Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.
Ir al contenido principal

¿Cómo tener una tarjeta de crédito para estudiantes?

Conoce los pormenores de adquirir una tarjeta de crédito para universitarios y aprende cómo obtener el mejor beneficio de este producto.

Las tarjetas de crédito son herramientas financieras que ofrecen la posibilidad de tener una línea de crédito que se renueva mensualmente (revolvente), combinada con un plástico para mayor comodidad de los usuarios. Para poder tener una debes ser mayor de edad.

Para los usuarios, las tarjetas de crédito ofrecen diferentes beneficios e idealmente buscarán las que mejor se adapten a sus necesidades. Al principio tendrán tarjetas con poca línea de crédito y sin muchos beneficios en el largo plazo y luego tendrán mejores tarjetas con más ventajas y una mayor línea de crédito.

Es así como muchos adultos alcanzan poco a poco sus metas, accediendo a mejores oportunidades que los ayudan a obtener créditos para autos e hipotecarios. Sin embargo, te estarás preguntando qué sucede con los estudiantes que acaban de adquirir la mayoría de edad y cómo pueden tener acceso al mundo del crédito.

Existe un producto que va dirigido justo a ellos, cuando ya obtienen un primer empleo y pueden tener sus primeros ingresos. Específicamente se trata de una primera tarjeta de crédito que es un plástico como los otros, pero adaptado a sus necesidades que, como sabes, tienen un perfil diferente al de otro tipo de adultos. Si estás en este grupo, es probable que vivas con tus padres o tutores y que parte de tus gastos sean apoyados por ellos. 

Este tipo de tarjeta de crédito para estudiantes que inician su etapa laboral, te ayudará a iniciar a una buena edad tu historial crediticio, pero seguramente tienes algunas preguntas como: ¿puedo tener tarjeta de crédito si soy estudiante? o ¿cuáles son las mejores tarjetas de crédito para estudiantes? A continuación te lo explicaremos.

¿Puedo tener tarjeta de crédito si soy estudiante?

La respuesta es sí. La idea es que con este tipo de tarjetas de crédito puedas afrontar diferentes gastos y conozcas el funcionamiento del crédito revolvente y te familiarices con conceptos como fechas de pago, fecha de corte e intereses y comisiones.

¿Qué es una tarjeta de crédito para universitarios?

Se trata de productos que están dirigidos a estudiantes mayores de 18 años que finalizan sus estudios y comienzan a trabajar, y que, generalmente, solicitan una identificación vigente, comprobantes de domicilio y de ingresos junto con hacer una consulta al buró de crédito.

¿Cuáles son las diferencias de una tarjeta de crédito para estudiantes con otras?

 

 

 


Al estar dirigidas a estudiantes no se espera que ellos tengan una gran capacidad de pago, por lo que las líneas de crédito no permitirán alcanzar grandes deudas en caso de no pagar el dinero financiado. Por otro lado, es posible que no puedas usar este tipo de tarjetas para situaciones en las que se incluyan meses sin intereses. 

¿Cuáles las mejores tarjetas de crédito para estudiantes?

Tal y como sucede con otros productos, el mejor producto es el que por un lado se ajuste mejor a tus necesidades y posibilidades económicas y, por el otro, el que ofrezca los mejores beneficios como un CAT bajo, pocas comisiones y otros beneficios. Si buscas contratar la mejor tarjeta de crédito para universitarios, debes comparar opciones y definir cuál es el uso que le darás. 

También te podría interesar

    • Tu familia estará respaldada en los momentos más difíciles
    • Tus beneficiarios recibirán el monto contratado
    • Estarás cubierto si viajas al extranjero
    • Asegura el futuro económico de tus hijos, si llegas a faltar
    • Mantén un nivel de vida digno para tu familia cuando ya no estés 
    • Es una garantía para terminar con las deudas que le podrías dejar a tu familia
    • Recibe el apoyo económico para el uso que consideres conveniente
    • Puedes decidir dónde, cuándo y cómo atenderte
    • El seguimiento y atención de tu seguro es por medios digitales