Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Por Roberto Aguilar

La pandemia no se ha ido todavía, y mantener las medidas sanitarias hoy más que nunca es necesario, pero por el otro lado hay una creciente necesidad de disfrutar unos días de distracción. ¿Qué tal si redescubrimos las formas de disfrutar más nuestro propio hogar y al mismo tiempo mejorar nuestras finanzas personales?

Pese a los avances del proceso de vacunación, desafortunadamente los contagios comenzaron nuevamente a subir, y como medida preventiva los semáforos en el país regresaron, en la mayoría de los casos, al color amarillo. Esta no es una situación exclusiva de México porque está sucediendo en todo el mundo, incluso en países con un elevado porcentaje de su población protegida, debido a la aparición de cepas más contagiosas y amenazadoras.

Pero a diferencia de lo que sucedió el año pasado, las restricciones de movilidad no son tan extremas, y esto podría animar a muchos a planear las vacaciones de verano a destinos más cercanos con todas las medidas que aún son indispensables para disminuir la posibilidad de contraer el virus.

Pero para quienes prefieren mantenerse a raya y dejar las vacaciones para un momento menos arriesgado hay alternativas con las que se puede romper la pesada rutina que obligó la pandemia; y ver la estadía en casa con una perspectiva diferente que permita no sólo separar las actividades laborales de los días de asueto, sino un menor gasto que se reflejará en la capacidad de disfrutar en el mediano o largo plazo de unas merecidísimas vacaciones a cualquier destino de playa, el extranjero o famosas ciudades en el mundo.

Es altamente probable que por un tiempo las actividades cotidianas tendrán que convivir con el virus conforme avancen y se mejoren las vacunas, que por el momento no se sabe cuánto tiempo durará su protección, pero mientras esto sucede hay que buscar opciones que nos hagan más llevadero este periodo, y redescubrir muchas actividades en nuestra propia casa. Aquí algunas sugerencias:

1) Palomitas en el sillón. Cada vez hay más oferta de contenido de paga, e incluso gratuito, diseñado para segmentos específicos de edad y que está disponible al momento que quieras. Películas, series, programas culturales o de viajes, y un amplio catalogo de programas que puedes programar a cierto horario y disfrutar con toda la familia.

2) Serpientes y escaleras. Desempolva los clásicos juegos de mesa que pueden ser una excelente opción para convivir con la familia. Hay muchas opciones y los puedes incluir en tu lista de actividades. Los rompecabezas también son una excelente opción.

3) Juntos de nuevo. Contar con unos días libres también puede ser una gran oportunidad para reencuentros con familiares y amigos, luego de los largos meses de distanciamiento social. Pero esto no implica que tengas que descuidar las medidas de protección; sin duda la mejor manera de demostrar afecto a tus seres queridos.

4) Un rico postre. Las redes sociales son una creciente fuente de contenido para diversas actividades manuales y recetas de cocina que también son una buena opción para integrar a la familia. También la jardinería en casa ganó mucha aceptación durante la pandemia.

@robertoah

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de BBVA.