Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
niños haciendo travesuras

Travesuras más comunes de los niños y cómo evitarlas

Todas las personas hicieron al menos una travesura cuando eran menores. Caracterizadas por su inocencia y falta de malicia, la mayoría de las travesuras terminan en un disgusto o un regaño, sin embargo, hay algunas que pueden terminar mucho peor y causar un accidente. 

Los papás y mamás coinciden en que si hay mucho silencio en una casa con niños pequeños es porque están haciendo alguna travesura, y generalmente esto es cierto. Es por eso que a continuación te compartimos cuáles son las travesuras que hacen los niños en esos momentos de silencio para evitar que ocurran accidentes en el hogar. 

Cortarse el cabello. Muchos pequeños experimentan con su cabello y terminan cortándose un mechón o dejándose un hueco en la cabellera, lo malo no es que experimenten o que tengan un nuevo look polémico, sino que se hagan cortes en las manos, la cara o las orejas o que corten a su hermana o hermano en este intento de ser estilistas. Para evitar esto, deja las tijeras o cualquier objeto filoso en un cajón bajo llave o con botón de seguridad. 

Jugar con fuego. El fuego puede ser muy llamativo para niños y adultos, sin embargo cuando eres niño no sabes cuáles son las consecuencias o límites con el fuego. Jugar con cerillos o con encendedores puede terminar realmente muy mal. Guarda en un lugar seguro estos objetos, así como la plancha de ropa y de cabello para evitar quemaduras o incendios. 

Jugar a la comida con productos que no son precisamente alimentos. Muchos pequeños encuentran diversión en hacer mezclas, jugar a la comida o hacer experimentos con productos que encuentran cercanos. Lo problemático de esto es que se pueden intoxicar y terminar en un hospital. Mantén bajo llave los productos tóxicos de limpieza, y los productos de higiene y cuidado personal como pasta de dientes, maquillaje, jabón líquido o enjuague bucal puedes colocarlos en una superficie que no alcancen. 

Pintar las paredes. Basta con tener una caja de crayolas o encontrar el maquillaje de mamá para mostrar su creatividad y hacer arte en las paredes. Esta puede ser una de las travesuras más inofensivas, aunque si lo quieres remediar puedes colocar pliegues de papel en la pared para que desarrollen su creatividad y no arruinen las paredes de la casa. 

Para proteger y respaldar a tu familia ante cualquiera de estos incidentes contrata un seguro de hogar, el cual, además de proteger la estructura de tu casa y tus pertenencias en caso de robo o desastre, le ofrece a tu familia asistencia médica a domicilio por si alguna de estas travesuras llegara a provocar un accidente.

Y como realmente nadie está exento de sufrir un accidente, sin importar la edad que se tenga, te recomendamos complementar este seguro con un seguro de vida, para proteger de la misma manera a tu familia en caso de que algún día llegues a faltar, o si te sucede un accidente o enfermedad inesperada puedas seguir proveyendo a tu familia. 

Recuerda que tener y fomentar una cultura de prevención en tus hijos es muy importante y puede ser la diferencia entre qué tanto impacte una situación en su vida.