Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
¿Cómo ahorrar en el súper?

¿Cómo ahorrar en el súper?

¿Suele sorprenderte lo mucho que gastas en el súper? Si sumaras cada centavo que usaste en alimentos; compras de supermercado, comida para llevar y restaurantes durante el último año, quizás terminarías considerando que fue demasiado.

La realidad es que todas las personas necesitan comer, por lo que esta área puede transformarse en uno de los mayores gastos de cualquier periodo. Para ayudarte a bajar un poco lo que desembolsas en alimentos y bebidas al año, revisa algunos consejos para no sobrepasarte en tus compras de supermercado.

Descubre cómo ahorrar en el súper

Afortunadamente, aprender cómo ahorrar en el súper puede ser fácil. Estos consejos te ayudarán con ideas para ahorrar y gastar menos, pero sin descuidar lo que comes cada día, lo único que necesitas es poner atención, tener disciplina y adaptar estos tips a tu estilo de vida.

  • Haz un plan. El paso más importante que puedes tomar para reducir lo que gastas en tus compras de supermercado es elaborar un plan. Dedícale tiempo a la planificación de tus comidas y ello te asegurará que comprarás solo lo que necesitas. Piensa en la semana que tienes por delante y planifica de acuerdo a tus tiempos y horarios. Encuentra algunas recetas que quieras cocinar o confía en aquellos platillos que te quedan espectaculares; si combinas este plan con una guía de comidas saludables sugeridas por un especialista, puedes matar dos pájaros de un tiro.
  • Escribe tu lista de compras. Esta es la mejor manera de asegurarte de no gastar dinero extra en aquello que no necesitas: una vez que ya tengas el plan, es hora de hacer una lista. Y una vez que tengas esa enumeración, apégate a ella. Ganas puntos si tu lista se ajusta a tu planificación mensual de gastos. Puedes usar una app para ahorrar en el supermercado, crear una lista en ese dispositivo o elaborar una planilla en la computadora e imprimirla. Incluye todos los artículos que compras semanalmente, como huevos, leche y pan.
  • No compres con hambre. Quizás los hayas escuchado antes, pero es necesario enfatizarlo una vez más: ¡No compres con hambre! Un estómago vacío puede hacer que todo parezca muy apetecible. Si quieres ahorrar dinero, debes apegarte a tu lista de compras; así que no compres con el estómago vacío.
  • Prepara comidas dobles. Seguro lo ideal es comprar la cantidad exacta de comida que necesitas para preparar lo que hayas planeado, pero eso no siempre pasa. A menudo te quedarás con algunos ingredientes que guardarás en el refrigerador o la despensa y puede que se echen a perder. Para reducir el desperdicio de comida y dinero, considera duplicar las recetas. Las sobras son excelentes almuerzos cuando no tienes tiempo de cocinar y si lo que estás preparando lo puedes congelar, tendrás una comida lista cuando más lo necesites.
  • Busca ofertas. Un método para ahorrar dinero y gastar menos, es planificar tus comidas en función de lo que está en oferta. Una app para ahorrar en el supermercado puede ayudarte para ver qué hay con descuentos en tu próxima ida a la tienda. Lo importante es no dejarse llevar por excelentes precios de artículos que no requieres. Si no está en tu lista, probablemente no lo necesitas y no debes comprarlo.
  • Compara precios. Con la ayuda de la computadora o los teléfonos móviles, puedes revisar los precios de los productos que están en tu lista para comparar los precios y así siempre comprar en la tienda en la que el total sume menos.
  • Compra al mayoreo. Comprar a granel puede ser una buena opción si deseas ahorrar dinero. Elementos como el papel de baño pueden ser adquiridos a granel, así como otros productos no perecederos. Pero no te olvides de comparar con los precios unitarios, pues a veces el ahorro no conviene al 100%.
  • Mantén una despensa bien surtida. Una despensa bien surtida es esencial para ahorrar. Los productos básicos como el aceite, la pasta, los frijoles y el atún enlatado duran mucho tiempo almacenados. Puedes combinarlos con ingredientes frescos o congelados y obtendrás una comida saludable sin gastar tanto. En línea con los consejos anteriores, siempre verifica qué productos necesitas reponer y anótalos en tu lista.

Comprar comida en estos días puede ser caro. Por eso, es importante ser inteligente al usar tu dinero para que no malgastes tu quincena; la parte complicada es usarla sabiamente sin sacrificar tus necesidades. Pero si sigues los consejos anteriores, seguramente podrás ponerte en el camino del buen comer y del ahorro para alcanzar tus metas.