Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
requisitos para portabilidad de nomina

Conoce los requisitos para portabilidad de nómina

Descubre los requisitos para portabilidad de nómina y verás lo fácil que es llevar tu cuenta a otro banco.

Cuando los trabajadores reciben su salario por parte del patrón en una cuenta de banco y como resultado de una transferencia, lo hacen con la ayuda de una cuenta de nómina. Es muy común que la empresa en la que trabajes haya realizado la elección de una determinada institución financiera para hacer el manejo de todas las cuentas del personal y que la tuya esté entre esas.

En esa cuenta de ese banco te depositan tu sueldo y las prestaciones laborales como el aguinaldo, bonificaciones y pensiones o, incluso cualquier otro pago, y se denomina como cuenta ordenante.

Sin embargo, en ocasiones puede que no estés del todo conforme con el servicio que te ofrece esa institución o que otra te ofrezca muchos más beneficios, lo que te haga preguntarte si es posible cambiar tu nómina a otro banco.

Cambiar tu nómina de banco, sí es posible

Este es uno de los derechos que tienes como trabajador y se le conoce como portabilidad de nómina. Se trata de un proceso muy sencillo y rápido, pero que requiere que cumplas con algunos requisitos para lograrlo de la mejor manera.

¿Cuáles son los requisitos para portabilidad de nómina?

Si deseas realizar el cambio de tu nómina a otra institución financiera, debes saber cómo y cuáles son los requisitos para hacer la portabilidad satisfactoriamente. Existen 2 caminos para lograrlo:

1. Requisitos para hacer la portabilidad con el banco:

Cambiar de nómina es muy fácil y seguro, y en unos cuantos pasos podrás llevar el dinero de tu trabajo a la institución financiera que elijas.

  • Primer paso. Debes acudir al banco donde te depositen tu sueldo y ahí pedir un formato de solicitud de transferencia de nómina.
  • Segundo paso. Será necesario que tengas una cuenta en el otro banco al que desees llevar tu nómina y deberás presentar tu contrato de la cuenta a la que se trasferirán los fondos, el estado de cuenta, la tarjeta de débito y una identificación oficial. Si aún no abres la cuenta receptora, pregunta por los requisitos en el banco que te ofrezca los mejores beneficios.
  • Tercer paso. Acude a cualquier sucursal del banco en donde tienes la cuenta que recibirá los fondos y entrégala.

Si quieres llevar tu nómina a BBVA, es incluso más sencillo:

2. Gestionar la portabilidad en la institución en la que trabajas

Puedes solicitar la portabilidad de nómina directamente en la empresa donde trabajas, esto es muy común para evitar el trámite de acudir a una sucursal. 

  • Primer paso. Verifica cuál es el área de administración del lugar donde trabajas, que está a cargo del pago de la nómina y pregunta por los trámites internos para realizar la portabilidad de nómina.
  • Segundo paso. Deberás proporcionar la Clave Bancaria (CLABE) de 18 dígitos de la cuenta a la que quieras que se transfieran los fondos.

¿Cuánto tiempo tarda la portabilidad de nómina?

Al haber concluido con los trámites de manera satisfactoria el proceso tarda de uno a 10 días hábiles, contando desde el día siguiente que realizaste el trámite.

En cualquiera de los dos casos, la portabilidad de nómina es tu derecho, es decir que no debes pedir autorización para hacer el trámite, y la institución en la que trabajas seguirá realizando sus depósitos en la misma cuenta de forma regular y el banco se encargará de hacer las transferencias.

Toma en cuenta que si tienes autorizada la domiciliación de fondos en una cuenta y haces la portabilidad, el banco tendrá el derecho de retenerte la cantidad que hayas autorizado para el pago.

En caso de que ya no desees la portabilidad puedes solicitar la cancelación del proceso, que debe hacerse efectiva al tercer día hábil y no existe condición alguna en el número de veces que decidas hacer el cambio de cuenta de nómina.

Antes de tomar la decisión de cambiarte de la cuenta que ya tienes a otra, evalúa y compara los bancos. Revisa cuál es el que es el que te conviene más de acuerdo a los beneficios y servicios que te entregue. Toma en cuenta la cercanía de las sucursales a tu casa u oficina, la disposición que puedes hacer gracias a la red de cajeros, el costo de los servicios y los elementos extras como la infraestructura de la banca en línea.