Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Por Roberto Aguilar

Nueva normalidad vs finanzas sanas

Las actividades personales, laborales y escolares comienzan a normalizarse, lo que significa que regresarán los gastos que esto implica; y si además las ganas de gastar se desbordan, tus finanzas personales están en peligro. ¿Qué podemos hacer para convivir sanamente con la Nueva Normalidad?

Conforme avanza el proceso de vacunación y las tasas de contagio se moderan, la Nueva Normalidad está cada vez más presente. Muchas de las actividades personales, familiares, laborales y escolares se retoman progresivamente, y esto es una muy buena noticia.

Sin embargo, debemos ser cautelosos no sólo en el aspecto de salud, sino también en nuestras finanzas personales porque después de las limitaciones, y en algunos casos el encierro autoinfligido, peligrosamente se acumularon las ganas de salir con los amigos, vacacionar, visitar y comprar en las tiendas, organizar comidas, y una larga lista de actividades pendientes.

Aquí el reto es que la efusividad y mejor ánimo no provoque gastos excesivos que afectarán el balance de nuestras finanzas, sobretodo porque no está totalmente claro cuánto finalmente superaremos la complicada etapa que originó la pandemia. Es decir que debemos estar preparado ante cualquier cambio de señales tanto negativas como positivas, y esto no quiere decir que debemos necesariamente seguir aislados sino gastar con sumo cuidado y sin excesos.

Aquí una serie de recomendaciones que servirán para cuidar el presupuesto familiar, y al mismo tiempo convivir sanamente con la Nueva Normalidad, a la que debemos de adaptarnos y tratar de sacar el mejor provecho.

1) El retorno a la rutina laboral y escolar, quizás no será todos los días, pero sí implicará que también regresarán los gastos del traslado y todo lo que implique la salida

2) El costo de la vida seguirá subiendo, hay más inflación, y puede que se prolongue varios meses por eso hay que cuidar más los ingresos

3) Modera tus gastos y aplica la regla de oro de no destinar más de 30% de tus ingresos para el ocio y diversión

4) Aprovechar promociones y descuentos que muchas tiendas y marcas, verifica y compara para encontrar la mejor opción

5) Un buen momento para iniciar, o aumentar su fuera el caso, el ahorro e incluso pensar en algún tipo de inversión que en lo posterior se convierta en una fuente de ingresos

6) Puede que las ofertas de meses sin intereses sean muy tentadoras, aprovéchalas pero no abuses porque limitarás tu capacidad de crédito para alguna emergencia

7) Contrata un seguro de gastos médicos y de vida, prepararse ante cualquier eventualidad, ayuda a una vida más plena para los seres queridos

@robertoah

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de BBVA