Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información

¿Para qué sirve un seguro de cáncer?

Conoce para qué sirve un seguro de cáncer y cómo funciona esta previsión ante una de las principales causas de muerte en nuestro país.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo y en nuestro país, siendo el cáncer de mama el padecimiento que en general más afecta a las mujeres y el de próstata el que afecta en mayor medida a los hombres.

¿Qué es el cáncer?

Cáncer es el nombre común que reciben una serie de enfermedades relacionadas y que se puede desarrollar en cualquier parte del cuerpo diferenciándolo sólo por el tipo. Se trata de un padecimiento en el que las células especializadas del cuerpo comienzan a tener comportamientos anormales que afectan el ciclo de renovación causando nuevas células cuando no se requieren, formando tumores en la mayoría de los tipos. Este comportamiento de las células puede extenderse a otros órganos.

Esta es una enfermedad que ocurre tras cambios en los genes del individuo y que puede heredarse de los padres. Sin embargo, también puede desarrollarse como resultado de algunas exposiciones a productos o ambiente negativos y que pueden dañar el ADN de una persona.

Razones para contratar un seguro de cáncer

 

 


Esta enfermedad se ha vuelto una de las principales causas de muerte en el mundo debido a que miles de personas a nivel mundial y en nuestro país no cuentan con los recursos suficientes para tratarse de forma adecuada, ya que los medicamentos y los tratamientos asociados a esta enfermedad son muy costosos.

En ese sentido, asegurarse contra un riesgo con alta probabilidad es algo que nadie debería dudar. Contratar un seguro de cáncer puede salvar a una familia de una crisis económica y además ayuda a reducir el posible fallecimiento del paciente, pues da mayor posibilidad de completar el tratamiento.

Un seguro de cáncer es una inversión que se enfoca en la prevención y nunca debe ser visto como un remedio. Por eso, las aseguradoras excluyen las preexistencias en estos casos.

En el mercado existen diversas opciones para atender la incertidumbre y los riesgos financieros asociados a una enfermedad de este tipo, por lo que siempre es muy recomendable cotizar con diferentes opciones, comparar costos, condiciones, sumas aseguradas y exclusiones. Esto implica no dejarse llevar por los valores de las mensualidades, debido a que los beneficios asociados de un valor más alto pueden ser detalles importantes de considerar al momento de contratar una póliza para este tipo de enfermedad.

También te podría interesar