Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Más información
Tipos de financiamiento para pymes

Tipos de financiamiento para pymes

Descubre los tipos de financiamiento para pymes y encuentra el ideal para tu empresa.

El financiamiento se refiere al capital que todo propietario de una empresa necesita para iniciar, administrar y hacer crecer su negocio.

Sin embargo, debes considerar los detalles respecto a cuánto dinero necesitarás, cómo lo conseguirás y las características de las diferentes fuentes de financiamiento para pymes que están disponibles y cuál es la más apropiada de acuerdo con tus necesidades.

Tipos de financiamiento para pymes

Las pequeñas y medianas empresas a menudo se autofinancian con el dinero que como empresario hayas invertido inicialmente, el cual en muchas ocasiones proviene de tus ahorros.

Sin embargo, si no cuentas con mucho dinero es complicado iniciar una empresa o el proceso de crecimiento puede ser lento, pues no tienes los recursos para hacer inversiones en bienes que produzcan más valor para tu negocio. 

Por ello, es esencial obtener el financiamiento adecuado, pero no es una tarea fácil encontrar alguno que se ajuste a las necesidades que tenga tu negocio. Las opciones para financiar una pyme incluyen aquellos métodos que están compuestos por deuda y los de capital. 

Como te imaginarás, existen varios tipos de financiamiento para pymes. Algunos empresarios que optan por el financiamiento de deuda consideran los créditos bancarios, el uso de tarjetas de crédito o préstamos de familiares y amigos. Mientras que otros negocios recurren a organizaciones o individuos que se especializan en financiar empresas nuevas o negocios en crecimiento. 

A continuación, se detallan diferentes fuentes de financiamiento para pymes:

  • Familiares, amigos y otros. Esta forma de financiación busca captar dinero de las personas que están más próximas. Se trata de obtener recursos de los que confían en ti y generalmente se usa cuando estás empezando y aún no tienes un historial crediticio que te permita obtener un crédito. Los montos para este tipo de financiamiento generalmente son bajos debido a que son personas que quieren apoyarte, pero tampoco invertirán una gran parte de sus ahorros en tu empresa. Considera que es posible que no obtengas mucho dinero, ni que puedas recurrir a ellos en diversas ocasiones, pero puede ser más rápido que otras opciones.
  • Financiamiento colectivo. Consiste en levantar fondos de pequeños inversionistas que tienen conocimientos iniciales para poder invertir un pequeño monto de capital. Generalmente todo se hace a través de plataformas digitales que hacen campañas de levantamiento de capital mediante cantidades de dinero que no son muy altas, o incluso hasta donaciones. Una de las ventajas es que debido a la promoción que se hace en este tipo de financiamiento recibes notoriedad.
  • Capital semilla o inversionistas ángeles. Se trata de inversores experimentados que tienen mucha experiencia en el desarrollo de empresas y que buscan proyectos con mucho potencial de crecimiento para invertir. En estos casos también se suele apoyar con asesorías, consejos y contactos.
  • Venture Capital. Son fondos liderados por inversores de mucha experiencia que invierten en empresas innovadoras que demuestran tener o que tendrán un rápido crecimiento. La ventaja es que se puede obtener financiamiento por una importante cantidad de dinero.
  • Financiamiento de gobierno. Dinero que proviene del sector público y que se destina a incentivar el emprendimiento. Mucho de ese dinero es a fondo perdido, pero la competencia por este tipo de incentivos es mucha. La cantidad que se puede recibir no suele ser muy alta.
  • Incubadoras y aceleradoras. Son empresas u organizaciones que ayudan a los emprendedores en las primeras etapas de la creación de su empresa. Te aportan dinero, infraestructura y conocimientos.
  • Bancos. Es la opción más tradicional, pero la más confiable, puesto que puedes obtener créditos de instituciones financieras que cuentan con diferentes opciones de financiamiento para empresas de cualquier tamaño. Son esquemas de deuda y la ventaja es que puedes obtener justo el dinero que requieres para empezar o impulsar tu empresa de acuerdo con los planes y necesidades que tengas.
Todos los tipos de financiamiento para pymes aumentan las posibilidades de que tu empresa tenga éxito y aseguran que haya un flujo de caja adecuado para que tu negocio funcione de manera eficiente y pueda crecer.