Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Hombre realizando una transacción en el banco

¿Qué es una inversión en CEDES?

La inversión en CEDES o Certificados de depósito, por lo general, son una de las principales opciones para diversificar las inversiones y obtener una mayor rentabilidad de los recursos de manera segura, y comenzar a beneficiarse de los ahorros.

Sigue leyendo y descubre cómo invertir tu dinero de manera inteligente para elegir la mejor opción que se ajuste a tus planes a futuro y al rendimiento de tu dinero que esperas percibir. 

Antes de mencionar las diferentes modalidades de estos certificados se debe entender cómo es la inversión en CEDES y qué implica contratar un CEDE

Cuando se habla de inversión en lo primero que se piensa es en la seguridad y en el beneficio. Por lo cual, hay que mencionar que estos certificados son productos confiables que ofrecen los bancos, al estar respaldados por el Instituto de Protección del Ahorro Bancario (IPAB). Es importante revisar que el contrato incluya el lugar y fecha donde se emite el CEDE, el nombre y firma del emisor, la cantidad a invertir, el tipo de interés acordado, la fecha de retiro del monto acumulado y el lugar de pago. 

Los expertos recomiendan la inversión en CEDES para los inversionistas con un perfil conservador, ya que el riesgo es bajo y tienen plazos flexibles que permiten disponer de los recursos cuando se requieran. 

Existen dos tipos de CEDES: inversión de tasa fija y tasa variable. Al escoger una de estas dos opciones, hay que considerar el nivel de riesgo que se quiere tomar y conocer a profundidad lo que conlleva cada una de estas dos opciones.

Pareja planeando su futuro financiero

Inversión en CEDES con tasa fija

Si se busca una inversión que implique un riesgo mínimo, la tasa fija es la adecuada, ya que desde un principio se definen los intereses que se van a generar. Se puede contratar a partir de 3 meses y el plazo máximo dependerá del banco al que se le solicite. En este tipo de tasas se cobran los intereses mensualmente, y el retorno de capital se recibe una vez finalizado el plazo previamente establecido.

CEDES, inversión con tasa variable

Esta opción comprende un riesgo más elevado, debido a que los intereses no se determinan en el momento de la contratación, pero sí se especifica de qué dependerá la tasa. Al igual que la tasa fija, el cobro de los intereses se hace mensualmente y el capital se recibe a la fecha de vencimiento. El contrato de esta tasa se hace a partir de 3 meses, sin embargo, el banco es quien decide cuál es el plazo máximo y el monto mínimo para invertir. 

Después de saber cómo es la inversión en CEDES, decidir entre la tasa fija o variable dependerá de las metas que se pretenden alcanzar, los intereses que se desean generar y la periodicidad. 

Gestiona tus finanzas