toda tu energía a que eso suceda; recordemos que la mente es muy poderosa.

Si quieres que el 2020 sea un buen año corta a tiempo con las ideas fatalistas.

Crear un espiral ascendente no te cuesta un solo peso, solo basta en repetirte muchas veces todo eso que quieres lograr y ponerte a trabajar por eso. Atraes lo que piensas. 

11- Aspira a una vida llena de cambios

Haz que todos estos cambios sean para bien. Busca tu crecimiento profesional, aprende a soltar, cierra ciclos, lee un nuevo libro, descubre nuevas canciones, ve a un país en donde no hablen tu idioma, prueba nuevas rutas para llegar al trabajo y pinta tu casa de otro color. 

12- Ahora sí, ahorra

Si cumples todos los propósitos anteriores llevarás una vida financiera feliz. De esta manera podrás armar un presupuesto sin ninguna complicación.
El único requisito será ponerte las pilas, no olvidar lo aprendido y llevar un orden en tus finanzas personales.

Aplica la regla del 50-30-20
Paso 1: Haz la suma total de lo que ganas.
Paso 2: El 50% de tus gastos tienes que utilizarlos para gastos fijos (renta, servicios, despensa, gasolina, transporte, comida y todo lo necesario para vivir).
Paso 3: El 30% para todo eso que te hace feliz (un viajecito de fin de semana, una ida al cine, una comida con amigos, etcétera).
Paso 4: El 20% de tu sueldo lo tienes que destinar al ahorro (define para qué estás ahorrando. Ponte una meta específica). 

La idea de estos 12 propósitos es mejorar tu estilo de vida y encontrarle el gusto a lo simple; a lo que te suma y te hace sentir más ligero en el ámbito profesional, emocional y personal.

El 2020 es tu año y eso solo depende de ti.