Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Aprende qué es el Vishing y cómo protegerte

Descubre qué es el vishing, los aspectos más relevantes para identificarlo y cómo puedes protegerte ante este tipo de estafa telefónica.

Las tecnologías han facilitado la comunicación y trasmisión de información con mayor rapidez, sin embargo, esto también ha ocasionado que estafadores encuentren nuevas formas de obtener datos confidenciales de las personas, sobre todo al tratarse de información referente a tarjetas de crédito y cuentas bancarias.

En este caso, el vishing es un término que requieres conocer, ya que se trata de un tipo de fraude financiero que pone en peligro tus datos privados. Por ello, te explicaremos más a fondo de qué trata, cómo lo puedes identificar y qué aspectos necesitas saber para evitarlo.

¿Qué es el vishing?

Es un sistema de robo de datos bancarios realizado por medio de llamadas telefónicas, en donde los ciberdelincuentes utilizan una voz automatizada que simula ser de las empleadas por los bancos. El término vishing proviene de la combinación de "voice" y "phishing" (ambas palabras del inglés).

Este se lleva a cabo cuando la víctima recibe un mensaje de texto que lo alerta de alguna anomalía en su cuenta por parte de su institución financiera, ya sea porque su tarjeta de crédito ha tenido un cargo desconocido o que su cuenta debe actualizarse. En dicho SMS, se indica responder a este o comunicarse al teléfono que se proporciona.

Una vez hecho esto, una operadora será la que conteste y siga con el proceso de petición de datos, en donde pedirá que ingreses tu número de cuenta, tus dígitos de seguridad, la fecha de expedición, correo electrónico, NIP del cajero automático y hasta tu número de celular. Todo con el fin de "autentificar tu información de cliente", pero al proporcionar tu último dato bancario, la llamada se corta.

Claramente, su propósito es causar temor y provocar que respondas el mensaje o llames al número indicado para saber qué está pasando con tu cuenta.

¿Cómo puedes identificarlo?

Hay tres aspectos con los que podrás reconocer inmediatamente este fraude:

  1. Al ver que el remitente del mensaje de texto es de un desconocido o no concuerda con el remitente que anteriormente has recibido de tu banco.
  2. Al establecer comunicación por vía telefónica, el primer filtro es un sistema de voz automatizada que te pide proporcionar información confidencial.
  3. Al hablar directamente con una persona, y esta no pueda identificarse de manera rápida y válida.

¿Cómo puedes evitarlo?

Para evitar ser víctima de vishing, te aconsejamos nunca entregar información delicada, especialmente cuando se trata de tu número de tarjeta y códigos de seguridad. Considera que los bancos en ninguna ocasión te solicitarán tus datos privados por teléfono o SMS. Si tienes algún inconveniente con tu cuenta, comunícate con tu banco o acude a tu sucursal. Además, para reforzar tu seguridad cambia con regularidad tus contraseñas.

Al conocer qué es el vishing y la forma en cómo operan los estafadores, lograrás identificar con mayor facilidad este tipo de estafa para así proteger tus datos bancarios personales.

También te podría interesar

  • Conoce la app BBVA México, la nueva banca móvil de BBVA y realiza tus operaciones bancarias desde donde estés.
  • Controla los movimientos de tu cuenta mediante notificaciones a tu celular.
  • Haz compras por internet, con la seguridad de que tus datos nunca estarán comprometidos, gracias al código de seguridad dinámico (CVV).

¿Qué quieres aprender?

  • Conoce las características de los estados de cuenta de créditos hipotecarios para que la próxima vez que recibas uno, entiendas a la perfección toda la información que contienen.
  • Revisa estos consejos para proteger tus datos confidenciales y aprende a identificar los fraudes electrónicos.
  • Tener malos hábitos que condicionen tus finanzas personales es común. Revisa esta lista, ¿tendrás alguno?