Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

Conoce el ciclo de vida de un crédito hipotecario

Conoce todos los pasos que debes seguir antes, durante y después de la solicitud de un crédito hipotecario.

Comprar una casa es uno de los anhelos más grandes de muchas personas, pues implica muchos sacrificios. Pero es también la forma de proveer de un patrimonio para la familia. 

Para comprar una casa se tienen dos opciones: la primera es pagarla de contado y la segunda implica algún tipo de financiamiento. La realidad es que son pocas las personas que pueden darse el lujo de comprar una casa en un solo pago. Para adquirir una vivienda, la mayoría de las personas lo hacen con un crédito hipotecario. 

Una hipoteca es una de las decisiones financieras más importante que se pueden tomar, ya que tiene implicaciones de gran relevancia. Es por ello, que es importante que tengas una situación financiera estable, ordenada, un buen ahorro y, además, que puedas contratar el crédito hipotecario que mejor se adapte a tus necesidades.

 

¿Cuál es el ciclo de vida de un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario es un préstamo para comprar una vivienda, que se paga junto con los intereses, seguros y comisiones que genera durante un plazo determinado al inicio del trato. La propiedad que compres quedará en garantía de que cumplirás con tus pagos mientras dure el contrato. Por ello, es importante solicitar un crédito que no ponga en riesgo tus finanzas y tu patrimonio.

Después, al finalizar el pago de tu crédito, deberás acudir al banco para tramitar tu cancelación de hipoteca, que indica que ya no debes dinero al banco y, por lo tanto, la propiedad que estaba en garantía ya no seguirá más en esa condición.

 

¿Cuáles son las fases del crédito hipotecario?

Para adquirir un crédito hipotecario, deberás analizar si estás preparado para adquirir un compromiso de este tipo. Para ello, tendrás que hacer un análisis puntual de tu situación económica y financiera de ese momento, y también la futura.

Una hipoteca es un financiamiento a mediano o a largo plazo que se debe liquidar en cuotas periódicas, generalmente, mensuales. Este gasto puede llegar a ser más elevado que una renta, por lo que es importante que cuentes con solvencia económica antes de solicitarla, para que así te sea posible cumplir con los pagos sin comprometer tu salud financiera.

Para que un banco y tú puedan llegar a un acuerdo sobre un crédito hipotecario, deberás contar con un buen historial crediticio, cierta antigüedad en tu empleo para demostrar tu estabilidad laboral, y con un buen ahorro que se usará como enganche y para otros gastos. Es recomendable que ese ahorro pueda representar al menos el 30% de la casa que deseas comprar, considera que entre mayor sea el enganche será necesario un menor financiamiento. 

Cuando encuentres la mejor opción, firmarás un contrato de crédito. Tú, te comprometes a pagar el monto acordado durante el plazo establecido dejando como garantía la vivienda. El banco asume el compromiso de respetar los términos y condiciones.

Antes de firmar el acuerdo con el banco, asegúrate de conocer todos los detalles del crédito para que confirmes cuál es tu mejor opción. Analiza los intereses y otros gastos importantes relacionados con la compra de una casa, pues existen algunos impuestos y comisiones que tendrás que afrontar al realizar este trámite.

Un crédito hipotecario que se ajuste a tus necesidades es muy útil para materializar tus sueños. Evalúa tu situación financiera y comienza a visualizar tu futura casa.

 

¿Qué quieres aprender?

  • Antes de pedir un crédito hipotecario, conoce estos conceptos básicos y decide lo mejor para tus finanzas.
  • ¿Tienes deudas? Por su tasa de interés competitiva, un crédito hipotecario es una buena alternativa para pagarlas.
  • Conoce los tipos de créditos hipotecarios que existen, en qué consisten y cuáles son sus ventajas.