Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
tarjeta virtual

5 Ventajas de usar una tarjeta virtual para tus compras

Descubre qué es y cuáles son las ventajas de usar una tarjeta virtual para tus compras.

Cada vez más personas realizan sus compras en línea, por lo que el comercio electrónico avanza a grandes pasos. De hecho, se estima que en México crezca un 60% durante 2020, lo que ha propiciado que los bancos se preocupen cada vez más por la seguridad de sus clientes.

Una de las alternativas que mejor te protege contra posibles transacciones fraudulentas, el robo de identidad, y la filtración de datos personales, es el uso de tarjetas virtuales.

¿Qué es una tarjeta virtual?

Son productos financieros, que blindan a los usuarios y los dejan con la tranquilidad de que sus compras y datos están resguardados por los últimos y mejores sistemas de seguridad.

  • No tienen plástico. Como su nombre lo indica, una tarjeta virtual no tiene forma física, es decir, vive dentro del entorno de una plataforma web o aplicación móvil y solo puede ser usada a través de estos métodos, por lo que como cliente nunca estarás en contacto físico con tu tarjeta.
  • Usan los mismos datos. De la misma forma que una tarjeta física, las tarjetas virtuales tienen numeración, una fecha de caducidad y un código de verificación. La mayoría de las veces se trata de una versión digital de tus tarjetas físicas, aunque existen tarjetas virtuales que no tienen símil físico.
  • Las puedes usar en muchos comercios. Este método te permite adquirir productos y servicios en línea y de forma presencial en establecimientos que cuenten con la tecnología necesaria, sin tener que usar dinero en efectivo.

¿Cuáles son los beneficios de una tarjeta virtual?

Como te puedes imaginar, usar una tarjeta virtual en tus compras tiene muchos beneficios, siendo su gran diferencia la seguridad y facilidad de administración que te entregan:

1. Son más seguras

Una tarjeta virtual no puede ser sustraída de tu bolso o billetera y las operaciones están sujetas a validaciones que solo tú puedes consultar.

Es muy rápido y sencillo: este tipo de tarjeta te solicita verificaciones de compra mediante códigos dinámicos, que solo pueden ser usados una vez y que son enviados a tu teléfono móvil vía SMS o por medio de una app.

2. Reduces el riesgo de fraudes

Debido a que las tarjetas digitales son personales y tienes acceso a todas tus transacciones en línea, puedes detectar rápidamente movimientos extraños, por lo que te ayudan a prevenir fraudes.

3. Te sirven para comprar lo que quieras

Las puedes usar para realizar tus compras en línea en casi cualquier comercio electrónico, nacional o internacional, así que podrás disfrutar de una mayor tranquilidad al adquirir tus productos de forma segura.

4. Cuidan tus finanzas

¿Eres un comprador impulsivo? Entonces puedes crear una tarjeta virtual con un monto máximo para gastar, por lo que te sirven para controlar tu presupuesto.

5. Tu mismo las administras

Para gestionar estos tipos de tarjetas de crédito, solamente necesitas un dispositivo con acceso a Internet, ya que tu mismo puedes activar y desactivar tus tarjetas virtuales con solo un par de clics, por lo que ante cualquier sospecha, las bloqueas en un instante.

Además, seguro que alguna vez estuviste buscando por mucho tiempo tu tarjeta de crédito "física" y nunca la encontraste... ahora no volverás a pasar por lo mismo, porque una tarjeta virtual vive en línea y nunca se te va a perder.

¿Cómo crear una tarjeta de crédito virtual?

Quizás ahora te estés preguntando cómo obtener una tarjeta de crédito virtual; el proceso puede variar de acuerdo con la infraestructura y la tecnología que te ofrezca tu banco para dar este servicio.

  • Primero debes obtener una cuenta en el banco. 
  • Ingresa a la plataforma en línea del banco o descarga la aplicación móvil.
  • Selecciona la tarjeta física de la que quieres hacer una copia virtual, y crea un código temporal de operaciones, que se validará con el CVV.
  • Una vez que hayas concluido, selecciona la vigencia de tu tarjeta virtual.

Algunas aplicaciones móviles incluso te ofrecen la programación de retiro de efectivo, con un código de operación y sin tu tarjeta física, para ello tendrás que ingresar los datos virtuales en el cajero automático.

A la hora de obtener una tarjeta de crédito virtual, debes conocer los beneficios y condiciones que te ofrece tu banco por este servicio. Recuerda averiguar si existen costos adicionales, comisiones y límites.