Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Créditos hipotecarios y tasas de interés

Conoce las variables de un crédito hipotecario y vuélvete un experto comparando entre las opciones para que puedas contratar el que mejor se adapte a ti.

Tu casa es el patrimonio más importante que puedes adquirir. Sin embargo, para muchos, la única forma de comprar una es a través de un crédito hipotecario, pues es muy difícil juntar el dinero para comprarla de contado.

Los créditos hipotecarios son un tipo de crédito que queda respaldado con una garantía hipotecaria, que generalmente es el mismo bien. Con esta garantía, si el cliente no puede pagar las cuotas, la entidad que otorgó el crédito puede quedarse con la casa o departamento hipotecado.

A diferencia de otras opciones, este tipo de créditos está dirigido exclusivamente para que los clientes puedan adquirir bienes inmuebles. Por ello, la cuantía máxima del crédito sólo puede ser del valor total del inmueble.

En un crédito hipotecario, como solicitante dispones de una cantidad de dinero con el compromiso a devolverlo mediante cuotas periódicas, junto con los intereses asociados por el financiamiento. Se pactan a mediano o a largo plazo, con condiciones que quedan definidas en un contrato.

¿Cuáles son las variables de un crédito hipotecario?

Al buscar un financiamiento para la compra de una casa o departamento debes considerar las diversas variables de un crédito hipotecario:

Plazo

Usualmente puedes contratar un crédito hipotecario con plazos que van desde los 5 años hasta los 30 años. El plazo incide directamente en algunas variables como en los intereses o en las mensualidades. Entre más tardes en devolver el crédito los intereses serán más altos, pero las mensualidades serán más bajas. 

Por el contrario, cuando se contrata un crédito a menos años, los intereses son más bajos pero se aporta más en las mensualidades. El tiempo que te otorguen depende de tu situación financiera y el uso que le quieras dar al crédito, pero también depende de la institución financiera donde lo solicites.

Cuota

Las cuotas mensuales son uno de los factores claves al contratar créditos hipotecarios, pues son más que la aportación mensual que se hace para devolver el crédito junto con los intereses. Normalmente, se incluyen las parcialidades de los costos adicionales y los seguros que se asocian a este tipo de financiamientos. Recuerda que puedes adelantar estas cuotas con aportaciones extraordinarias, pero debes revisar las condiciones para hacerlo.

Costos adicionales

También debes considerar los costos adicionales al contratar un crédito hipotecario, algunos de los más comunes son: avalúo de la propiedad, el enganche del pago, las comisiones por apertura y escritura. Todos estos costos se pueden sumar a la suma que se pida en el crédito hipotecario, pero se debe tener claro que un porcentaje se sumará a las mensualidades. Por todo lo anterior se recomienda tener un buen ahorro que idealmente cubra el 10% de enganche de la vivienda y estos costos adicionales.

Seguros

Es común que cuando se contrata un crédito hipotecario, a este servicio se le acompaña de coberturas de seguros como los de vida, de daños o de desempleo. Tienes que estar consciente de que estos servicios son para asegurar el pago, así como el inmueble mientras se cumple con el requisito de devolver el dinero del crédito hipotecario.

En el caso del seguro del hogar que se incluye en algunos créditos hipotecarios, se tiene previsto que el inmueble esté resguardado en contra de daños por fenómenos naturales, por lo que pese a que suman a la cuota, entregan tranquilidad y certeza.

Tasa de interés

Los intereses de todos los créditos, incluyendo los hipotecarios, son el precio que cobran las instituciones por el dinero prestado en el tiempo que tardes en devolverlo. 

El costo del dinero prestado se representa por la tasa de interés y cada una de las instituciones financieras lo fijan libremente. La tasa de interés contenida en el Costo Anual Total (CAT), sirve como uno de los factores que debes tomar en cuenta antes de contratar un crédito hipotecario.

Tu mensualidad incluye el pago del interés, la amortización del capital y las comisiones. Existen 2 tipos de tasas de interés:

  • Tasa fija: pagas la misma tasa durante todo el plazo del crédito.
  • Tasa variable: cambia de acuerdo la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio)

Recuerda que es posible deducir de tus aportaciones anuales el pago de los intereses de tu casa, si vas a presentar tu declaración anual es recomendable que puedas calcular la proporción del financiamiento que puedes rebajar.

También te podría interesar

Hipoteca Bancomer Fija

  • Los intereses son deducibles de impuestos.
  • Paga antes o liquida sin penalizaciones.
  • Plazos de 20, 15, 10 o 5 años. 

Hipoteca Bancomer Creciente

  • Los intereses son deducibles de impuestos
  • Pacta tasa y mensualidades al contratar
  • Pagos iniciales más bajos

Hipoteca Bancomer Fija Liquidez

  • Mensualidad fija durante el plazo del crédito.
  • El destino del préstamo es libre.
  • Paga antes o liquida sin penalizaciones.

¿Qué quieres aprender?

¿Cuáles son los mejores créditos hipotecarios?

Para saber cuáles son los mejores créditos hipotecarios es necesario conocer tus necesidades y comparar entre las distintas opciones disponibles en el mercado.

Conoce el ciclo de vida de un crédito hipotecario

Conoce todos los pasos que debes seguir antes, durante y después de la solicitud de un crédito hipotecario.

Consejos para comprar una casa nueva o usada

¿Estás buscando comprar una vivienda? Analiza estos consejos para comprar una casa de forma inteligente y al mejor precio.