Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Personajes financieros: versión navideña

La Navidad ya se acerca y en las calles podemos notar la euforia de nuestros amigos y familiares. Hay tráfico por todos lados. Algunos corren desesperados por los regalos del intercambio. Uno que otro está fastidiado de tanto villancico y otros ya se quedaron sin aguinaldo (y eso que apenas van arrancando las fiestas decembrinas).

Lo más divertido de estas fechas es que todos, absolutamente todos somos un personaje navideño y aunque lo niegues, seguramente tienes parecido con alguno de los que te vamos a presentar. 

¿Con cuál te identificas?

Santa Claus

  • Es tanto tu amor por la Navidad que le compras regalos a todos y vas echando flores por donde quiera que pasas.
  • Gastas como si tu casa fuera una fábrica de regalos Sales de fiesta casi toda la semana
  • Eres el tío favorito
  • Eres el que organiza los intercambios
  • Eres la clásica persona que hace el oso en la fiesta de fin de año (por ejemplo: abrazar a tu jefe y declararle tu amor a tu crush). 

 

Duende

  • Te la pasas trabajando todo el todo el año y solo te dieron chance de descansar el 24 de diciembre (pero solo por medio día).
  • No tienes tiempo de disfrutar de la Navidad
  • Te la pasas de una junta a otra
  • Eres de los que compra los regalos a última hora Duermes 5 horas (si bien te va)
  • Por más que intentas, nunca puedes ahorrar 

Rodolfo el ruinas

  • Tú si aplicas el You Only Live Once
  • Todos tus regalos los compraste a meses sin intereses 
  • Pagas el mínimo de las tarjetas
  • Le entras a todos los intercambios de la oficina
  • Ya te acabaste el aguinaldo y no sabes en qué se te fue
  • En resumen: Tienes tus números igual de rojos que tu nariz 

Grinch

  • La Navidad no es tu época favorita
  • Ahorraste todo el año pero no piensa gastar un solo peso 
  • Solo participas en los intercambios si el regalo es de $50 
  • Pones excusas para no ir a las posadas
  • Crees que comprar regalos es contribuír con el capitalismo
  • Estás enojado y estresado el 80% del día
    Muy en el fondo tienes buen corazón

Grinch

Si te identificas con alguno de estos cuatro personajes, te urge replantearte la manera en la que te estás relacionando con tu dinero.

  • Para llevar una mejor relación con tu dinero tienes que:
  • Dejar de gastar como si no existiera un mañana

  • Llevar un equilibrio entre trabajo-tiempo libre

  • Recuerda que Navidad es época de dar (pero no des de más. Ajústate un poquito el cinturón)
  • No compres regalos chicos a meses sin intereses

  • No te acabes tu aguinaldo (guarda una reserva para enero)


Y lo más importante: Abraza a tu familia y valora lo que tienes hoy.