Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Por Enrique Hernández

La pandemia de Covid-19 hizo que los créditos hipotecarios y financiamientos sean los más baratos desde la década de los años setenta. Hoy puedes comprar.

Una de las buenas noticias de la pandemia de Covid-19 fue que llevar a niveles nunca visto de la tasa de interés del crédito hipotecario, financiamiento y préstamos, lo cual creó un apetito por la compra de vivienda en México.

La pandemia de Covid-19 revalorizó en muchos mexicanos el gusto por su casa, porque siempre salían a temprana hora a trabajar, llegaban a la noche y dormían, así como “no le hacían mucho caso a su entorno habitacional”, dice Eugene Towle, socio director de Softec.

“Despertaste y descubriste qué quieres en una casa”, expresa. Hoy es probablemente el mejor momento para comprar, ya que hay condiciones financieras como una baja tasa de interés en los créditos hipotecarios.

Aproximadamente 20 por ciento de la gente que vive en departamentos está pensando en mudarse a una casa y 12 por ciento de las personas propietarias de una casa aspira a cambiarse a un departamento, comenta el profesor de Mercadotecnia Inmobiliaria en el ITAM.

La pandemia de Covid-19 exige un espacio en la casa para que los niños estudien, otra zona para el entretenimiento, un lugar del home office, así como internet de alta velocidad para cumplir laboralmente, expone el coordinador del diplomado sobre Negocios Inmobiliarios impartido por la Universidad Iberoamericana.

“La tasa hipotecaria bancaria nunca en la historia de México había estado tan barata”, explica Eugene Towle.

De 1970 a 1976, conocida como la época de oro, las hipotecarias prestaban en una tasa de interés de 12 por ciento y vendían bonos hipotecarios a 8 por ciento, recuerda.

Actualmente las tasas hipotecarias están por debajo del 8 por ciento, lo cual es una cosa fabulosa porque la tasa hipotecaria promedio estaba en 11 por ciento en 2018.

“Si te bajaron la tasa 3 puntos porcentuales, pues puedes comprarte una casa 22 por ciento más grande con la misma mensualidad. Es decir una recámara y un cuarto de tele, o una sala más grande, una mejor cocina o un mejor jardín”, expone.

El 2020 fue el año en que más créditos hipotecarios se colocaron en México: “La cantidad de dinero para la adquisición de vivienda, pues es de la más alta que tenemos registro y fue de 348 mil millones de pesos en créditos del Infonavit, Fovisste y la banca para la compra de vivienda usada y nueva”.

“El consumidor no es tarugo, o sea el consumidor se dio cuenta de que las tasas hipotecarias eran muy convenientes”, añade Eugene Towle.

Roberto Esses, director general del portal inmobiliario Vivanuncios, recuerda que un 50 por ciento de los mexicanos contempla mudarse a una vivienda nueva durante 2021, a pesar de la pandemia de Covid-19.

“Resulta interesante que el 70 por ciento (del total) tiene interés en comprar una vivienda. Esto habla de que México mantiene el interés por hacerse de un bien.

“Desafortunadamente por el tema de la pandemia de Covid-19, 60 por ciento de los interesados en comprar o rentar una vivienda tuvo que reducir el monto de inversión. Esto significa haber disminuido la cantidad que quería invertir para la compra o renta de una vivienda. Y finalmente 40 por ciento afortunadamente ha mantenido sus planes iniciales de inversión”.

Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Baja California se ubicaron como los 5 estados más buscados para compra de vivienda durante el primer trimestre del 2021, dice Roberto Esses. El Top 10 lo complementan Querétaro, Quintana Roo, Puebla, Yucatán y Morelos.

En el caso de renta, el directivo señaló que Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Querétaro se colocaron como los más buscados. Aquí, el Top 10 lo complementaron: Quintana Roo, Baja California, Guanajuato, Puebla y Veracruz.

El director de Vivanuncios dice que 25 por ciento señaló que no tiene en mente mudarse, mientras que 17 por ciento indicó que continuará con sus planes de mudarse hasta que termine la pandemia. Agregó que 5 por ciento declaró que tenía planes de mudarse, pero se quedó sin trabajo; además que 3 por ciento dijo que tuvo que regresar a casa de sus padres o algún familiar.

Teresa Sandoval, directora ejecutiva de Eire Bienes Raíces, indicó que el 2021 se percibe un área de oportunidad para la colocación de vivienda, principalmente, por las bajas tasas de interés ofrecidas en el mercado bancario mexicano.

“Las últimas tasas de interés accesibles que vimos fueron hace 15 años. Posterior de ahí, hemos estado viviendo sobre tasas de interés hipotecario que van desde el 10 hasta el 12 por ciento. Realmente estamos por debajo de lo que habíamos visto y esta es un área de oportunidad enorme para hacer la colocación de vivienda”, comenta.

Señala que en estos momentos se deben destacar las ventajas que trae consigo adquirir un bien inmueble. Y es que, recordó, comprar una vivienda es apostar por adquirir un activo que generará plusvalía.

“Hay una oportunidad de insistir en el sector de los jóvenes para que compren una vivienda como método de inversión. Una de las cosas más importantes cuando inviertes en bienes raíces es la plusvalía. Es importante que la plusvalía que tú tienes en el inmueble esa nadie la va a quitar”, agrega.

 

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de BBVA.