Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
emprendedor

El papel de las Pymes en México después de COVID

Finalmente se alcanza a vislumbrar el fin de esta pandemia que ha afectado a millones de personas, no solo en un plano de salud, sino en un aspecto social y económico. 

Uno de los sectores más golpeados sin duda fue el de las empresas, sin importar el tamaño, la mayoría se vio afectada en mayor o menor medida por un virus que nos hizo detener las actividades como las conocíamos.

Aunque el COVID aún no termina y las medidas precautorias siguen vigentes, las vacunas han permitido que la actividad económica vuelva poco a poco a la normalidad, pero ahora, ¿qué sigue para las pequeñas y medianas empresas en México que lograron mantenerse a flote durante la emergencia sanitaria? 

El reto para las Pymes en 2021 y 2022

A pesar del cierre definitivo de poco más de un millón de negocios en México a causa de la pandemia, de acuerdo con cifras del INEGI, la importancia de las Pymes en México sigue siendo vital, ya que generan el 72% del empleo y más del 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

El reto para las 3.8 millones de empresas que sobrevivieron a la pandemia, en este 2021 y 2022 es grande, pero no imposible, representa una oportunidad de crecimiento y fortalecimiento de estrategias. 

A continuación, te compartimos algunos valiosos aprendizajes de la crisis por COVID para las empresas y los principales retos a enfrentar. 

Transformación digital

Si la evolución hacia lo digital era ya un hecho, esta pandemia hizo que los procesos se aceleraran y ahora, pasar a lo digital se ha vuelto una necesidad. 

Muchos negocios hicieron esta transición a causa de la pandemia, sin embargo, algunos otros aún no lo han hecho, el principal reto para todas las empresas es evolucionar a lo digital, invertir en tecnología y digitalizar la mayor parte de sus procesos. 

Este tipo de inversión tiene grandes ventajas para las empresas, a pequeño, mediano y, sobre todo largo plazo. Lo más normal es que tu negocio apenas comience a recuperarse de la crisis, por lo que no tendrá aún capital de inversión, de ser así, un crédito para Pyme te puede ayudar a hacer este tipo de implementaciones y tener un retorno con el cual puedas pagar el mismo crédito.

Data y análisis de tu empresa

Aunque también parte de un tema de digitalización, es fundamental tener en orden las finanzas de la empresa, saber con precisión los ingresos, egresos, deudas, inventario, ventas, y toda la información lo mejor clasificada posible. 

Tener una compilación de todos estos datos te ayudará a hacer análisis muy específicos que les permitirán a los directivos tomar mejores decisiones a futuro o tener la información inmediata en caso de que se requiera tomar una decisión emergente. 

Mientras más información tengas sobre tu empresa y su actividad en el mercado, más fácil será reaccionar ante una crisis. 

Relaciones de confianza

Si algo se pudo aprender de la crisis por la pandemia fue que las relaciones comerciales son sumamente importantes. Ya sea con clientes o con proveedores, es fundamental estrechar y fortalecer las relaciones para soportar cualquier crisis. 

Clientes: trabaja en afianzar la confianza con los clientes y ofrecerles una experiencia de calidad, en tiempos de crisis, los clientes leales y frecuentes son los que pueden mantener a flote las ventas o apoyar de distintas formas. 

Proveedores: por otro lado, los proveedores son quienes te dan los insumos, una buena relación comercial te permite negociar para no perder a ese valioso proveedor en tiempo de crisis, por supuesto es importante negociar de forma justa para ambos, pues no olvides que la crisis también la están pasando tus proveedores. 

Un crédito pyme además de ayudarte a invertir para llevar tu negocio a lo digital, puede ayudarte a solventar otro tipo de pagos, deudas a proveedores para que no pierdas precisamente esta relación de confianza, impuestos, salarios o cualquier otro compromiso que hayas adquirido para mantener a flote tu emprendimiento. 

Lo cierto es que las Pymes tienen una gran ventaja sobre las grandes empresas: su alta capacidad de adaptación, debido a su tamaño tienen mayor flexibilidad y pueden tomar decisiones más rápidas y con menos procesos que las grandes compañías. Esta fortaleza fue lo que hizo que más de un negocio se salvara y pudiera subsistir a pesar de la crisis. 

El panorama para las Pymes después de COVID es retador pero lleno de oportunidades, es hora de hacer lo que mejor saben hacer: enfrentar un reto más, con la mejor actitud.

Simula tu crédito si no eres cliente
Simula tu crédito Pyme