Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Conoce 5 responsabilidades de tener una mascota

Conoce 5 responsabilidades de tener una mascota

Tener un animalito significa comprometerse para su bienestar, así que debes conocer diversas responsabilidades de tener una mascota, descúbrelas.

Si eres amante de los animales, debes considerar la importancia de su cuidado y bienestar, pues si tienes alguno o algunos en casa sabes que son parte de la alegría del hogar y fieles amigos que dependen de ti, por eso es necesario reflexionar y conocer acerca de las responsabilidades de tener una mascota.

Y qué mejor momento de hacer esto, bajo el contexto de un día que invita a pensar acerca del trato digno a los animales domésticos, sobre todo hacia sectores muy específicos. El Día Mundial del Perro sin Raza, que es el 28 de mayo.

La importancia de cómo cuidar una mascota

Hay animalitos que muchas veces son pasados por alto, como los perros sin raza, los cuales desafortunadamente es común encontrarlos en situación de calle; o en general perros, gatos y otros, que sufren alguna discapacidad, están enfermos y andan a su suerte.

Basta con salir y ver sobre todo a perros mestizos buscando qué comer, o a gatos lastimados, y a eso hay que sumarle que hay más tipos de mascotas que también pasan dificultades al estar en las manos equivocadas.

Es un problema que se tiene que atacar desde la raíz, y la solución está en saber cómo cuidar una mascota y conocer las responsabilidades y medidas a considerar respecto a tener una, para que no surjan escenarios indeseados por la falta de compromiso y planeación, que puedan culminar en el sufrimiento de un animal.

5 responsabilidades de tener una mascota

1. Ten conciencia del tipo de mascotas que puedes tener en casa

Aunque lo más usual es tener perros o gatos, hay personas que prefieren la fauna exótica, desde aves y roedores, hasta reptiles, insectos o arácnidos. Revisa las limitantes del lugar en donde vives, e incluso de tu familia.

Evalúa qué clase de mascota se adaptará bien al entorno que puedas ofrecer. Quizá te gustan las aves grandes, pero no existe un sitio apto en tu hogar para cuidarla, o que tengas interés en reptiles, pero no cuentas con las medidas necesarias de seguridad para hacerte cargo de uno.

2. Asegúrate de tener el espacio adecuado

Relacionado con el punto anterior, valora objetivamente las dimensiones de tu casa. ¿Puedes tener un perro de raza grande? ¿Un gato tendría el espacio suficiente para correr y saltar? ¿Tu patio es lo suficientemente grande como para que tu mascota tenga un espacio extra para estar?

No se trata tanto de hacer adaptaciones según las necesidades surjan, sino de tener todo preparado antes de adquirir una mascota.

3. Mantén limpio su lugar 

Las mascotas que puedes tener en casa no se merecen vivir en medio de suciedad y desorden. Si tienes un animalito viviendo contigo, mantén en buenas condiciones el sitio que le hayas asignado, pues la falta de higiene puede ser perjudicial para su salud, además de que su incomodidad se puede ver reflejada en su comportamiento, ya que no será feliz y estará estresado.

Consulta con el veterinario qué productos de limpieza puedes usar, que no sean dañinos para tu mascota.

4. Consigue el alimento correcto

Una parte crucial de cómo cuidar una mascota es saber qué alimento darle. Muchas veces la gente cae en el error de no investigar cuál es la dieta adecuada para sus animales, y les da alimento que no les beneficia en nada, sino que, al contrario, puede terminar siendo dañino para su organismo.

Investiga la dieta perfecta para tu mascota, qué nutrientes necesita, qué puede comer y qué no, y consiéntela con lo mejor en cuanto a calidad.

5. Conoce a tu mascota y sus necesidades

El tener una mascota no es solamente asignarle un lugar, rellenarle el plato de comida y el recipiente de agua. Debes crear un vínculo con ella; ese es el punto central de tener un animal en el hogar, establecer una conexión con un ser vivo igual que tú, saber cuándo está estable, alegre, estresado, hambriento, relajado, enfermo, deprimido o si necesita algo.

En algunos animales se notará más que en otros, pero si tienes una mascota, es vital conocer su comportamiento para detectar cualquier conducta extraña y así poder tomar medidas.

Y es precisamente para mantenerla bien que existe el seguro para mascotas, con el cual podrás contar con un apoyo ante diferentes tipos de imprevistos, acceder a diversos servicios médicos e incluso tener la posibilidad de contar con un alojamiento especial. En definitiva, para que tu mascota esté en las mejores condiciones posibles.

Te podría interesar